Gira tu pantalla para ver Runner´s World

5 motivos por los que dejar de fumar

Aléjate de ese demonio en forma de cigarrillo.
5 motivos por los que dejar de fumar
5 motivos por los que dejar de fumar
31/05/2017 - Pablo Vázquez

Con motivo del #DiaMundialSinTabaco, desde Runner's World nos hemos propuesto sumar nuestro granito de arena para que dejes de lado a ese demonio de nicotina que solo te aporta problemas y, además, te está limpiando la cartera a marchas forzadas. Según la Organización Mundial de la Salud, la OMS, son más de cinco millones de personas las que fallecen cada año  a causa del tabaquismo. Unas cifras alarmantes que están pidiendo a gritos una solución.

Cada cigarrillo que te estás fumando presenta entre 7 y 20 miligramos de alquitrán (¿en serio no lo sabías?), produce 80 centímetros cúbicos de monóxido de carbono (efectivamente, como los gases que expulsa el tubo de escape de tu vehículo) y pequeñas dosis de amoníaco, alcohol metílico, ácido clorhídrico (el de las piscinas, sí), furtural, aldehidos, arsénico y polonio radiactivo. Suena mal, ¿verdad? Pues todo esto está entrando en tu cuerpo a través de tus pulmones.

1. Provoca cáncer

Según el Instituto Nacional del Cáncer (NIH), el tabaco es la causa principal de aparición del cáncer y muerte por esta enfermedad. Una institución que señala a los cigarrillos como los principales causantes de cáncer de pulmón, laringe, boca, esófago, garganta, vejiga, riñón, hígado, estómago, páncreas, colon, recto y cérvix o cuello uterino, así como la leucemia mieloide aguda. Además, también apunta a los consumidores de rapé o tabaco de mascar como factores de riesgo de sufrir cáncer de boca, esófago y páncreas.

Los expertos del NIH aseguran que de las 250 sustancias conocidas como dañinas en el humo del tabaco, al menos 69 pueden causar cáncer. ¿Estás segur@ de que merece la pena arriesgarte?

Con motivo del #DiaMundialSinTabaco, desde Runner's World nos hemos propuesto sumar nuestro granito de arena para que dejes de lado a ese demonio de nicotina que solo te aporta problemas y, además, te está limpiando la cartera a marchas forzadas. Según la Organización Mundial de la Salud, la OMS, son más de cinco millones de personas las que fallecen cada año  a causa del tabaquismo. Unas cifras alarmantes que están pidiendo a gritos una solución.

Cada cigarrillo que te estás fumando presenta entre 7 y 20 miligramos de alquitrán (¿en serio no lo sabías?), produce 80 centímetros cúbicos de monóxido de carbono (efectivamente, como los gases que expulsa el tubo de escape de tu vehículo) y pequeñas dosis de amoníaco, alcohol metílico, ácido clorhídrico (el de las piscinas, sí), furtural, aldehidos, arsénico y polonio radiactivo. Suena mal, ¿verdad? Pues todo esto está entrando en tu cuerpo a través de tus pulmones.

1. Provoca cáncer

Según el Instituto Nacional del Cáncer (NIH), el tabaco es la causa principal de aparición del cáncer y muerte por esta enfermedad. Una institución que señala a los cigarrillos como los principales causantes de cáncer de pulmón, laringe, boca, esófago, garganta, vejiga, riñón, hígado, estómago, páncreas, colon, recto y cérvix o cuello uterino, así como la leucemia mieloide aguda. Además, también apunta a los consumidores de rapé o tabaco de mascar como factores de riesgo de sufrir cáncer de boca, esófago y páncreas.

Los expertos del NIH aseguran que de las 250 sustancias conocidas como dañinas en el humo del tabaco, al menos 69 pueden causar cáncer. ¿Estás segur@ de que merece la pena arriesgarte?


2. Problemas respiratorios

El consumo de tabaco reduce notablemente tu rendimiento deportivo, puesto que los glóbulos rojos, encargados de transportar el oxígeno a los tejidos de tu organismo, se encuentran intoxicados por el monóxido de carbono que produce cada calada. Los cigarrillos reducen, según los expertos en la materia, hasta un 10% la capacidad del transporte de oxígeno sanguíneo en personas fumadoras.

Las vías respiratorias son unas de las más perjudicadas por este peligroso vicio, ya que pueden verse afectadas por enfisemas o bronquitis crónica, causa de muerte en países desarrollados que se presenta seis veces más en adictos al tabaco. Además, el consumo de cigarrillos favorece infecciones respiratorias y agrava el asma bronquial, induciendo su aparición en los niños, afectados por el consumo de tabaco a su alrededor.


3. Sensación de fatiga

Ese cigarrillo que te acabas de llevar a la boca, el que te llevaste hace un rato o el que te vas a fumar en los próximos instantes (esperamos que con este artículo te conciencies y no lo vuelvas a hacer jamás) no es el causante de tu fatiga, pero sí uno de los detonantes. Y lo es porque con cada cigarrillo que fumas, aumentas el riesgo de sufrir la EPOC, Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica. Una enfermedad respiratoria que aparece con sigilo y provoca síntomas como la fatiga y tos, que a menudo empeoran y pueden limitar tus capacidades básicas como puede ser andar.

Incluso, la EPOC es considerada según el Instituto Nacional de Estadística, INE, como la cuarta causa de mortalidad en la población adulta, que afecta a un 10% de la población adulta en todo el mundo, y a cerca de dos millones de españoles entre los 40 y los 80 años.


4. Daña tu musculatura

El consumo de tabaco provoca la vaso-constricción sobre las arterias, que impediría la buena circulación. Por ello es imprescindible que si eres fumador, y deportista, no consumas cigarrillos las horas previas a la actividad física, ni tampoco las inmediatamente posteriores, ya que los músculos demandan una mayor cantidad de oxígeno en estos momentos. Y es que el humo es capaz de desencadenar alteraciones moleculares indeseadas en tus músculos, llegando a provocar una disfunción muscular que, como comprenderás, afectará a tu rendimiento.

Según dictaminan diversos investigadores, algunas de las posibles consecuencias, nocivas para los músculos, del tabaco serían la inflamación y el estrés oxidativo, que traducido al lenguaje de la calle es el desequilibrio entre la producción de antioxidantes de las células y la oxidación que sufren.


5. Riesgo de enfermedad cardiovascular

Uno de los mayores peligros del consumo de tabaco son las enfermedades cardíacas, tres veces más habituales en fumadores, e incluso cinco veces en aquellos casos en los que la persona fuma más de una cajetilla diaria. Según los estudiosos, los riesgos de fallecimiento precoz por enfermedades del corazón son un 26% más altos entre los fumadores. Además, otro de los graves problemas asociados al consumo de este demonio de nicotina es la arterioesclerosis, una enfermedad que obstaculiza la circulación de la sangre y la nutrición de los tejidos de nuestro organismo.

Recuerda que con cada calada aumenta la presión arterial y la frecuencia cardíaca, siendo incapaz el corazón del sujeto a relajarse entre latido y latido, lo que puede derivar en un derrame cerebral.

Nuestro #ConsejoRW es que te alejes de este nocivo vicio, que emplees el running como herramienta para calmar tu ansiedad por fumar y mantengas la mente alejada de los cigarrillos. Disfruta del aire fresco, libre de los humos del tabaco.

Artículo relacionado'Correr ayuda a dejar de fumar'

 


Deja tu comentario

Avanza hasta el final para pasar al siguiente artículo
Avanza hasta el final para pasar de página

Te recomendamos

Lánzate al trail con la zapatilla ideal

Solo los que lo han probado saben lo que enamoran los kilómetros en la montaña....

Probamos la colección Free II de Joma

Comodidad y ajuste, sin renunciar al diseño...

La rodilla del corredor: Condropatía rotuliana

Una patología recurrente en el mundo del running....

Tú marcas las reglas, nuestro evento más íntimo

Descubre los trucos para no fallar en tus entrenamientos...

Análisis / Brooks Levitate

Todo nuevo para buscar nuevas sensaciones....

¿Qué le dirías a tu yo futuro?

Cada decisión en base a nuestros valores y objetivos nos hacen ser las personas que s...



Runner´s World te recomienda

¿Correr con varices es posible?

¿Correr con varices es posible?

Responde a la pregunta el Doctor Hernán Silván.

30/10/2017 | runners.es

Preparados, listos,... ¡A DORMIR!

Preparados, listos,... ¡A DORMIR!

Un buen sueño nocturno hace maravillas el día de la carrera. Pero, ¿qué pasa si no duermes bien?

26/10/2017 | Claire Zulkey

Me dicen otros corredores que no es bueno beber agua mientras comemos. ¿Qué hay de cierto?

Me dicen otros corredores que no es bueno beber agua mientras comemos. ¿Qué hay de cierto?

Responde a la pregunta el Doctor Hernán Silván

28/09/2017 | runners.es

Hidrata la piel

Hidrata la piel

Los mejores productos para cuidar una de las partes más expuestas del corredor.

04/09/2017 | Sonia Fornieles

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.