Gira tu pantalla para ver Runner´s World

En el corazón de la Behobia

Visitamos al equipo organizador de la legendaria prueba vasca antes de su celebración.
En el corazón de la Behobia
En el corazón de la Behobia
10/11/2017 - Alberto Hernández | Fotos: Jaime de Diego

PARA LA GRAN MAYORÍA de corredores la Behobia-San Sebastián es una clásica disputada a mediados de noviembre. Su embrujo se circunscribe a un largo fin de semana en el que acaba resultando imposible discernir entre cultura, gas­tronomía y deporte. Veinte kilómetros, tan diferentes al resto que provocan en el debutante la indescriptible sensación de paraíso encontrado. La corres y te ena­moras. Vete a saber por qué, nosotros nos remitimos a constatar un hecho. El caso es que nadie esgrime una mala palabra en su contra. Promete lo que ofrece, y lo que ofrece es mucho, tal vez demasia­do; de ahí ese ataque de orfandad que muchos experimentan en la siguiente ocasión que toca prenderse un dorsal.

Para la masa en pantalón corto, decíamos, el juego dura apenas 48 horas, desde que recoges el número asignado hasta engullir el chuletón que festeja tu hazaña personal. Pero para un reducido grupo de personas 'La Behobia' es un camino con muchos más desniveles de los que contempla el programa oficial, un recorrido de 365 días que comienza apenas ha cruzado la meta el último fondista vocacional de cada edición.

Si eres forastero y quieres dar con ellos lo primero es preguntar por el Po­lideportivo Municipal Pío Baroja. Allí, al fondo de un corto pasillo que nace al lado de la taquilla, se abre una pequeña oficina ocupada por ocho entusiastas del disfrute ajeno, los encargados de gestionar las tres decenas de miles de sueños que, mediado el otoño, se desparramarán sobre el alquitrán de la GI-636.

Son la punta de lanza del club organizador, el C.D. Fortuna, entidad sin la que sería imposible entender el desarrollo del deporte como vehículo de esparcimiento y salud dentro de la Bella Easo. A estos ocho magnífi­cos se les ha encomendado la gestión de un evento cuyos costes ascienden a 1.250.000 euros. Una pasta, sí, de largo la prueba más emblemática del colectivo, quien utiliza hasta el último céntimo del superávit para desarrollar el resto de sus secciones: esgrima, tenis de mesa, escalada, montaña, voley, natación, ajedrez, paddle surf, water­polo, remo...

Un buena parte de esas ganancias se deben al impresionante número de voluntarios que manejan, “cerca de 1.500”, nos cuenta Fernando Ibarreta, encargado de la producción y las rela­ciones comerciales: “Gente altruista que lo da todo a cambio de la satisfac­ción de ayudar a un club con más de 100 años de historia”.

PARA LA GRAN MAYORÍA de corredores la Behobia-San Sebastián es una clásica disputada a mediados de noviembre. Su embrujo se circunscribe a un largo fin de semana en el que acaba resultando imposible discernir entre cultura, gas­tronomía y deporte. Veinte kilómetros, tan diferentes al resto que provocan en el debutante la indescriptible sensación de paraíso encontrado. La corres y te ena­moras. Vete a saber por qué, nosotros nos remitimos a constatar un hecho. El caso es que nadie esgrime una mala palabra en su contra. Promete lo que ofrece, y lo que ofrece es mucho, tal vez demasia­do; de ahí ese ataque de orfandad que muchos experimentan en la siguiente ocasión que toca prenderse un dorsal.

Para la masa en pantalón corto, decíamos, el juego dura apenas 48 horas, desde que recoges el número asignado hasta engullir el chuletón que festeja tu hazaña personal. Pero para un reducido grupo de personas 'La Behobia' es un camino con muchos más desniveles de los que contempla el programa oficial, un recorrido de 365 días que comienza apenas ha cruzado la meta el último fondista vocacional de cada edición.

Si eres forastero y quieres dar con ellos lo primero es preguntar por el Po­lideportivo Municipal Pío Baroja. Allí, al fondo de un corto pasillo que nace al lado de la taquilla, se abre una pequeña oficina ocupada por ocho entusiastas del disfrute ajeno, los encargados de gestionar las tres decenas de miles de sueños que, mediado el otoño, se desparramarán sobre el alquitrán de la GI-636.

Son la punta de lanza del club organizador, el C.D. Fortuna, entidad sin la que sería imposible entender el desarrollo del deporte como vehículo de esparcimiento y salud dentro de la Bella Easo. A estos ocho magnífi­cos se les ha encomendado la gestión de un evento cuyos costes ascienden a 1.250.000 euros. Una pasta, sí, de largo la prueba más emblemática del colectivo, quien utiliza hasta el último céntimo del superávit para desarrollar el resto de sus secciones: esgrima, tenis de mesa, escalada, montaña, voley, natación, ajedrez, paddle surf, water­polo, remo...

Un buena parte de esas ganancias se deben al impresionante número de voluntarios que manejan, “cerca de 1.500”, nos cuenta Fernando Ibarreta, encargado de la producción y las rela­ciones comerciales: “Gente altruista que lo da todo a cambio de la satisfac­ción de ayudar a un club con más de 100 años de historia”.


En esta modesto espacio repleto de recuerdos que arañan el corazón de cualquier alma devota del citius, altius, fortius, caben muchas ilusiones. Infinitas ganas de currar, de partirse el lomo para que los korrikalaris vayan por media España (y Francia, no olvi­demos que los vecinos del norte acuden a millares) refiriéndose a su carrera como “la mejor” o “una de las mejores”, según gustos. Lo que no cabe es el inmenso tonelaje de todo lo necesario para vestir la fiesta como Dios manda. Por ello alquilan durante el curso un almacén amplio, de 2.500 m cuadrados, que siempre acaba a reventar en cuanto la ciudad comienza a oler a suela que­mada… Un espectáculo para los amigos de las transacciones logísticas es ver desfilar desde sus puertas los más de 40 trailers necesarios para transportar el material a las entrañas del trazado.

Aunque la joya de la corona, lo que les hace presumir, sacar pecho hasta reventar la camisa imitando a sus hermanos bilbaínos, es el ejemplar des­pliegue sanitario. Lo dibuja a grandes trazos Iñigo Etxeberria, Coordinador General de la carrera: “Se organiza con tres instituciones; DYA Gipuzckoa, Cruz Roja (5 km finales) y el Servicio de Emergencia de Osakidetza. Desde el kilómetro 0 hasta el 15 se encarga DYA con 5 puestos sanitarios más 10 motos y 130 socorristas a pie (en total disponen de 32 vehículos). Además tienen 6 mé­dicos y 12 enfermeros. Como está cons­tatado en eventos de este tipo, el mayor número de asistencias se producen en los últimos kilómetros, así que en ese tramo hemos duplicado el operativo; 250 personas -entre coordinadores, médicos (15), enfermeros y socorristas- y 48 vehículos”.

El éxito de su modelo es irrefutable. Un club -no uno más, si no una ONG declarada de utilidad pública (título que no se lo dan a cualquiera)- gestio­nado con un nivel de precisión y sol­vencia que en nada tiene que envidiar a los grandes colosos empresariales del sector (y no hablamos solo a este lado de los Pirineos). Un prueba que ofrece todos los requisitos del moderno run­ning sin dejar de manufacturarse como aquellas viejas pioneras en las que el trato al participante se colocaba muy por encima de la cuenta de beneficios. Tres decenas de miles de personas acu­den cada año; pregúntense por qué.


IÑIGO ETXEBERRIA | COORDINADOR GENERAL

“En el Maratón de Nueva York (tienen 20.000 finishers más que nosotros) trabajan 60 personas a jornada completa durante el año y, en el último tramo antes de la prueba, ese número asciende a 140. En Behobia somos 4 durante todo el año (Fernan­do Ibarreta, Egoitz Aldanondo, Amalur Olasagasti y yo) y a mediados de septiembre se incorporan cuatro personas más (Iñaki Txakartegi, Mikel Garmendia, Daniel Soliño y Arantza Rojo). En total, contando los meses previos y el día de la carrera, más de 1.800  personas están involucradas”, explica desde el punto donde el 12 de noviembre se colocará el arco de salida.


FERNANDO IBARRETA | PRODUCTOR EJECUTIVO Y RELACIONES COMERCIALES

“Soy un conseguidor de cosas. Desde dinero hasta Coca colas, pasando por papel higiénico. Me paso el día de reunión en reunión, tratando de tener a las más de 60 empresas e instituciones colaboradoras contentas, dando el mismo cariño al que nos aporta mucha pasta que al que nos regala unas tiritas. Esa la misma filosofía que tenemos con los corredores; es igual de importante para nosotros el que gana que el que llega el último… Hombre, al primero siempre le das dos besos y al último un apretón de manos (risas)”, relata desde la cumbre del Alto de Miracruz, el segundo punto más alto del recorrido (50 metros).


DANIEL SOLIÑO | BEHOBIA TXIKI Y FINANZAS

“Por un lado me encargo de la or­ganización de la feria del corredor; planificar la situación de los stands, su contratación, los puntos de infor­mación... Luego está mi tesoro, la Behobia Txiki, que se disputa la tarde del sábado. En ella participarán 2.500 niños (con edades entre 0 y 13 años). El día de la carrera me encargo de coordinar la zona de meta para que la llegada sea fluida”.

EGOITZ ALDANONDO | COMUNITY MANAGER

“Mi función es encargarme de todas las publicaciones e interactuar con los participantes y seguidores. En Facebook tenemos 5.351 followers, que siempre suben según se acerca la carrera. En Twitter somos 9.743 y en Instagram ahora mismo estamos en 3.021. Además diseño las creativi­dades y, cuando se acerca la prueba, apoyo donde tenga que apoyar, desde coger el teléfono a llevar un vehículo”.

ARANTZA ROJO | COMUNICACIÓN Y PROTOCOLO

“Edito la revista que se entrega a todos los corredores. Además organizo las ruedas de prensa y la presentación oficial con los patrocinadores. El día de la prueba me ocupo del funciona­miento de la zona VIP, donde coinci­den atletas, medios de comunicación y personajes destacados de la política, la cultura… Muy cerca, en el kiosko del Boulevard, coordino las ceremo­nias de premiación”.


MIKEL GARMENDIA E IÑAKI TXAKARTEGI | RESPONSABLES DE LOGÍSTICA

Son los encargados de montar un rompecabezas logístico de envergadura colo­sal. Y es que según van cayendo ojas en el calendario y el monstruo acecha tras la esquina, imagínense el extraodirnario desfile de cajas, lonas, hierros... Mikel se encarga de gestionar el almacén, el reparto de materiales a los diferentes puntos de la carrera, los avituallamientos... Iñaki es su mano derecha, su cometido es registrarlo todo informáticamente (de otro modo lo de la aguja en el pajar sería un pasatiempo infantil comparado con lo que se maneja en su particual cuartel general de intendencia). Son el complemento perfecto, un duo equilibrado y eficaz. Ellos son los que consiguen que todo lo necesario para el desarrollo de ‘La Behobia’ llegue a su destino.

AMALUR OLASAGASTI | INSCRIPCIONES, INCIDENCIAS Y ATENCIÓN AL PARTICIPANTE

“Me encargo de gestionar todas las inscripciones y los pagos, además de la distribución de los dorsales en los puntos de recogida (41 tiendas). Además tengo que lidiar con todos los ‘marrones’ previos y posterio­res, cualquier problemática que pueda surgir. Durante la prueba es­toy en el centro de coordinación”.


Deja tu comentario

Avanza hasta el final para pasar al siguiente artículo
Avanza hasta el final para pasar de página

Te recomendamos

Lánzate al trail con la zapatilla ideal

Solo los que lo han probado saben lo que enamoran los kilómetros en la montaña....

Probamos la colección Free II de Joma

Comodidad y ajuste, sin renunciar al diseño...

La rodilla del corredor: Condropatía rotuliana

Una patología recurrente en el mundo del running....

Tú marcas las reglas, nuestro evento más íntimo

Descubre los trucos para no fallar en tus entrenamientos...

Análisis / Brooks Levitate

Todo nuevo para buscar nuevas sensaciones....

¿Qué le dirías a tu yo futuro?

Cada decisión en base a nuestros valores y objetivos nos hacen ser las personas que s...



Runner´s World te recomienda

Listos para el 40º Zurich Maratón Internacional de San Sebastian

Listos para el 40º Zurich Maratón Internacional de San Sebastian

La prueba vasca de los 42,195 kilómetros acogerá este domingo a más de 3.200 corredores en su cuarta década de existencia.

24/11/2017 | Pablo Vázquez

Toni Abadía y Núria Fernández, favoritos al triunfo en Montjuïc

Toni Abadía y Núria Fernández, favoritos al triunfo en Montjuïc

Los españoles parten como favoritos en la 94ª edición de la clásica barcelonesa.

24/11/2017 | EFE | Foto: Sportmedia

Despide el 2017 en la San Silvestre de Las Rozas

Despide el 2017 en la San Silvestre de Las Rozas

El próximo 31 de diciembre, por la mañana, sin trastocar cenas familiares ni con amigos, a las 10:00. ¡Una cita obligatoria!

23/11/2017 | Pablo Vázquez

La IAAF concede el 'Gold Label' al Medio Maratón de Barcelona

La IAAF concede el 'Gold Label' al Medio Maratón de Barcelona

La prueba estrenará esta etiqueta el próximo 11 de febrero de 2018

22/11/2017 | EFE

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.