Nutrición y Salud

¿Engorda el pan?

El consumo de pan ha ido disminuyendo, ¿a qué se debe?
Andrea Cañas Onzaín -

El pan es pan desde que el hombre es hombre, se tiene evidencia de que el primer pan data del 8000 a.c. (Neolítico) cuando el ser humano dejó de ser nómada y comenzó a ser sedentario. De hecho, el pan junto al vino y la cerveza forma parte del club de los primeros procesados, entiéndase procesado como alimento que no se consume en su estado natural según proviene de la naturaleza.

Que el pan está presente en nuestro día a día no es una noticia novedosa, pero lo que si que lo será es que el pan pierde fuelle, cada vez se consume menos. Y esto, ¿por qué será?

Según el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) el consumo de pan ha ido disminuyendo, situándose en un 3% menos en 2016 con respecto a 2017 (últimos datos actualizados). Esto se debe a diferentes motivos, entre ellos: difícil exportación, sustitución del pan por otros productos industriales equivalentes en cuanto al consumo y la percepción generalizada de que “el pan engorda” y su calidad cada vez es peor.

Y nada más lejos de la realidad, es que es cierto que el pan es cada vez peor, cuesta encontrar un pan no industrial, de masa madre o grano entero y este es el problema, el pan no engorda de por sí más que otro tipo de hidrato de carbono, el problema es que el pan de hoy en día son calorías vacías, carentes de beneficios nutricionales salvo el aporte de energía del propio hidrato y en muchos casos lleva:

- Aceites refinados

- Azúcar en cantidades industriales

Cualquier “dieta” que promueva una alimentación saludable y completa y que no restrinja ningún tipo de alimento como puede ser por ejemplo la dieta mediterránea, recomienda ingerir al menos un 65% de hidratos de carbono de entre el total de las calorías diarias y el pan es una forma óptima de llegar a estos requerimientos.

 

Trucos para escoger un buen pan

Como siempre, mira la etiqueta, lee los ingredientes en caso de ser un pan empaquetado. Si no lo es, has de asegurarte de comprarlo en un obrador en el que te aseguren con qué tipo de harina ha sido hecho.

 

Si es empaquetado:

1. El primer ingrediente y bajo mi punto de vista, debería ser harina integral. Da igual el cereal: trigo, centeno, espelta…

2. Idealmente no debería llevar harina refinada, pero si es así, que esta no sea más del 30% del total, es decir, que al menos el 70% sea integral.

3. No ha de contener azúcar ni ningún derivado: glucosa, dextrosa, jarabe de glucosa, agave, etcétera.

4. Su lista de ingredientes ha de contarse con los dedos de una mano a no ser que tenga muchas semillas como chía, sésamo o pipas que hagan que aumente. Los básicos han de ser: harina, agua, sal y levadura, así de simple.

5. Cuidado con la cantidad pues en panes precortados hay marcas cuyas raciones son grandes. Idealmente no más de 30g por ingesta.

 

Andrea Cañas Onzain

Coach Nutricional