Gira tu pantalla para ver Runner´s World

La Ataxia no frenó a Arnau para conquistar los casi 3.000 metros del Puigmal

Rodamunt y una joëlette acompañaron a este chico afectado de una enfermedad neurológica a subir a esta gran montaña.
La Ataxia no frenó a Arnau para conquistar los casi 3.000 metros del Puigmal
La Ataxia no frenó a Arnau para conquistar los casi 3.000 metros del Puigmal
12/07/2017 - Alex Perez Caballero / Edita: Ezequiel Bellido / Foto: Alex Pérez Caballero

El pasado 8 de julio un grupo de 30 personas se juntaban en Fontalba -en la localidad gerundense de Queralbs, a 2.000 metros de altitud- con el objetivo de acompañar a Arnau a la cima del Puigmal, emblemática montaña de casi 3.000 metros de altitud situada en los Pirineos Orientales.

Arnau es un chico que hace unos años tuvo que dejar de hacer lo que más le gustaba, andar, corretear y conquistar cimas de altas montañas. Una enfermedad neurológica que le produce ataxia -falta de coordinación de movimientos- le dejó con el grandísimo inconveniente de poder caminar con normalidad y menos en un entorno como el monte.

Para que veáis el fanatismo y el buen nivel de este montañero de pro, en su día llegó a conseguir un gran nivel de escalada e incluso a hacer cumbre del Cho Oyu, uno de los ocho miles más famosos del Himalaya. Incluso u durante un tiempo, se dedicó a regentar algunas tiendas de deportes de montaña muy conocidas en las localidades de Terrassa y Sabadell.

Aún sabiendo lo que le ocurrió, sus ganas de seguir hacia delante y su gran positividad le han hecho adaptarse muy bien a su nueva situación, marcándose nuevos proyectos vitales como el que os narramos. Gracias a Rodamunt -una asociación ubicada en Barcelona, que se apoya en un numeroso grupo de voluntarios, y que tiene por objetivo que las personas con dificultad de movilidad puedan hacer excursiones por la montaña- Arnau consiguió aquel segundo sábado de julio conquistar los 2.913 metros del Puigmal.

El pasado 8 de julio un grupo de 30 personas se juntaban en Fontalba -en la localidad gerundense de Queralbs, a 2.000 metros de altitud- con el objetivo de acompañar a Arnau a la cima del Puigmal, emblemática montaña de casi 3.000 metros de altitud situada en los Pirineos Orientales.

Arnau es un chico que hace unos años tuvo que dejar de hacer lo que más le gustaba, andar, corretear y conquistar cimas de altas montañas. Una enfermedad neurológica que le produce ataxia -falta de coordinación de movimientos- le dejó con el grandísimo inconveniente de poder caminar con normalidad y menos en un entorno como el monte.

Para que veáis el fanatismo y el buen nivel de este montañero de pro, en su día llegó a conseguir un gran nivel de escalada e incluso a hacer cumbre del Cho Oyu, uno de los ocho miles más famosos del Himalaya. Incluso u durante un tiempo, se dedicó a regentar algunas tiendas de deportes de montaña muy conocidas en las localidades de Terrassa y Sabadell.

Aún sabiendo lo que le ocurrió, sus ganas de seguir hacia delante y su gran positividad le han hecho adaptarse muy bien a su nueva situación, marcándose nuevos proyectos vitales como el que os narramos. Gracias a Rodamunt -una asociación ubicada en Barcelona, que se apoya en un numeroso grupo de voluntarios, y que tiene por objetivo que las personas con dificultad de movilidad puedan hacer excursiones por la montaña- Arnau consiguió aquel segundo sábado de julio conquistar los 2.913 metros del Puigmal.


Subido a una joëlette -que no es más que silla montada sobre un estructura especial, que descansa sobre una rueda, a modo de híbrido entre monociclo y rickshaw- Arnau pudo disfrutar de un recorrido que ya había hecho en repetidas ocasiones. Tirado por la humanidad, empatía, habilidad y prudencia de algunos de los voluntarios de Rodamunt, fue progresando poco a poco.

La jornada comenzó a las 8:30 de la mañana, y Arnau y sus amigos tuvieron que atravesar algunos tramos un poco delicados por lo escapado del terreno. Rocas sueltas, fuertes pendiente y lo pelado que estaba el terreno en algunas zonas, podía provocar un resbalón que no se podían permitir. La atención era fundamental, así como altas dosis de fuerza para ayudar a Arnau. En este sentido optaron por una rotación de voluntarios los cuales se relevaban cada aproximadamente 100 metros. Tras 3 horas de esfuerzo pero también de disfrute, Arnau conseguía llegar al top del Puigmal. Un entorno de montaña en el que Arnau siempre se ha sentido muy feliz le volvía a recibir como siempre lo hace con quien sabe respetarla. Un poco de lluvia incluso granizo, mucho viento y algún que otro relámpago en la lejanía, acompañó al equipo en la ruta. La montaña no es fácil ni predecible, tan acogedora como hostil, pero así hay que amarla.

Una hora en la cima dio mucho de sí para compartir comida, bebida, unas risas y descansar un poco. Pero el viento y la lluvia, incluso el granizo les hizo pensar que lo mejor era comenzar a bajar sin demora. En este sentido y como buen montañero que es, Arnau sabía que la bajada suele ser más delicada que la subida y así lo decía su cara en las secciones más difíciles.


Juan Carlos y Oriol, dirigieron el porte de joëlette con mucho temple y prudencia. La tendencia era a correr más de lo necesario, pero la sensatez les obligaba a echar el freno y retener la silla en múltiples ocasiones, sobre todo en las zonas más delicadas. Tras dos horas de marcha de descenso ya estaban de nuevo en el punto de partida. Y curiosamente la lluvia comenzó a arreciar una vez estaban abajo. Parece como si la montaña hubiera tenido la generosidad de esperar hasta que terminaran tan generosa actividad.

El nombre Rodamunt viene de una palabra creada a partir de roda=rueda en catalán y amunt=arriba en catalán. El concepto no puede ser más simple: ¡Siempre arriba! ..como reza el dicho atribuido a Teresa de Calcuta.

El motor de las actividades que propone esta asociación nada tienen que ver con la épica ni con el reto, simplemente hacen aquello que más les gusta: subir y bajar montañas. Hay quien lo hace caminando, escalando, corriendo, con esquís, en bicicleta, en Rodamunt, lo hacen con joëlette. Su primera es esta: “Si compartes lo que más te gusta, te gustará más”.


Deja tu comentario

Avanza hasta el final para pasar al siguiente artículo
Avanza hasta el final para pasar de página

Te recomendamos

A tus pies toda la tecnología Boost

La tecnología Boost de adidas se adapta a cualquier tipo de corredor, encuentra a tu ...

No más excusas para no entrenar

Runner's World Woman te invita a un entrenamiento para aprender a controlar tus regla...

¡Que no te detenga el verano!

Todo lo que necesitas saber para seguir corriendo en los meses de calor...

Hidrata tu cuerpo de manera eficaz

En verano debemos preocuparnos más si cabe por una correcta hidratación. La sed e inc...

Recuperar después de un 10k

Estuvimos en la meta de la Carrera Liberty 2017 para comprobar la reacción de los cor...

Únete al equipo Brooks

Brooks busca corredores para formar parte de su equipo oficial...



Runner´s World te recomienda

Inscríbete a la I Liga Colossal Las Matas Las Rozas

Inscríbete a la I Liga Colossal Las Matas Las Rozas

Será el domingo 22 de octubre de 2017 en Las Matas, Las Rozas (Madrid)

21/09/2017 | TicketSport

Inscríbete a la Carrera "Rey de las Populares" en Alcobendas

Inscríbete a la Carrera "Rey de las Populares" en Alcobendas

Será el domingo 5 de noviembre de 2017 en Alcobedas (Madrid)

21/09/2017 | TicketSport

Arrestado por masturbarse durante una carrera

Arrestado por masturbarse durante una carrera

En Runner's World no damos crédito.

14/09/2017 | Andrew Dawson

OPINIÓN | Enamorado de la sencillez

OPINIÓN | Enamorado de la sencillez

Dando importancia al camino recorrido y no a la parafernalia.

06/09/2017 | Juan Solbes

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.