Gira tu pantalla para ver Runner´s World

Cuida tu espalda: Lumbagos y ciáticas del corredor

Al menos tres cuartas partes de la población de los países industrializados han sufrido alguna vez un dolor intenso de espalda.
Cuida tu espalda: Lumbagos y ciáticas del corredor
Cuida tu espalda: Lumbagos y ciáticas del corredor
24/06/2016 - runners.es

En contra de la opinión popular de que las lumbalgias o lumbagos se producen por grandes esfuerzos, la mayoría de ellos son consecuencia de inadecuadas actitudes posturales, defectos técnicos en la ejecución del gesto deportivo o esfuerzos mínimos pero perjudiciales para la buena mecánica de la columna. Las regiones lumbar y cervical son las de mayor movilidad del raquis y, por tanto, en ellas se localiza con mayor frecuencia la sintomatología dolorosa, ya sea por mayor desgaste y degeneración del disco intervertebral o por simples compresiones o pinzamientos de la interlínea articular o de las raíces nerviosas.

Por las mismas razones (mayor movilidad y mayor degeneración discal) son las citadas regiones raquideas propensas a la aparición de protrusiones discales, especialmente la lumbar. Ante el complejo problema que plantea el dolor común de espalda, las soluciones convencionales que se han venido ofertando desde el campo médico no han sido rápidas ni consistentes, dos premisas, estas últimas, que deben presidir la recuperación funcional de todo deportista. Lo que sí sabemos es que cualquier tratamiento que busque, el éxito (y no únicamente la rápida solución de síntomas) en los citados problemas de espalda baja, deberá estar basado en la observación y el cuidado minucioso del comportamiento intrínseco de la estructura vertebral, del edificio que es la columna; respetando su anatomía y curiosa fisiología articular.

Esta es la filosofía de la Medicina Manual, campo médico que afronta la recuperación funcional del individuo partiendo de unas ?manos expertas' como instrumento característico para diagnosticar y tratar lesiones musculares y articulares de la columna vertebral. Junto a la interpretación de radiografías, escáner, analíticas o resonancias magnéticas, el especialista manual realiza un examen estático corporal del paciente y unos tests de movilidad muy específicos, que completa con una entrenada sensibilidad manual para localizar los puntos de dolor y limitación articular. La base principal del tratamiento, en Medicina Manual, está constituida por las técnicas de masaje, bombeo miofascial y manipulación vertebral indoloras, complementadas con ejercicios individuales de estiramiento y corrección postural, para acabar de este modo con el círculo vicioso? que supone que haya mayor contractura muscular, con mayor dificultad articular. La Medicina Biológica es el complemento farmacológico ideal para las terapias manuales que aplicamos a nuestros deportistas.

En contra de la opinión popular de que las lumbalgias o lumbagos se producen por grandes esfuerzos, la mayoría de ellos son consecuencia de inadecuadas actitudes posturales, defectos técnicos en la ejecución del gesto deportivo o esfuerzos mínimos pero perjudiciales para la buena mecánica de la columna. Las regiones lumbar y cervical son las de mayor movilidad del raquis y, por tanto, en ellas se localiza con mayor frecuencia la sintomatología dolorosa, ya sea por mayor desgaste y degeneración del disco intervertebral o por simples compresiones o pinzamientos de la interlínea articular o de las raíces nerviosas.

Por las mismas razones (mayor movilidad y mayor degeneración discal) son las citadas regiones raquideas propensas a la aparición de protrusiones discales, especialmente la lumbar. Ante el complejo problema que plantea el dolor común de espalda, las soluciones convencionales que se han venido ofertando desde el campo médico no han sido rápidas ni consistentes, dos premisas, estas últimas, que deben presidir la recuperación funcional de todo deportista. Lo que sí sabemos es que cualquier tratamiento que busque, el éxito (y no únicamente la rápida solución de síntomas) en los citados problemas de espalda baja, deberá estar basado en la observación y el cuidado minucioso del comportamiento intrínseco de la estructura vertebral, del edificio que es la columna; respetando su anatomía y curiosa fisiología articular.

Esta es la filosofía de la Medicina Manual, campo médico que afronta la recuperación funcional del individuo partiendo de unas ?manos expertas' como instrumento característico para diagnosticar y tratar lesiones musculares y articulares de la columna vertebral. Junto a la interpretación de radiografías, escáner, analíticas o resonancias magnéticas, el especialista manual realiza un examen estático corporal del paciente y unos tests de movilidad muy específicos, que completa con una entrenada sensibilidad manual para localizar los puntos de dolor y limitación articular. La base principal del tratamiento, en Medicina Manual, está constituida por las técnicas de masaje, bombeo miofascial y manipulación vertebral indoloras, complementadas con ejercicios individuales de estiramiento y corrección postural, para acabar de este modo con el círculo vicioso? que supone que haya mayor contractura muscular, con mayor dificultad articular. La Medicina Biológica es el complemento farmacológico ideal para las terapias manuales que aplicamos a nuestros deportistas.


EL LUMBAGO

Es un cuadro doloroso eminentemente muscular localizado en zona lumbosacra y en glúteos, no bajando más allá. No existen signos neurológicos acompañándolo. El dolor lumbar común inespecífico, ese que muchas veces se admite como ?normal' y frecuente, tiene siempre un origen mecánico. Es una situación en que nuestra columna reacciona creando una contractura de protección a modo de ?faja lumbar' y nos avisa de algo que no funcionado bien en dicha zona. Se han descrito seis posibles orígenes para explicar el lumbago deportivo:

1. MUSCULAR: La propia distensión de los músculos lumbares hace que se dispare la respuesta nociceptora, que se mantendrá a menos que actuemos cambiando esta información aferente aberrante. Es un cuadro que puede autolimitarse, pero no se sabe muy bien si va durar días o semanas, por tanto será necesaria nuestra intervención para que el deportista pueda, lo antes posible, reincorporarse y hacerlo con el menos ?gasto mecánico?. Si bien en pacientes sedentarios el cuadro agudo de lumbago puede parecer banal, en deportistas buscaremos la más rápida recuperación funcional para evitar compensaciones o gastos biomecánicos que luego dificulten la vuelta al gesto deportivo correcto.

2. LIGAMENTOSO: Al solicitar en exceso los ligamentos iliolumbares, sacroilíacos, interespinosos y/o sacrociáticos, se puede desencadenar un cuadro de lumbago cuyo tratamiento más efectivo consistirá en técnicas directas de inhibición local sobre dichos ligamentos.

3. EN RAMAS POSTERIORES CUTÁNEAS: La piel de la región lumbar se encuentra inervada por las vías cutáneas de las ramas posteriores con un desfase importante puesto que a la altura de la cresta ilíaca, frente a L4 y LS, se encuentran nervios procedentes de T12 y LI. Como todos los nervios sensitivos, pueden originar dolor que se percibe en todo el territorio de inervación, tanto en la región de la cresta ilíaca como en la parte alta de las nalgas. Es un dolor que se percibe en el territorio de los nervios procedentes de la citada charnela debido a una afectación segmentaria de la misma. La lumbalgia aparece en la parte baja de la espalda, lateralizada a derecha o a izquierda, pero su causa debe buscarse mucho más arriba, generalmente en TI l-T12 6 T10-T11, sin que el paciente sienta ningún dolor a este nivel. Como especial hallazgo podemos encontrar un punto doloroso muy sensible sobre cresta ilíaca, a unos seis o siete centímetros de la línea media, justo en el paso de una de las ramas posteriores de LI, con lo que su presión puede desencadenar dolor al comprimir contra el hueso e incluso irradiar hacia cara externa de cadera o ingle.

4. EN ARTICULACIONES VERTEBRALES POSTERIORES. Descritas en la literatura médica como ?síndrome de las facetas? las lumbalgias por este origen han sido consideradas por autores como el francés Maigne o los americanos Mooney y Robertson como causantes de un tercio del total de los dolores lumbares. Sin embargo no se conocen bien los mecanismos que precipitan en última instancia el dolor. Actualmente se da más importancia a. agresiones sobre los mecanorreceptores de las cápsulas de las citadas articulaciones que a ?pinzamientos de las interlíneas' o a posibles ?dislocaciones.?

5. EN DISCO INTERVERTEBRAL: El lumbago estaría evidenciando un desgarro más o menos extenso de fibras anulares, sería algo así como un ?esguince discal.? La mejor peor cicatrización de dicha solución de continuidad explicaría las continuas recaídas. A más largo plazo la mala cicatrización por sobresolicitación deportiva originaría rupturas del annulus que propiciarían el abombamiento y posterior extrusión de la hernia discal.

6. EN ARTICULACIÓN SACROILÍACA: Está descrito en 1985 por Dejung como un bloqueo de la articulación sacroilíaca que se manifiesta por dolor lumbar unilateral y es más frecuente en la mujer por la especial disposición de su pelvis. Podría ser la explicación a numerosos cuadros lumbares ?menores? de nuestros deportistas. Defendido con vehemencia por los médicos de formación osteopática, dicho origen no se ha conseguido demostrar satisfactoriamente, como sí lo han sido los anteriormente descritos, con diversas pruebas de evidencia clínica como la inyección de anestésicos en dichas articulaciones.

 

 

 

 



LA PSEUDOCIÁTICA


Se presenta con dolor agudo en zonas lumbar y glútea, siendo unilateral sin irradiación a pierna o pie. Lo más lejos que llega es la hueco poplíteo, lo que nos sirve para iniciar el diagnóstico diferencial con la ciática ?verdadera.?
Presenta, casi siempre, buenos test de elevación de pierna recta, y por tanto el signo de Laségue es negativo. Igual ocurre con los tests de Bragard y Neri, raramente positivos. No presenta parestesias ni signo alguno de afectación radicular, siendo constante el punto de Valleix positivo en glúteo. Los reflejos osteotendinosos están perfectamente conservados y no hay clara limitación de fuerza muscular. Pero el dolor lumbar, y sobre todo glúteo, es muy molesto. Se asocia al síndrome de compresión del músculo piramidal de la pelvis, esto es un hipertono de los rotadores pélvicos externos. También se ha hablado de nervios ciáticos plurirramificados, que son atrapados al pasar entre las fibras musculares de la zona glútea. Igualmente se han descrito casos de origen vascular por dilatación de las venas que rodean a la raíz nerviosa en el agujero de conjunción.
A los ligamentos de Hoffman, unas formaciones fibrosas extravertebrales que anclan las raíces lumbares ciáticas a los agujeros de conjunción, si les ha responsabilizado también de la génesis de ?falsa ciáticas.? Y está descrito también en la literatura médico deportiva un compromiso de carácter pseudociático por endofibrosis de la arteria ilíaca externa, en ciclistas de alto nivel.

CIÁTICA COMÚN O LUMBOCIÁTICA


Se puede definir como la monorradiculografía del origen lumbar o lumbosacros que revela un conflicto disco-radicular, de estenosis del canal raquídeo o pura mente vertebral interesando a los niveles L4-LS 6 LS-51 Es una entidad rara en niños y adolescentes, siendo excepcional después de los 60 años. Suele venir precedida, da de episodios de lumbalgia común o lumbagos. Según la raíz afectada puede presentar síntomas de parestesias o adormecimiento de pierna, talón, antepié y dedos, siempre en la extremidad inferior.
El dolor es muy variable, desde hiperálgico muy limitante a menor, localizado y punzante. En casos muy graves el dolor es sustituido por paresia y parálisis del territorio correspondiente a la rama afectada, recordaremos que el nervio ciátíco comprende las ramas L4, LS, SI, 52 y 53. El dolor ciático es lacerante, punzante, urente y agudo. Puede ir acompañado de espasmo muscular en muslo y pantorrilla, y mejora con el reposo aunque dependerá de la naturaleza de la compresión. Así, el dolor ciático de origen discal aumenta con las posiciones de compresión discal por la gravedad. Y no se diferencia en sus características del dolor por estrechamiento de canal raquídeo.
El Royal College of General Practitioners de Londres en su última guía para tratar el dolor lumbar dice que cataloguemos como puramente ?radicular? a aquel dolor unilateral irradiado a pierna y precedido o acompañado de dolor lumbar bajo, con parestesias y falta de fuerza y Laségue positivo.


TRATAMIENT0S

Tres son los pilares en que se fundamenta el tratamiento manual de la espalda baja:
1. Las técnicas de tejidos blandos
2. La manipulación vertebral propiamente dicha.
3. La educación postural.


Cuando observamos una lumbalgia por esfuerzo deportivo, ya sea violento o repetitivo, siempre encontramos una fuerte contractura muscular, por ello se suele ver en radiografía una rectificación de las curvas fisiológicas. Ante este hipertono muscular comenzaremos el tratamiento con una secuencia de técnicas de tejidos blandos como el masaje terapéutico de descarga, con maniobras de fricción superficial y profunda, presiones deslizadas y contrariadas, amasamientos y vaciados venosos.

La técnica neuromuscular, a trazos cortos sobre los espacios paravertebrales, es un conjunto de maniobras que trabaja especialmente las fuertes contracturas de los músculos cortos intervertebrales y grandes músculos glúteos que no abarca el masaje ?propiamente dicho.?

Las técnicas desfibrosantes, dentro de las que destaca la clásica fricción transversa profunda de Cyriax y las actuales técnicas ?ortopáticas? de Steven Typaldos, son una excelente aplicación sobre músculos y ligamentos inmersos en el proceso lumbálgico y suelen complementar a las dos técnicas anteriores.

Las técnicas inhibitorias, son el ?slap? vibratorio de Moneyron o las vibraciones punteadas sobre los ?trigger points? descritos por la doctora Janet Travell son muy efectivos para disminuir el dolor y por tanto la inicial contractura con que nos llega el deportista. Los bombeos miofasciales son una técnica que se dirige principalmente a preparar las aponeurosis y los ligamentos, liberando tensiones. Se realizan por una alternancia de tracciones y relajaciones, hasta sentir menos tensión y menos dolor.

Si utilizadas las técnicas descritas seguimos descubriendo importante dolor ligamentosos o muscular es conveniente realizar suaves estiramientos musculares con técnicas post-isométricas, testando de continuo para que el paciente no experimente ningún tipo de dolor que pudiera desencadenar reflejo miotático.
A este ?stretching terapéutico' pensado para la mejora de la elasticidad muscular podríamos añadir las técnicas de liberación por posicionamiento de Jones, que disminuirán la hiperalgesia ligamentosa.

Cuando nuestro deportista presenta un estado adecuado de relajación muscular y ligamentosa podemos aplicar enseguida las maniobras de MANIPULACIÓN VERTEBRAL PROPIAMENTE DICHA, si es que están indicadas en la primera sesión o consulta. Se consideran manipulaciones vertebrales ?per se? las técnicas de ?energía muscular,? las técnicas funcionales osteopáticas y por último, las más conocidas técnicas con impulso de alta velocidad y baja amplitud.


El recurso de las manipulaciones vertebrales se muestra como un método extremadamente eficaz ante el problema que plantean las recidivantes lumbalgias de nuestros deportistas, siempre y cuando la indicación de su uso sea correcta, tras un diagnóstico realizado por un clínico competente, y la maniobra esté bien ejecutada, con unas manos adiestradas para ello.

Este método terapéutico no está exento de riesgo debido a su naturaleza especial y a los elementos sobre los que se aplica. Por esta razón la utilización de las manipulaciones vertebrales debe hacerse con un diagnóstico etiológico perfecta, verificándolo antes y después de la maniobra y con un control inmediato del resultado a fin de descubrir contraindicaciones técnicas, así como posibles reacciones en el curso de las sesiones del tratamiento.

Los trastornos menores de las vértebras son responsables del 80% de los dolores comunes de espalda, y por ello se han estudiado distintas formas de terapia. En dichos estudios la manipulación vertebral se revela como un exitoso método a la hora de controlar e incluso extinguir los dolores comunes de espalda.
Tímidamente introducida en el campo de la Atención Primaria, la manipulación vertebral viene siendo norma de tratamiento en la Medicina Deportiva más actual, con ello nuestros deportistas se benefician de unas técnicas que bien aplicadas son de rápidos y consistentes resultados.

Afortunadamente van aumentando los trabajos e investigaciones científicas publicadas que justifican su uso, y aunque haya bastantes lagunas en los modelos que intentan explicar lo que sucede al manipular una articulación intervertebral y hasta dónde puede llegar su poder curativo, lo cierto es que cada día nos resuelve más situaciones de compromiso espinal y dolor de espalda en el deporte.


Deja tu comentario

Avanza hasta el final para pasar al siguiente artículo
Avanza hasta el final para pasar de página

Te recomendamos

Lurbel celebra su 25º aniversario con este vídeo

Mejorando corredores desde finales del siglo XX...

VÍDEO | Probamos el nuevo New Balance RunIQ

Un dispositivo muy completo, conectado a Strava, con Android Wear y un sensor de muñe...

Las zapatillas que te harán flotar sobre el asfalto

Saucony lanza la tercera versión de su Triumph ISO....

Cuida tus caderas

Analizamos a fondo esta lesión en atletas veteranos....

Tú también puedes ser un ASICSFrontRunner

Llega a España la comunidad de corredores de la firma nipona, ¿estás preparad@ para u...



Runner´s World te recomienda

5 consejos para correr en suelo mojado

5 consejos para correr en suelo mojado

Ten cuidado con los resbalones, que son traicioneros y pueden traer consigo una lesión.

02/03/2017 | Emilia Romero | Adaptación: Pablo Vázquez

“La fascitis plantar aparece más en deportes con impactos en el talón”

“La fascitis plantar aparece más en deportes con impactos en el talón”

Así lo asegura la podóloga Salesa Macía Bellas en una entrevista.

28/02/2017 | Salesa Macía | Adaptación: Pablo Vázquez

El enemigo del arco

El enemigo del arco

Estiramientos simples y ejercicios de fortalecimiento pueden curar una lesión en el pie muy molesta.

22/02/2017 | runners.es

La periostitis tibial

La periostitis tibial

Síntomas y prevención.

20/02/2017 | runners.es

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.