Gira tu pantalla para ver Runner´s World

Cómo tratar la tendinitis de la 'pata de ganso'

Aparece sigilosamente cuando damos grandes zancadas, y comenzamos a sentir un hormigueo y una ligera quemazón en la parte interna de la rodilla.
Cómo tratar la tendinitis de la 'pata de ganso'
Cómo tratar la tendinitis de la 'pata de ganso'
08/10/2012 - Hernán Silván


Artículo por cortesía de 

Pedro comenzó a sentir estos síntomas, por lo que estirar al terminar su entrenamiento le disminuía las molestias pero atenazaban en frío. Ponerse hielo en la rodilla durante treinta minutos conseguía disminuir el dolor. No obstante, pasadas tres semanas el dolor se manifestaba incluso en sus actividades cotidianas.

¿QUÉ ES LA PATA DE GANSO?

Se llama “pata de ganso” o “pes anserinus” a laformación de tendones que  cubre la parte interior de la rodilla abarcando parte de la cara  superior e interna de la tibia, en la pierna.

 

El consejo de 

Si presentas un dolor agudo, lo mejor es tomarse un parón para cogerlo con fuerza más adelante, sin sufrir ningún riesgo de agravar la lesión y, por ende, el tiempo de reposo. En este caso, y si presentas inflamación, puedes sumarte al método RICE, tan famoso como Usain Bolt, Mo Farah y Martín Fiz, aunque con ciertas modificaciones. Deberás guardar reposo relativo, realizando ejercicios de preparación física muy suaves y adaptados a tu lesión, a modo de rehabilitación, aplicar hielo en periodos alternos de 5 minutos y 10 de descanso, repitiendo tres veces (no te cortes, el frío siempre ayuda cuando hay inflamación), mantener una buena compresión con una rodillera y manteniendo en elevación la zona afectada. Puedes aprovechar para ver una película, una serie o disfrutar de una buena sesión de música en el sofá de tu casa.

A medida que las molestias vayan remitiendo, puedes incorporar sesiones breves de carrera continua con una rodillera para aliviar el dolor y aportar una mayor sujeción de la zona. Tú mismo sabrás cuando será el momento de incrementar la intensidad y duración de los entrenamientos (escucha a tu cuerpo), así como el momento indicado para retirar la rodillera. Un buen consejo es intercalar sesiones cortas con la rodillera puesta y sin ella.

Importante: después del ejercicio es conveniente utilizar una terapia de frío para rebajar la inflamación. Es recomendable que lo realices en los minutos inmediatamente posteriores a la finalización del entrenamiento, siempre con la pierna en alto para favorecer la circulación de la sangre y la reducción de la inflamación. Además, si presentas una inflamación considerable puedes añadir una rodillera a modo de compresión, que facilitará la circulación sanguínea y el drenaje linfático, aliviando sensiblemente la sintomatología de la lesión en cuestión.

                                                

Como todo  tendón es el final de un músculo, es la cuerda que éste emplea  para amarrarse al hueso y tirar fuerte para (ejerciendo palanca) realizar su acción. Intervienen tres partes en este tendón: un “isquiotibial” llamado  semitendinoso, un “adductor” llamado recto interno y un  “oblicuo del muslo” llamado sartorio que finalizan en este tridente  tendinoso.

  • El semitendinoso: es un  músculo flexor de rodilla y extensor de cadera, como el  semimembranoso, al que va unido. Las lesiones de acortamiento  isquiotibial tienen que ver con la posición anterior del hueso ilíaco (está en anterioridad o “in flare”) con dificultad para  realizar bien la zancada al correr y dolores diversos como los de  glúteo o sus inserciones.
  • El recto interno: va desde el pubis a la  tibia, recorriendo toda la cara interna del muslo. Es un músculo biarticular y esto significa que actúa sobre dos articulaciones: sobre la cadera (aductor), y sobre la  rodilla es (flexor).Las lesiones en que está presente son las  tendinitis de “pata de ganso”, los descensos de la rama púbica o  las eversiones ilíacas (casi siempre con posteriorización ilíaca).
  • El  músculo sartorio: se extiende como una fina y robusta cuerda, desde  el hueso pélvico ilíaco (por fuera) hasta la tibia en la pierna (por dentro). Su acción consiste en flexionar la rodilla y separar y rotar externamente la cadera.

Es una típica posición en que las dos  piernas forman un cuatro. Así permanecían largas horas los sastres y de ahí su nombre. Se lesiona cuando la pelvis está  bloqueada en posterioridad y con el hueso ilíaco en eversión (“out  flare”).

Deja tu comentario

Avanza hasta el final para pasar al siguiente artículo
Avanza hasta el final para pasar de página


Runner´s World te recomienda

Aprende a prevenir y tratar las lesiones del ligamento cruzado anterior

Aprende a prevenir y tratar las lesiones del ligamento cruzado anterior

No te rompas o lo pagarás caro.

04/02/2016 | Hernán Silván

Las lesiones más comunes del corredor

Las lesiones más comunes del corredor

Si llevas mucho en esto, seguro que has sufrido alguna de ellas.

28/01/2016 | Dolores Ibáñez Piñero

¡Calambre! ¿Por qué hoy?

¡Calambre! ¿Por qué hoy?

Otro dolor menstrual bien distinto...

16/12/2015 | Sara Álvarez

Fortalece tu tren superior

Fortalece tu tren superior

Los mejores ejercicios para evitar complicadas lesiones

10/12/2015 | Hernán Silván

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.