Gira tu pantalla para ver Runner´s World

Evita lesiones en el tendón de Aquiles

El tipo de paso, la velocidad y el terreno por el que se camina pueden ser determinantes.
Evita lesiones en el tendón de Aquiles
Evita lesiones en el tendón de Aquiles
22/01/2015 - runners.es

Los corredores que entrenan demasiado, que realizan un trabajo excesivo de cuestas, que corren frecuentemente en pista o que tienen poca flexibilidad en las caderas, rodillas y tobillos, o debilidad de los músculos que estabilizan el tobillo y que soportan los arcos plantares, pueden ser propensos a sufrir una tendinitis del tendón de Aquiles. A menudo, los corredores se centran en estirar grupos musculares aislados (como la pantorrilla) para prevenir las lesiones del tendón de Aquiles, pero las lesiones de este tendón pocas veces se deben a un único músculo contracturado. Por este motivo, es fundamental incrementar el rango de movilidad de toda la pierna.

El ejercicio de estiramiento que proponemos también servirá para prevenir y tratar el dolor del tendón de Aquiles. No hay duda, las aceras irregulares y los cordones desatados causan una parte de los esguinces de tobillo. Pero los corredores que supinan (tendencia de impactaren el suelo con la parte lateral del pie) son más propensos a sufrir esguinces de tobillo. Durante la fase de despegue del ciclo de carrera se produce una cierta supinación natural, cuando el tobillo se eleva del suelo y el antepié y los dedos ayudan a impulsar el cuerpo hacia delante. Sin embargo, una supinación excesiva tensa los músculos y tendones que estabilizan el tobillo, lo que puede provocar un desgarro parcial o completo de los ligamentos del tobillo en la parte lateral del pie.

A menudo, los corredores giran el tobillo y se recuperan de inmediato, tras lo que siguen corriendo sin problemas, pero si esto se repite, el tobillo cada vez se vuelve más inestable, lo que incrementa el riesgo de esguinces con el paso del tiempo. Si tiendes a girar el tobillo al correr o si tienes unos arcos plantares altos, puede que te beneficies del ejercicio siguiente, que fortalecelos tendones y músculos del pie y el tobillo. Gracias a ello, puedes reducir tu tendencia a girar el tobillo hacia fuera.

Los corredores que entrenan demasiado, que realizan un trabajo excesivo de cuestas, que corren frecuentemente en pista o que tienen poca flexibilidad en las caderas, rodillas y tobillos, o debilidad de los músculos que estabilizan el tobillo y que soportan los arcos plantares, pueden ser propensos a sufrir una tendinitis del tendón de Aquiles. A menudo, los corredores se centran en estirar grupos musculares aislados (como la pantorrilla) para prevenir las lesiones del tendón de Aquiles, pero las lesiones de este tendón pocas veces se deben a un único músculo contracturado. Por este motivo, es fundamental incrementar el rango de movilidad de toda la pierna.

El ejercicio de estiramiento que proponemos también servirá para prevenir y tratar el dolor del tendón de Aquiles. No hay duda, las aceras irregulares y los cordones desatados causan una parte de los esguinces de tobillo. Pero los corredores que supinan (tendencia de impactaren el suelo con la parte lateral del pie) son más propensos a sufrir esguinces de tobillo. Durante la fase de despegue del ciclo de carrera se produce una cierta supinación natural, cuando el tobillo se eleva del suelo y el antepié y los dedos ayudan a impulsar el cuerpo hacia delante. Sin embargo, una supinación excesiva tensa los músculos y tendones que estabilizan el tobillo, lo que puede provocar un desgarro parcial o completo de los ligamentos del tobillo en la parte lateral del pie.

A menudo, los corredores giran el tobillo y se recuperan de inmediato, tras lo que siguen corriendo sin problemas, pero si esto se repite, el tobillo cada vez se vuelve más inestable, lo que incrementa el riesgo de esguinces con el paso del tiempo. Si tiendes a girar el tobillo al correr o si tienes unos arcos plantares altos, puede que te beneficies del ejercicio siguiente, que fortalecelos tendones y músculos del pie y el tobillo. Gracias a ello, puedes reducir tu tendencia a girar el tobillo hacia fuera.


1. Ponte un lastre de 2 kg en el tobillo derecho.

2. Túmbate sobre el costado izquierdo en un banco, con el tobillo derecho sobresaliendo del borde.

3. Coloca el pie de modo que el tobillo y los dedos se sitúen en línea recta, paralelos al suelo.

4. Mientras mantienes el pie en esta línea recta, eleva el pie hacia eltecho. Se trata de un movimiento muy ligero, en el que el pie sólo se mueve unos 10 grados. Repite el movimiento 10 veces con cada pie. Llevar zapatos de tacón alto provoca tendinitis del tendón de Aquiles. Aunque es cierto que los zapatos de tacón alto pueden poner en tensión el tendón de Aquiles, esto no es suficiente por sí solo para provocar una tendinitis. Cualquier corredor que no realice unos estiramientos adecuados será propenso a sufrir una tendinitis de este tendón. Todos los deportistas obtendrían beneficios si utilizan a diario zapatillas de correr con elementos de sujeción. Pero como somos conscientes de que esto no es lo que sucede en realidad, recomendamos que aquellos que usan zapatos de tacón con regularidad no olviden tomar medidas preventivas. Cuando estés sentado en tu mesa de trabajo, quítate los zapatos y extiende una pierna hasta situarla en paralelo al suelo. Bloquea la rodilla y flexiona despacio los dedos de los pies hacia la rodilla. Repite este ejercicio 10 veces con cada pierna, de modo que puedas combinar el uso de zapatos de tacón y correr sin que surjan problemas.

1. Siéntate en una silla y pon una toalla en el suelo frente a ti.

2. Apoya el pie descalzo sobre la toalla y mantenlo en el suelo.

3. Empezando con el 5º dedo, contrae los dedos como si intentaras apretujarla toalla y llévala hacia la línea media del cuerpo. Imagina que quieres pasar el 5º dedo por debajo del pie para juntarlo con el dedo gordo.

4. Sin mover el talón, continúa apretujando y moviendo la toalla hasta hacer 10 repeticiones o hasta que la toalla esté totalmente arrugada. Cambia depie y repite el ejercicio.


Deja tu comentario

Avanza hasta el final para pasar al siguiente artículo
Avanza hasta el final para pasar de página

Te recomendamos

Mejora tu técnica de carrera con Altra

Conoce las virtudes del Zero Drop para tus pies que pueden mejorar tu rendimiento....

Adel Mechaal: "No estoy contento con el cuarto puesto"

Declaraciones del atleta que ha devuelto la ilusión al 1.500m español...

Hidrata tu cuerpo de manera eficaz

En verano debemos preocuparnos más si cabe por una correcta hidratación. La sed e inc...

5 beneficios de un buen descanso para el runner

Descuidar tu sueño puede pasarte factura y, aunque no lo creas, lastrará tu rendimien...

Recuperar después de un 10k

Estuvimos en la meta de la Carrera Liberty 2017 para comprobar la reacción de los cor...

Únete al equipo Brooks

Brooks busca corredores para formar parte de su equipo oficial...



Runner´s World te recomienda

4 tratamientos que quizá a ti tampoco te funcionaron

4 tratamientos que quizá a ti tampoco te funcionaron

Los tratamientos previos para el dolor de mis isquios me habían proporcionado resultados desiguales.

24/07/2017 | runners.es

5 consejos para correr en suelo mojado

5 consejos para correr en suelo mojado

Ten cuidado con los resbalones, que son traicioneros y pueden traer consigo una lesión.

02/03/2017 | Emilia Romero | Adaptación: Pablo Vázquez

“La fascitis plantar aparece más en deportes con impactos en el talón”

“La fascitis plantar aparece más en deportes con impactos en el talón”

Así lo asegura la podóloga Salesa Macía Bellas en una entrevista.

28/02/2017 | Salesa Macía | Adaptación: Pablo Vázquez

El enemigo del arco

El enemigo del arco

Estiramientos simples y ejercicios de fortalecimiento pueden curar una lesión en el pie muy molesta.

22/02/2017 | runners.es

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.