Nutrición y Salud

¿Cómo afecta el juanete a mi forma de correr?

Un 35% de la población padece de ellos, siendo la relación entre mujeres y hombres del 80-20
Albert Casas -

Una de las alteraciones en los pies más frecuentes en las mujeres son los archiconocidos juanetes y se estima que un 35% de la población padece de ellos, siendo la relación entre mujeres y hombres del 80-20.

Sólo quien los sufre sabe lo dolorosos y molestos que pueden llegar a ser y es cuando nos preguntamos: ¿puedo correr con juanetes?, ¿me estaré haciendo más daño aún?, ¿cómo podría solucionarlo?

Los juanetes, denominados de forma correcta Hallux Abductus Valgus, es la deformación del primer dedo y de la 1ª articulación metatarsofalángica y tienen una causa multifactorial, es decir, se puede producir por varios factores.

 

¿Por qué tengo juanetes?

A continuación vamos exponer una serie de causantes de los juanetes y si los tienes toma buena nota porque como mínimo vas a padecer uno de ellos:

1.- Genética: alguien cercano a tu familia, padres o abuelos, sufre de ellos pero no es que 100% tenga una causa- efecto. Los últimos estudios indican que se hereda la forma de los huesos del pie pero eso no quiere decir 100% que sólo con ello tu tengas que tener juanetes.

2.- Zapatos: la mayoría de zapatos del mercado no respetan la morfología de nuestros pies y este es el principal origen de la deformación de los pies, como por ejemplo, de los juanetes pero también de los dedos en garra, martillo, etc.

3.- Factor hormonal: la hiperlaxitud ligamentosa más propia de la mujer propicia que el pie tenga mayor facilidad a la deformación y sobretodo en periodos como el embrazo y la menopausia, que se segrega una hormona llamada relaxina, afecta directamente a que los ligamentos sean más blandos.

4.- Déficit biomecánico: si al caminar o correr se produce alguna alteración significativa de nuestras articulaciones de los pies, como por ejemplo, una pronación excesiva en la articulación subastragalina, favorece que el pie no trabaje en su mejor versión y favorezca la aparición de juanetes.

 

¿ Puedo correr con juanetes?

Esta es la pregunta del millón y la respuesta no es ni un sí ni un no rotundo, la respuesta correcta es un Sí pero con unas condiciones.

Los condicionantes son muy sencillos y se trata de solucionar todas las causas posibles que estén en tu mano. Así pues, si llevas el zapato adecuado y te aseguras, a través de un  estudio biomecánico personalizado,que no tienen ninguna alteración biomecánica importante estas reduciendo en un 50% los factores causantes de la aparición de los juanetes, ya que los factores genéticos y hormonales, poco se puede hacer.

Correr con juanetes no tiene que ser un impedimento para disfrutar de nuestro deporte favorito pero se debe hacer con los deberes hechos ya que sino aumentamos las probabilidades que la formación se acentúe y aparezcan los dolores.

 

Albert Casas

Podólogo deportivo experto en biomecánica

www.clinikpodologia.com

www.mejoratutecnica.com