Gira tu pantalla para ver Runner´s World

KIA Niro, consumado mediofondista

El nuevo híbrido de Kia no te dejará indiferente
KIA Niro, consumado mediofondista
KIA Niro, consumado mediofondista
01/02/2017 - Alberto Hernández para KIA


Si fuera atleta, claramente hablaríamos de un corredor de 1.500 m. Capaz de impresionar con su velocidad a los más explosivos sprinters e inundar de sudor la frente de cualquier maratoniano con su aguante infinito. Un multiusos que lo mismo triunfa en cross, pista o asfalto. Un híbrido en toda regla. Es, además, hijo de su tiempo, plagadito de tecnología. Tanto que hemos decidido hermanarlo con otro producto doctorado de ella, el GPS TomTom Runner 2 (sí, el del reproductor musical incorporado). Es sencillo, nos cuentas cuáles son los tres puntos clave por los que destaca este súper coche (vas a tener difícil la elección, avisamos) y te puedes llevar gratis esa herramienta indispensable para monitorizar tu entrenamiento. Luego te contamos más detalles, primero vamos a conducir un rato.

UN RUNNER, UN COCHE

Ven, acércate. Más, un poco más. Así esta bien. Tengo que contarte un secreto: en mis 20 años de dedicación a juntar letras aquí y allá, jamás había probado un coche. Zapatillas ni se sabe. Camisetas, centenares. Mallas, lo mismo. Cronómetros, unos cuantos. Calcetines, cremas de masaje, mochilas… Pero vehículos cero. Lo sé, vaya panorama, ¿no? Pensé lo mismo cuando me dijeron si me apetecía la experiencia. De hecho no solo lo pensé, lo dije: “A ver, con la de fueras de serie que tenemos como compañeros en las revistas de automoción… ¿Le proponéis esto a uno de Runner´s World? Que os lo está diciendo el nombre, por favor. Carrocería ligera, corazón por motor, piernas por ruedas. Una mecánica muy sencilla; pasos rápidos y acompasados… Me parece que no os puedo ayudar. Gracias. Hasta luego. ¿Una galleta?”. Pero no, resulta que eso es precisamente lo que pretendían, la visión de un corredor. Uno que cumplía la única condición realmente importante: tener carnet de conducir. Así que manos al volante.

El encuentro con mi potente compañero despejó cualquier tipo de duda. Ya me daba igual todo. ¿Qué me puedo pasar una semana yendo de un lado para otro subido en esa preciosidad? ¿Dónde hay que firmar? Si hago mucho el ridículo ya subiré a ver a mi amigo Juan Ignacio Eguiara (subdirector de Automóvil) para enmendar la plana. Y es que con el nuevo Kia Niro sucede lo mismo que con las buenas zapatillas de correr; entran por los ojos. Una cosa destinada a darte satisfacción y bienestar tiene que ser bonita; a partir de ahí hablamos. El que diga lo contrario, miente. Como un bellaco.

Ser deportista implica mucho más que sudar tres o cuatro días a la semana. Por eso no es asunto baladí escoger el coche en el que te desplazas. Los runners disfrutamos tanto del medio ambiente que respetarlo constituye una obligación ética. Por eso te sientes un poquito mejor cuando diriges un vehículo de funcionamiento híbrido como este, una máquina que, según las circunstancias del momento o el modo de conducción, usa gasolina, electricidad, o ambas.

Esto incide de manera superlativa en el consumo (y en el bolsillo, amigo): de unos escasos 3,8 a unos igualmente mínimos 4,4 litros cada 100 kilómetros. De ahí se deriva que su competitividad en las emisiones de CO2 sea fantástica: 88-101 g/km). Y hay más: cuando seleccionas el modo de conducción Eco, con cambio automático, de la propulsión se encarga principalmente el motor eléctrico, lo que te permite avanzar sin ruido (ni humos). Es una sensación muy sosegada pero, eso sí, más de una vez tendrás que accionar el claxon porque los peatones más despistados no te escuchan llegar. Hablamos de un nivel espectacular de silencio usando solo las baterías… ¡En velocidades que rondan los 120km/h! Ojo, eso no perjudica a su reprís, puesto que el motor de gasolina entra en acción cuando son necesarias aceleraciones severas (junto al eléctrico desarrolla una potencia de 141 cv, que como diría aquel: ¿Necesitas más?).

La verdad es que una vez que tuve conocimiento de todas estas ventajas barrunté lo mismo que hubiera barruntado cualquiera de vosotros. Eso es; que una máquina tan ‘molona’ tenía que salir por un ojo de la cara, así que mejor hablar de pasta antes de encapricharse demasiado. Y oye, sorpresón: 19.900€. Comparado con otros de su categoría (un crossover al que ya le puedes poner en apuros lo que te de la gana) es realmente interesante. Además tiene 7 años de garantía (baterías incluidas), lo que no deja de tener un efecto tranquilizador a la hora de decantarse por sus servicios.

Nosotros le dimos tute, a qué engañarnos. Carretera por aquí, camino de tierra por allá (algunos técnicamente complicados, de los de “¿paso o no paso?”). Nos fuimos al Monte de El Pardo y allí anduvimos curveando, acelerando, frenando… Que si ahora en manual… Que si ahora en automático… Que a ver qué tal se comporta en las curvas… Subir (sí, la mítica cuesta de la Media Maratón de Fuencarral; ahí le dimos cera). Bajar… Vamos, que se lo pasa uno pipa con esto de probar coches. Y mucho menos cansado que con las zapatillas. Respondió como responden los africanos en un 10.000; sabes que hagas lo que hagas te van a ganar. Además de su versatilidad impresiona su soltura, un comportamiento muy ligero que hace que te sientas hábil al conducirlo. Divertirse, una palabra que a veces olvidamos en los atascos de la capital… Y no, no tiene que ser así. Si te diviertes corriendo, ¿por qué has de renunciar a hacerlo conduciendo?

Luego está el tema de los acabados y los detalles. Particularmente me encanta que puedas dejar cargando el móvil en un sito especialmente diseñado para cargar el móvil, no en cualquier recoveco del que pueda salir disparado y adiós muy buenas. Además del espacio reservado e identificado a primer golpe de vista, la superficie es antideslizante, por lo que evitas molestos soniquetes. Es un área apta también para cargar el reloj o cualquiera de los instrumentos de medición que usamos al entrenar y que, la Ley de Murphy manda, siempre nos olvidamos de rellenar en casita la noche antes. Tiene también portabidón, indispensable esos domingos de competición en los que a todos nos atenazan los nervios y, a pesar de haber bebido dos litros de agua, creemos firmemente que podemos ser presas de la deshidratación. El maletero es más que amplio, lo que viene bien no solo a la hora de viajar, si no de distribuir todos los enseres de que precisa el running moderno. Es habitual en la gente que nos movemos mucho lo de dejar la bolsa preparada siempre en el coche, por no hablar de bebidas, esterillas de gimnasia, pesas, gomas… Bueno por tanto tener hueco de sobra para que los utensilios de nuestra devoción no resten cabida al resto de cosas que transportamos cada jornada (porque lo de decirle al niño que meta la mochila del cole en el asiento trasero porque el maletero va a reventar, no mola nada).

Hablando de asientos. Un abrazo para el tipo que los diseñó tan confortables. Es necesario para un civil, pero imprescindible para un homo runner. Sobre todo si tiene por costumbre ponerse un dorsal más allá de los límites de su provincia. ¿Habéis probado a regresar de un maratón por carretera en un coche con asientos incómodos? Pues eso, ni a vuestro peor enemigo. Habrá que ver lo que dice la gente lista que hace estudios, pero ya os digo yo que, a bulto, un trance de esos son tres días más de recuperación. Tres días. Sin entrenar. Un infierno. Haremos aquí una aclaración dedicada a nuestros primos primeros del triatlón y segundos del ciclismo. Se abaten de manera muy sencilla y, sí, cabe la bici sin problemas. ¿Qué necesitas llevar más de una? Al techo, que tiene barras para acoplar una baca para que la llenes como si estuvieses en el Tour.

En definitiva, hay coches y coches. Pero no todos tienen lo que un corredor demanda. Tú a tu pareja, a tus padres, a tus hijos o a tus amigos les dirás lo que te de la gana, pero todos sabemos que el runner lo es 24 horas al día y buena parte de nuestras decisiones -aunque nos empeñemos en camuflarlo- vienen condicionadas por la irrefrenable pasión hacia las zancadas. Y la compra de un vehículo es una de las más importantes.

¡A POR EL GPS TOMTOM RUNNER 2!

Adelante, demuestra lo que sabes del nuevo Kia Niro. Solo tienes que responder a tres fáciles preguntas en nuestra encuesta y podrás llevarte un compañero ideal para sacarle el máximo partido a tu esfuerzo. Además de las clásicas funciones de un cronómetro, pulsómetro y GPS disfrutarás de notificaciones en tu teléfono, entrenamiento de intervalos, seguimiento de actividad y patrón de sueño. Y si no solo eres corredor estás de enhorabuena porque posee un modo multideporte con el combinar varias disciplinas. En el caso de que te guste ejercitarte con música vas a alucinar; puedes almacenarla y reproducirla con unos auriculares Bluetooth (no incluidos) y recibir datos de tu rendimiento (distancia, velocidad o tiempo) vía audio.

¡PARTICIPA!

Deja tu comentario

Avanza hasta el final para pasar al siguiente artículo


Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.