Gira tu pantalla para ver Runner´s World

Los dolores de espalda alta (1)

Cuando corremos toda nuestra columna amortigüa y sostiene nuestro cuerpo. Las molestias de la columna dorsal, también llamada columna torácica o espalda alta, son frecuentes en corredores que la fuerzan en una competición o entrenamiento exigente
Los dolores de espalda alta (1)
Los dolores de espalda alta (1)
23/06/2009 - runners.es


Artículo por cortesía de 

La dorsalgia común o "dorsalgo" (como en la zona lumbar el "lumbago") se caracteriza por presentar fuertes contracturas locales que pueden ser paravertebrales o adquirir una distribución intercostal, lateral al costado o hacia el pecho. Se muestran con dolor punzante e incluso irradiación al pecho, con la confusión correspondiente cuando la localización es intercostal izquierda, hacia la zona precordial. El falso ángor o falsa angina tiene, en muchas ocasiones un origen vertebral dorsal y costal.

El síndrome dorsal común o menor presenta también un agravamiento del dolor con la respiración forzada, pudiendo acrecentarse indistintamente en inspiración o en espiración. Hay cinco posibles orígenes mecánicos, según interese a músculos, ligamentos intervertebrales, articulaciones facetarias posteriores, o se haya originado por posturas viciadas o reflejos viscerales cercanos.

 

El consejo de 

Correr con dolores en la espalda alta es una tortura para todo aquel que lo padece, al tratarse de un deporte con constantes impactos que generan vibraciones en todo el cuerpo. Si sufres esta incómoda lesión, continúa leyendo este artículo y pon en práctica cada uno de los consejos, siempre con la supervisión de tu médico y un especialista en la materia como un fisioterapeuta o un licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte.

Para tratar este tipo de lesiones es necesario que te familiarices con dos tipos de terapia: la crioterapia y la termoterapia. Para ello necesitarás al menos dos bolsas de frío/calor, que te ayudarán a eliminar el dolor de forma natural y sin recurrir a analgésicos que puedan dañar tu estómago. El frío reducirá la velocidad de la circulación de tu sangre, facilitando el descenso de la inflamación, y el calor mejorará tu circulación, conduciendo más oxígeno a la zona en cuestión para favorecer la regeneración del tejido muscular suave y provocar una relajación suficiente para reducir las molestias ocasionadas por esta patología. No obstante, es vital que controles los tiempos de exposición de ambas terapias, sobre todo la de calor, ya que una aplicación muy prolongada puede provocar la deshidratación muscular local y sería contraproducente.

¿Cómo lo hago? El tratamiento de contrastes es muy sencillo, tan sólo tienes que aplicar sobre la zona afectada una bolsa de frío durante al menos dos minutos y cambiar por otra bolsa, previamente calentada al baño maría o en el microondas,  durante otros dos minutos. Una vez hayas aplicado ambas terapias, repite el proceso al menos tres veces. Asimismo, sería recomendable que finalices con dos o tres minutos de frío. 

DORSALGIA INTERESCAPULAR

Una forma especial de dorsalgo es la dorsalgia interescapular que se caracterizapor fuertes contracturas locales que pueden ser paravertebrales o de distribución intercostal y se acompaña de muy variados puntos desencadenantes, detonantes, puntos gatillo o "trigger points".

La dorsalgia interescaular es más frecuente en mujeres, especialmente en aquellas que ejercen una actividad en la cual la cabeza permanece inmóvil e inclinada hacia delante. El dolor se siente en un punto muy preciso, entre los dos omóplatos, a menudo comparado con una quemadura, con un calambre o una punzada fina. Estirando la cabeza hacia atrás el dolor se alivia, aunquesólo temporalmente.

Otra forma curiosa de dolor dorsal o torácico es el llamado síndrome de la charnela medio-dorsal, descrito por el médico francés Teyssandier, caracterizado por dolores lumbares o dorso-lumbares sin proyección a nalgas ni miembros inferiores pero unilaterales, que pueden tener un origen dorsal objetivable con la exploración del profesor Robert Maigne de los conflictosintervertebrales menores para los niveles de espalda torácica T6-T7 y T7-T8. Este síndrome está causado y/o mantenido por movimientos repetitivos de rotación de tronco, agudizándose con el decúbito prolongado (descanso tumbado).Son dorsalgias con irradiación en semicírculo hacia delante, siguiendo el trayectode las costillas afectadas, a diferencia de los dorsalgos que son de localización central en la espalda.
Los posibles orígenes de este cuadro son los esguinces costales, los disturbios intervertebrales menores en los niveles torácicos relacionados y, por último, las neuralgias intercostales que se hayan originadoen relación a un cordón miálgico o a las anteriores posibilidades citadas por algunos autores como "pinzamientos" articulares tanto vertebrales como de las costillas.

Deja tu comentario

Avanza hasta el final para pasar al siguiente artículo


Runner´s World te recomienda

¿Cómo volver a correr después de un esguince de tobillo?

¿Cómo volver a correr después de un esguince de tobillo?

Hazlo sin sufrir una recaída que te aparte de tu afición por más tiempo.

30/11/2016 | Hernán Silván

¿Qué diferencia la artritis de la artrosis?

¿Qué diferencia la artritis de la artrosis?

Dos dolencias comunes entre los corredores que a veces son confundidas.

29/11/2016 | runners.es

La ciencia de la recuperación

La ciencia de la recuperación

¿Por qué hay técnicas de recuperación que funcionan mejor que otras?

25/11/2016 | Alex Hutchinson

Evita los calambres, agujetas y otros doleres

Evita los calambres, agujetas y otros doleres

Consigue estar más sano que nunca con todos estos consejos.

07/11/2016 | Hernán Silván

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.