Correr después del parto

Después de conocer todos los secretos del running para embarazadas, el periodo de postparto es un tiempo delicado para las mujeres que se acaban de estrenar en la maternidad.  
Correr después del parto
Correr después del parto
27/04/2011 - Yolanda Vázquez-Mazariego
Votar
4 votos

Cuando preparaba la bolsa para la maternidad, entre pañales y ropita de recién nacido, incluí mis zapatillas de correr. Realmente era una ingenua porque estaba convencida de que podía salir corriendo después del parto.

Ahora entiendo el término cuarentena, nuestras abuelas sabían lo que se hacían. Tardé exactamente cuarenta días en volver a correr después del parto, y eso que estaba deseando volver a salir a la carrera.

 

 

Parto y cuarentena
Mi parto fue normal, un poco largo porque duró 20 horas pero no me puedo quejar, que en cuanto empezaron los dolores pedí anestesia epidural. Las heroínas fueron nuestras madres que no conocían esas maravillas de la ciencia médica. Si no te enfrentas a una cesárea que complica toda la recuperación, el parto suele incluir una episiotomía, es decir un corte vaginal para facilitar la salida de la cabeza del bebé y los posteriores puntos para cerrar la incisión. Ahí estuvo mi talón de Aquiles, físicamente, el entrenamiento durante el embarazo me preparó para sobrellevar el parto sin problemas, me encontraba estupendamente y con mucha energía pero en cuanto empecé a moverme sin parar se soltaron todos los puntos y no me atrevía a contarle a la matrona que había empezado a caminar al día siguiente del parto.

 

Lactancia y carrera
Después de pasados los 40 días postparto, pude empezar a correr despacio y sin complicaciones, poco a poco se va a recuperando la forma y tan sólo has de tener en cuenta el horario de lactancia, procura dar el pecho antes de salir a correr para llevar menos peso y que no se salga la leche, pues con el rozamiento al correr, se estimula el pezón y acabas empapándote.

Dicen algunos estudios que no conviene dar el pecho después del ejercicio porque la leche contiene sustancias producidas por el esfuerzo, que pueden ser estimulantes o de mal sabor para el bebé, pero mi experiencia es completamente diferente. En mi caso, durante la lactancia mis carreras eran más un ejercicio relajado y la leche debía estar llena de endorfinas, mis hijos no rechazaban el sabor y mi sensación era que incluso les hacía dormir mejor. Así que, prueba y comprueba por ti misma.


Realmente no hay problema para seguir con la lactancia materna hasta que quieras, mi segundo hijo estuvo 3 años de lactancia y en ese tiempo corrí maratones, incluso mi mejor marca la hice cuando cumplió los dos años, y no tuve problemas para mantener la lactancia, entrenar y trabajar a tiempo completo. Creo que la maternidad te ensaña a organizarte mejor y correr es un ejercicio que requiere poco tiempo y te ayuda psicológicamente y físicamente como mujer y como madre.

 

Ventajas del running en embarazadas

  • Aumenta tus niveles de energía, la resistencia al dolor, la flexibilidad y mejora tu capacidad aeróbica.
  • Disminuye la tensión cardiovascular y el riesgo de preemclampsia.
  • Evita el exceso de peso, las mujeres que practican ejercicio con regularidad ganan menor kilos durante el embarazo y recuperan su peso anterior con más rapidez .
  • Facilita el parto, y mejora la recuperación física después del parto.
  • Mejora la postura y previene los dolores lumbares.
  • Mejora el estado psicológico, evita la depresión y aumenta la autoestima.

 

Noticias relacionadas:

Embarazo y Running

Consejos para embarazadas

Comentarios

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.