Gira tu pantalla para ver Runner´s World

Heroínas Anónimas: Marta Guerrero

"Soy física y mentalmente una mujer corredora", nos cuenta Marta
Heroínas Anónimas: Marta Guerrero
Heroínas Anónimas: Marta Guerrero
14/08/2017 - Marta Guerrero

Siempre he sido una persona físicamente muy activa. Cuando era pequeña pasé por natación, ballet, baloncesto, fútbol, vóley y hasta tiro olímpico. Podía pasarme horas jugando a la cuerda con mis amigas o patinando con mis hermanos. Cada verano era feliz cuando me dejaban ir libre como un pájaro por la urbanización con mi bicicleta amarilla, y siempre he preferido ir caminando a cualquier parte en vez de montarme en un coche. Pero nunca me había enganchado realmente a ningún deporte.

Cuando tenía diez años organizaron unas olimpiadas escolares en mi colegio y conseguí la primera y única medalla de mi infancia:  una plata de atletismo en la prueba de 100 metros lisos. La medalla acabó olvidada en un cajón sin imaginarme que quizás era una premonición.

Hace no mucho que la encontré por casualidad, y me hizo más ilusión que cuando me la entregaron, ¡y es que ahora soy: corredora! Soy física y mentalmente una mujer corredora.

Siempre he sido una persona físicamente muy activa. Cuando era pequeña pasé por natación, ballet, baloncesto, fútbol, vóley y hasta tiro olímpico. Podía pasarme horas jugando a la cuerda con mis amigas o patinando con mis hermanos. Cada verano era feliz cuando me dejaban ir libre como un pájaro por la urbanización con mi bicicleta amarilla, y siempre he preferido ir caminando a cualquier parte en vez de montarme en un coche. Pero nunca me había enganchado realmente a ningún deporte.

Cuando tenía diez años organizaron unas olimpiadas escolares en mi colegio y conseguí la primera y única medalla de mi infancia:  una plata de atletismo en la prueba de 100 metros lisos. La medalla acabó olvidada en un cajón sin imaginarme que quizás era una premonición.

Hace no mucho que la encontré por casualidad, y me hizo más ilusión que cuando me la entregaron, ¡y es que ahora soy: corredora! Soy física y mentalmente una mujer corredora.


Para aquellas personas que no corren como deporte, esta afirmación no significa nada ¡pero para mí significa todo! Significa ser más fuerte, más libre, estar más sana; significa valores como el esfuerzo, la seguridad, la amistad y la superación; significa alegría y sufrimiento a partes iguales; significa amigos, viajes, retos… tantas y tantas cosas que es difícil enumerarlas todas.

Cuando eres una persona activa y encuentras “tu deporte” …has abierto la caja de los truenos. Esto es muy tópico pero en mi caso es real: yo empecé a correr por una necesidad más psíquica que física. Por entonces yo tenía ya 5 hijos (ahora tengo 6); eran años convulsos y difíciles en mi vida y necesitaba una válvula de escape porque estaba a punto de romperme por dentro del todo. Y el deporte, y concretamente el running, fue mi mejor medicina.

¿Cómo empecé a correr? Súper fácil: me puse unas zapatillas (madre mía, ni os imagináis las zapatillas, ahora no correría con eso ni loca), me puse unos cascos, y comencé a correr. Sin más. Por entonces yo vivía en el norte de Galicia, y ese día había temporal, hacía un viento tremendo y las cortinas de agua que caían del cielo casi no me dejaban ver, parecía de noche a las diez de la mañana y el mar rugía enfurecido. Lejos de echarme para atrás ese panorama me llenó de energía y me hizo sentir valiente: era “yo contra el mundo”. Acabé calada hasta los huesos pero no me importó nada, la música de mi mp3 me hacía venirme arriba y cuando conseguí coger un ritmo cómodo empecé a sentirme mejor que nunca. Corrí disfrutando durante cincuenta minutos. Cuando llegué a casa me sentía tan bien que ya empezaba a pensar en salir al día siguiente, y luego al siguiente, y al siguiente. Hasta hoy.


También recuerdo con especial emoción mi primera carrera. Fui completamente sola. Me levanté a las 6 de la mañana para llegar a La Coruña a tiempo de recoger mi dorsal. Me acuerdo de observar como pez fuera del agua a todos los corredores veteranos con sus rituales pre-carrera, todo me parecía emocionante y mágico, y a pesar de estar muy descolocada, disfruté cada detalle de aquel día. La emoción de acabar un primer 10k y cruzar la meta… ¡eso hay que vivirlo!

Ese mismo día se celebraba la maratón C42 y me quedé para ver llegar a los ganadores… eran héroes gigantes para mí. Si en ese momento me llegan a decir que yo también correría maratones y hasta un Ultra, nunca lo habría creído. Pero todo llega… y este deporte, si lo amas de verdad, te pide más, y más, y más.

Y no es una competición contra nadie, es un continuo reto personal, una manera de demostrarme a mi misma que puedo y que, con esfuerzo, ese lugar al que consigues llegar, es siempre mucho más lejano de lo que pensabas que podrías alcanzar. El running es por eso un poderoso entrenador de la mente, porque te descubre que los límites más grandes están en la cabeza, y que la cabeza también se entrena para superarlos.

Después de mis primeras carreras populares mi interés por el running me llevó a buscar entrenamientos, leer consejos, probar zapatillas… y sorprendida comprobé que se me daba bien. Mis tiempos eran más que decentes en mis categorías y quería entrenar mejor para ver hasta dónde podía llegar.

Por mi vinculación familiar con la Armada, un grupo de amigos me propuso entrar en el equipo de Corredores Populares de La Armada y me sentí honrada y especial por poder formar parte de aquello, y les estaré eternamente agradecida. Tuve el privilegio de que me entrenase Antonio Romero, una eminencia de este deporte en Galicia, y gracias a él mejoré a pasos agigantados en técnica, potencia y resistencia. Y conseguí varios podios de los que estoy muy orgullosa. El último hace menos de un año en la Energy Global Race de Madrid, quedé de 12ª mujer y tercera de mi categoría, y jamás olvidaré la emoción de subir a un pódium en plena Plaza de Cibeles.


El running también me ha dado la oportunidad de conocer a gente increíble y amigos que lo serán para toda la vida, porque el componente humano de este deporte es igualmente atractivo y enriquecedor.

Luego han venido más retos, mi primera maratón, mis pinitos en trail y un ultratrail de 100km… muchas metas que hace unos años ni soñaba con poder cruzar. Pero lo he logrado, y cada vez que veo colgadas las medallas, me siento orgullosa de ello. Al igual que haber sido seleccionada este año como ASICSfrontrunner en España, ¡ha sido un honor tan grande para mí que me ha servido como motivación extra para mucho tiempo!


Muchas mujeres me preguntan cómo me organizo para ser madre de 6, trabajar y correr… pues no hay un secreto mágico, ni es fácil… siento no revelaros la fórmula mágica. Mis horas son las mismas de todo el mundo, 24, así que sólo se consigue con mucho esfuerzo, sacrificando horas de sueño y de ocio, y con el ingrediente sin el cual no se consigue nada: ¡¡LAS GANAS!! Porque cuando amas lo que haces todo es más fácil y se hace con más ilusión.

No sé si nací corredora, pero sé que moriré corredora, porque este deporte te marca los pies…y el alma.

 

Y el alma nos lo has marcado a nosotras con tu preciosa historia Marta, nos has llegado al corazón con gigantes verdades y frases que serían dignos titulares de muchos artículos sobre este deporte tan especial que nos une a todas.

Tus palabras transmiten fuerza y pasión, consistencia y lucha, serenidad y cordura… Muchas gracias por abrirnos tu corazón y transmitirnos el más puro sentido de la palabra “correr”.

Esta sección nos enseña cada semana, al igual que a ti correr, “que ese lugar al que consigues llegar, es siempre mucho más lejano de lo que pensabas que podrías alcanzar”, ha sido un placer, ¡conseguirás cada meta que te propongas!


Deja tu comentario

Avanza hasta el final para pasar al siguiente artículo
Avanza hasta el final para pasar de página

Te recomendamos

Cero bromas con la tendinitis de la "pata de ganso"

Tiene un nombre gracioso, no lo vamos a negar, pero sus consecuencias en tu rodilla n...

Análisis / Adidas Energy

La zapatilla que revolucionó el running...

El camino que te lleva al bienestar

Las Tierras Altas escocesas son un paraíso natural perfecto para deportistas...

Lánzate al trail con la zapatilla ideal

Solo los que lo han probado saben lo que enamoran los kilómetros en la montaña....

Gana dos pulsómetros TomTom Runner 2, un Camelbak, 5 miniherramientas y 20 packs Ysana Y-Wellness

Tan solo tendrás que rellenar una sencilla encuesta y podrás ganar uno de estos fantá...



Runner´s World te recomienda

Heroínas Anónimas: Gema Pérez

Heroínas Anónimas: Gema Pérez

"El maratón surge como un sueño que no termina al cruzar la meta", nos cuenta Gema

17/01/2018 | Gema Pérez

Heroínas Anónimas: Encarni Vaquero

Heroínas Anónimas: Encarni Vaquero

“Cuando crucé esa meta me sentí fuerte y libre como una auténtica espartana, le había plantado cara a la enfermedad, ¡podía hacerlo!”, nos cuenta Encarni

10/01/2018 | Encarni Vaquero

Heroínas Anónimas: Ana Olivo

Heroínas Anónimas: Ana Olivo

“Correr es mi medicina natural”, afirma Ana

04/01/2018 | Ana Olivo

Heroínas Anónimas: Irene Liñán Vega

Heroínas Anónimas: Irene Liñán Vega

“Vencer al cáncer es seguir viviendo, a pesar de las dificultades; y yo, lo había conseguido, en parte, gracias al running”, nos cuenta Irene

27/12/2017 | Irene Liñán Vega

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.