Salud

Con fluidez

Directrices para una correcta reposición de líquidos
Alex Hutchinson | Fotos: iStock -

Los protocolos de hidrataciónhan ido evolucionando en los últimos años. La teoría de que nunca deberías permitir deshidratarte en más de un 2% respecto a tu peso inicial, choca con la realidad de que los corredores de élite pueden sudar hasta un 10% del suyo durante la disputa de un maratón y, encima, batir récords. Stephen Cheung, _ siólogo medioambiental en la canadiense Brock University, puso a unos ciclistas a pedalear durante una prueba de 20 km con una temperatura de +35 ºC tanto hidratados como deshidratados al 3%. En vez de dejarles beber, les suministraba líquido directamente en vena para eliminar el estímulo psicológico de beber. Sorprendentemente, no hubo diferencias en su rendimiento. “Obviamente, hay un punto en el que la deshidratación es un problema, no hay duda”, dice Cheung. Pero ese punto puede estar más lejos de lo que piensas.

COMIENZA HIDRATADO

Para evitar deshidratarte durante un rodaje, debes estar plenamente hidratado desde el inicio. “Cuanto más corta sea la pausa de recuperación entre las tiradas, más difícil es rehidratarse adecuadamente”, dice Eric O’Neal, un fisiólogo de la universidad de North Alabama. Así que quien haga tirada doble, debería vigilar las señales de alerta, como una orina más oscura de lo normal.

TOMA UN TRAGO

Aunque el cuerpo puede apañarse con los “periodos de sequía”, tu mente todavía responde a la sensación del agua pasando por la garganta. Un estudio reveló que tomar de vez en cuando traguitos de menos de 30 ml dilataba la llegada del agotamiento en un 17%. De modo que, en los días calurosos o en rodajes entre 60 y 90 minutos, echa un traguito de agua en una fuente o puesto de socorro.

NO ENTRES EN PÁNICO

En un mundo perfecto, deberías evitar quedar demasiado deshidratado. Pero el mundo no es perfecto y a veces te resultará imposible tomar agua a tiempo. Así que cuando tus planes de beber se tuerzan, recuerda que, al contrario de lo que creías, igual no es para tanto. Si lo tienes presente, afirma Cheung, será “una barrera psicológica menos que te impida rendir bien”.