Actualidad

Ritmos calientes en lugares congelados: récord de la milla en la Antártida

Paul Robinson, atleta profesional irlandés, recorrió sobre la nieve los 1.609m. El vídeo resulta espectacular.
runners.es -

Correr una milla siempre resulta agónico. Hacerlo en plena Antártida a -25º centígrados puede resultar inhumano. No pensaba lo mismo Paul Robinson, atleta profesional irlandés que el pasado 25 de noviembre recorrió los 1.609 metros que componen la milla en 4:17.9. Un registro que supone un nuevo récord sobre suelo antártico y que se celebró en una prueba englobada en el Antartic Ice Marathon.

Robinson, que tiene una mejor marca de 3:35.22 en 1.500m, confesó tras la carrera que “fue como, joder, no sé cómo seguir hasta el final. Mis piernas se van a congelar y tengo este dron persiguiéndome mientras corro. Pero tengo que terminar porque no voy a volver a hacer esto en mi vida”.

Vídeo.

La prueba, en la que solo compitió Robinson, se llevó acabo en el Glaciar Unión, donde la distancia fue medida con GPS en cuatro ocasiones antes de la carrera. El atleta pernoctó en el campamento habilitado para los corredores que participan en el Antartic Ice Marathon. “Era como caminar sobre la luna, dijo el atleta, que también hizo referencia a que “hacía mucho frío y el viento era tremendamente fuerte”.

Al contrario que el maratón, que se disputa en un circuito de 10 kilómetros, la prueba de Robinson fue una milla en línea recta. “Era como un desierto de nieve, ni siquiera se veía la nieve. Estás literalmente corriendo hacia un mar blanco”, explica.

“¿Te imaginas a diez tipos corriendo en un circuito como este en los Juegos Olímpicos de Invierno”, le preguntaron a Robinson. “Molaría mucho”, fue su respuesta. “¿Y volverías para correr el maratón?”.

“Ni de broma”, respondió