Gira tu pantalla para ver Runner´s World

Heroínas Anónimas: Almudena Ferrero

"El 23 de abril voy a intentar correr el Maratón de Madrid. Bueno, de intentar nada, voy a correr el Maratón de Madrid", nos cuenta Almudena
Heroínas Anónimas: Almudena Ferrero
Heroínas Anónimas: Almudena Ferrero
28/03/2017 - Almudena Ferrero


Empecé a correr hace menos de tres años, después de muchos de no hacer deporte. Y ahora, ya he corrido bastantes carreras de 10 km. y dos medios maratones. ¿Estoy preparada para los 42.195 metros? Pues espero que sí, porque la suerte está echada.

El día 23 de abril voy a intentar correr el Maratón de Madrid. Bueno, de intentar nada, voy a correr el Maratón de Madrid. De hecho ya lo estoy haciendo porque pienso que el maratón se empieza a correr en el momento justo en que decides hacerlo, y después de tantos meses de entrenamiento, las últimas semanas duras, duras de verdad, ya llevo por lo menos medio maratón superado. O al menos con este razonamiento intento aplacar los nervios que me atizan el estómago cada vez que me imagino en el kilómetro 30 afrontando la cuesta del lago de la Casa de Campo.

Allí mismo estaba yo el año pasado desgañitándome animando a los sufridos corredores (y sobre todo a las corredoras). Algo hizo click en mi cabeza y pensé: yo tengo que hacer esto.

 

Y en eso he estado los últimos tiempos, dale que te pego a la zapatilla, aprendiendo lo que es hacer series, subiendo cuestas cual cabra, con dolorcillos varios por aquí y por allá, descubriendo nuevos músculos, apreciando a mis sufridas piernas que me llevan y me traen como dos campeonas, conociendo nuevos lugares de Madrid a fuerza de hacer tiradas largas… He visto amanecer en el Retiro, he corrido casi a tientas (porque de noche veo fatal) por Madrid Río, he dejado mi casa patas arriba porque tocaba 1h 50min de running antes de ir a currar y lo primero es lo primero… He conocido a otras corredoras en el grupo de entrenamiento de Mapoma, donde cada domingo (algunos de enero a -3ºC) nos dan una caña de aquí te espero, esas palizas de mi “profe de maratón” tienen que tener premio.

Todo esto a la fuerza se tiene que notar el 23A, tanto en mis piernas como en mi cabeza. Son muchas experiencias vividas en pocos meses y me está encantando. Me está sirviendo para afrontar mejor los problemas del día a día, para que a veces mi autoestima se suba al Everest (y mira que eso es difícil), para conocer gente, para comunicarme… ¿Se nota que estoy encantada?

Y he ido contándolo todo semana a semana en mi Facebook, donde mis amigos me animan un montón. Estoy disfrutando mucho de ambos trabajos, del físico y del pseudo-literario que me llevo entre pies y manos, respectivamente.

 

Lo peor de todo: el agobio de la falta de tiempo, una casa que atender, dos hijas a las que debería hacer más caso, unas jornadas de trabajo interminables… Lo mejor de todo: estoy en una forma física que nunca habría imaginado (para mi nivel de señora de mediana edad), motivada cien por cien para afrontar el día D y sobre todo, el apoyo que estoy recibiendo de mi gente, mis hijas, mi súper novio, mi familia y amigos que me siguen, me comentan, me animan y no se cansan de leer mis andanzas que voy publicando (entono el mea culpa por mi monotema de los últimos meses, esto es muy obsesivo y adictivo, monopoliza mis pensamientos, lo sé).

Ojalá el día 23 de abril pueda contar que lo he conseguido. Gran parte del mérito la tendrán ellos y también por ellos voy a luchar cual jabata. No puedo imaginar mayor subidón que el cruzar esa meta.

Muchas gracias a vosotras también por leerme.

 

Muchas gracias a ti, Almudena, por compartir con nosotras tu historia. Te enviamos toda nuestra fuerza y energía para que cruces esa gran meta el próximo 23 de abril, ¡estamos contigo! Como bien dices, la maratón comienza el día en que uno empieza a prepararla, así que lo más difícil ya lo has hecho, ahora a disfrutar y recoger los frutos del esfuerzo.

Deja tu comentario

Avanza hasta el final para pasar al siguiente artículo


Te recomendamos

Cero bromas con la tendinitis de la "pata de ganso"

Tiene un nombre gracioso, no lo vamos a negar, pero sus consecuencias en tu rodilla n...

Análisis / Adidas Energy

La zapatilla que revolucionó el running...

El camino que te lleva al bienestar

Las Tierras Altas escocesas son un paraíso natural perfecto para deportistas...

Lánzate al trail con la zapatilla ideal

Solo los que lo han probado saben lo que enamoran los kilómetros en la montaña....

Gana dos pulsómetros TomTom Runner 2, un Camelbak, 5 miniherramientas y 20 packs Ysana Y-Wellness

Tan solo tendrás que rellenar una sencilla encuesta y podrás ganar uno de estos fantá...

Runner´s World te recomienda

Heroínas Anónimas: Encarni Vaquero

Heroínas Anónimas: Encarni Vaquero

“Cuando crucé esa meta me sentí fuerte y libre como una auténtica espartana, le había plantado cara a la enfermedad, ¡podía hacerlo!”, nos cuenta Encarni

10/01/2018 | Encarni Vaquero

Heroínas Anónimas: Ana Olivo

Heroínas Anónimas: Ana Olivo

“Correr es mi medicina natural”, afirma Ana

04/01/2018 | Ana Olivo

Heroínas Anónimas: Irene Liñán Vega

Heroínas Anónimas: Irene Liñán Vega

“Vencer al cáncer es seguir viviendo, a pesar de las dificultades; y yo, lo había conseguido, en parte, gracias al running”, nos cuenta Irene

27/12/2017 | Irene Liñán Vega

Heroínas Anónimas: Lucía Fernández

Heroínas Anónimas: Lucía Fernández

“Quiero disfrutar. Sentir como mi cabeza me va marcando límites, y mi cuerpo es capaz de sobrepasarlos. Sentir que le voy ganando la batalla a los miedos, y extrapolar esa sensación a todos los ámbitos de mi vida.”, afirma Lucía

20/12/2017 | Lucía Fernández

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.