Gira tu pantalla para ver Runner´s World

Por qué seguir corriendo en verano

Claro, hace mucho calor, pero hay muchas razones para correr en verano.
Por qué seguir corriendo en verano
Por qué seguir corriendo en verano
08/08/2017 - runners.es

Después del invierno, con lo que sufrimos, ¿ahora te quejas porque hace mucho calor? Sí, te ralentiza el ritmo, de hecho, entre un 1,5 y un 3 por ciento por cada 2º que sube por encima de 13°. Y puede minar tu ánimo. Pero entrenando con altas temperaturas, se obtiene un aumento del rendimiento al llegar el otoño.

Cuando hace calor, por una parte tu cuerpo trata de enfriarse por sí mismo mediante el envío de sangre a la superficie de la piel, donde el calor de la sangre se disipa en el aire, afirman los fisiólogos del ejercicio. Esta acción de enfriamiento desvía la sangre (y el oxígeno que abastece de combustible) lejos de los músculos que están trabajando. Para satisfacer las exigencias opuestas de refrigeración y hacer ejercicio, tu cuerpo produce más sangre. Una vez que el mercurio desciende, los músculos disfrutan de este excedente. Te sientes como si puedes volar. Si estás en el límite buscando tu mejor marca, entrenar con calor puede ser el factor que cierre el círculo. Incluso si no estás preparándote para tu mejor registro, el verano trae una gran cantidad de ventajas que echarás de menos una vez que la nieve comience a caer. La próxima vez que estés tentado a descansar en esta estación, considera las gratificaciones del verano.

ENTRENAMIENTOS LUMINOSOS

En verano, los días son más largos y hace que correr por la mañana o por la noche sea más atractivo. Las personas que no se sienten seguras corriendo en la oscuridad pueden encontrar un rato de luz durante el día que no interfiera con el trabajo. Esta exposición a la luz solar también hace que sea fácil obtener tu dosis diaria de vitamina D. Desde que sales por la puerta parece más duro ir en la oscuridad, un cielo brillante significa que es menos probable que te saltes los entrenamientos de verano. Incluso puede experimentar el correr dos veces en un día, por ejemplo 20 minutos la mañana y 20 minutos por la noche. La doble sesión puede ser útil cuando los compromisos laborales o familiares limitan los grandes bloques de tiempo.

CORRE DESPACIO

El verano hace que muchos corredores sientan como que tienen bloques de hormigón en los pies. Pero en lugar de  lamentar tu lentitud, trabaja con ello: oblígate a correr el primer kilómetro a un ritmo más lento ritmo para poder ampliar la cantidad de tiempo que puedes realizar sin sobrecalentarte. Por ejemplo, si correr a 6 minutos por kilómetro es tu hábito, comienza casi a 7. Debes luchar por mantener un ritmo suave.

Después del invierno, con lo que sufrimos, ¿ahora te quejas porque hace mucho calor? Sí, te ralentiza el ritmo, de hecho, entre un 1,5 y un 3 por ciento por cada 2º que sube por encima de 13°. Y puede minar tu ánimo. Pero entrenando con altas temperaturas, se obtiene un aumento del rendimiento al llegar el otoño.

Cuando hace calor, por una parte tu cuerpo trata de enfriarse por sí mismo mediante el envío de sangre a la superficie de la piel, donde el calor de la sangre se disipa en el aire, afirman los fisiólogos del ejercicio. Esta acción de enfriamiento desvía la sangre (y el oxígeno que abastece de combustible) lejos de los músculos que están trabajando. Para satisfacer las exigencias opuestas de refrigeración y hacer ejercicio, tu cuerpo produce más sangre. Una vez que el mercurio desciende, los músculos disfrutan de este excedente. Te sientes como si puedes volar. Si estás en el límite buscando tu mejor marca, entrenar con calor puede ser el factor que cierre el círculo. Incluso si no estás preparándote para tu mejor registro, el verano trae una gran cantidad de ventajas que echarás de menos una vez que la nieve comience a caer. La próxima vez que estés tentado a descansar en esta estación, considera las gratificaciones del verano.

ENTRENAMIENTOS LUMINOSOS

En verano, los días son más largos y hace que correr por la mañana o por la noche sea más atractivo. Las personas que no se sienten seguras corriendo en la oscuridad pueden encontrar un rato de luz durante el día que no interfiera con el trabajo. Esta exposición a la luz solar también hace que sea fácil obtener tu dosis diaria de vitamina D. Desde que sales por la puerta parece más duro ir en la oscuridad, un cielo brillante significa que es menos probable que te saltes los entrenamientos de verano. Incluso puede experimentar el correr dos veces en un día, por ejemplo 20 minutos la mañana y 20 minutos por la noche. La doble sesión puede ser útil cuando los compromisos laborales o familiares limitan los grandes bloques de tiempo.

CORRE DESPACIO

El verano hace que muchos corredores sientan como que tienen bloques de hormigón en los pies. Pero en lugar de  lamentar tu lentitud, trabaja con ello: oblígate a correr el primer kilómetro a un ritmo más lento ritmo para poder ampliar la cantidad de tiempo que puedes realizar sin sobrecalentarte. Por ejemplo, si correr a 6 minutos por kilómetro es tu hábito, comienza casi a 7. Debes luchar por mantener un ritmo suave.


MÁS POSIBILIDADES PARA LO CORTO

No importa dónde vivas, el verano desencadena un aumento en el número de carreras especialmente cortas. Incluso en las ciudades más calurosas o húmedas, te puedes encontrar un 5k (o millas urbanas) casi cada fin de semana, y algunas nocturnas en los días laborales. Correr una por mes puede mantener tu motivación y servir como test de tu progreso de cara a tu objetivo del otoño. Las competiciones también pueden sustituir a los entrenamientos de velocidad. Tener un dorsal en tu pecho proporciona una motivación adicional, y es mucho más divertido que machacar tus pulmones en la pista.

ENTRENA AL AIRE LIBRE

Abandona la cinta de correr por el aire fresco y el sol, porque esto puede ayudar a corregir tu técnica. Sin la amortiguación de  la cinta de correr, los corredores tienden a realizar las zancadas más rápidas y más pequeñas. El entrenamiento cruzado a través de la bicicleta, la natación, el senderismo o el tenis, no sólo ofrecen escapar del sofocante pavimento, sino también permitir un mayor volumen de entrenamiento con menos riesgo de fatiga y lesiones. El verano es también el momento ideal para trail running, que es una excelente forma de hacer ‘entrenamiento cruzado’ para los corredores que llevan una rutina constante en carreteras. Los senderos mejoran la fuerza y la resistencia obligando a levantar los pies y adaptarse a diversos terrenos y superficies. Y, además, porque los senderos tienden a estar sombreados por árboles, que ofrecen protección del sol e incluso un aumento de oxígeno.

MENOS RODAJES DRAMÁTICOS

En el verano, las fuentes de agua están encendidas, los baños están abiertos y el largo kilometraje requiere menos preparación logística. Aprovéchate de este tipo de comodidades programando las tiradas largas en consecuencia: planea pasar por tramos de parques que tengan fuentes de agua y buenos tramos con sombra. Y disfruta de la poca ropa (y las pocas lavadoras) que no puedes usar en temporadas frías. El verano es genial para correr con pocas prendas, lucirás cuerpo.


Deja tu comentario

Avanza hasta el final para pasar al siguiente artículo
Avanza hasta el final para pasar de página

Te recomendamos

Análisis / Brooks Levitate

Todo nuevo para buscar nuevas sensaciones....

¡Los 1.000 metros más rápidos que hayas corrido!

adidas realiza un circuito por toda España con su modelo Supernova...

Las 11 lesiones más comunes del corredor

Conócelas bien para escapar de ellas. Y si te cogen, aprende a tratarlas como es debi...

Pau Gasol y Miguel Ángel Muñoz comparten aventura

Pau Gasol y Miguel Ángel Muñoz de aventura en los Dolomitas italianos...

A tus pies toda la tecnología Boost

La tecnología Boost de adidas se adapta a cualquier tipo de corredor, encuentra a tu ...

Dime cómo corres y te diré qué zapatillas utilizar

De la mano de Sprinter te mostramos la zapatilla que se asemeja a tu forma de entende...



Runner´s World te recomienda

4 fórmulas para correr acompañado

4 fórmulas para correr acompañado

Los amigos -humanos, caninos o virtuales- te motivan.

20/10/2017 | Jeff Galloway

El Top-10 de Nuria Fernández para triunfar en un 5K

El Top-10 de Nuria Fernández para triunfar en un 5K

Sigue los consejos de una de las grandes atletas españolas y consigue todo lo que te propongas.

18/10/2017 | runners.es

Aprende a manejar el dolor

Aprende a manejar el dolor

Los ‘festivales’ de fondo te entrenan para resistir el dolor de la competición

10/10/2017 | Alex Hutchinson

¿Por qué no se aconseja estirar antes de correr?

¿Por qué no se aconseja estirar antes de correr?

Responde Juan Carlos Granado, uno de los entrenadores más prestigiosos de nuestro país.

02/10/2017 | runners.es

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.