Gira tu pantalla para ver Runner´s World

Volver a ver los rayos del sol

Entrevistamos a la atleta Mª José Moscoso, una lección de fortaleza ante las adversidades
Volver a ver los rayos del sol
Volver a ver los rayos del sol
20/07/2017 - Aurora Pérez

La biografía de esta lucense afincada en Barcelona dice que, a fecha de hoy, tiene 58 años pero solo algo más de 4 años si contamos la fecha en que se le detecta un tumor en el hígado y, posteriormente a ser operada, se le realiza un trasplante, porque entonces la vida cambia y en algunos aspectos el contador se pone a cero.

Y es que la vida se compone de retos pero todos se desdibujan ante el gran compromiso que supone seguir viviendo cuando se te presentan compañeros inesperados e indeseados con los que has de compartir la existencia.

Es enormemente interesante leer el blog que, la hoy protagonista de nuestras páginas, escribe; y es que no es ninguna tontería asomarse a la vida de esas personas que inspiran haciendo suyo el lema de que “cuando menos lo esperamos, la vida nos coloca delante un desafío que pone a prueba nuestro coraje

María José Moscoso gran deportista desde siempre, sigue haciendo del deporte su aliado para vivir plenamente. Viene de participar en los XXI Juegos Mundiales de Trasplantados, celebrados por vez primera en España, en la ciudad de Málaga donde ha cosechado tres medallas de oro (5km, 800m y 1.500m) con dos récords mundiales de trasplantados en 800m y 1.500m además de un bronce en los 400m.

 

La biografía de esta lucense afincada en Barcelona dice que, a fecha de hoy, tiene 58 años pero solo algo más de 4 años si contamos la fecha en que se le detecta un tumor en el hígado y, posteriormente a ser operada, se le realiza un trasplante, porque entonces la vida cambia y en algunos aspectos el contador se pone a cero.

Y es que la vida se compone de retos pero todos se desdibujan ante el gran compromiso que supone seguir viviendo cuando se te presentan compañeros inesperados e indeseados con los que has de compartir la existencia.

Es enormemente interesante leer el blog que, la hoy protagonista de nuestras páginas, escribe; y es que no es ninguna tontería asomarse a la vida de esas personas que inspiran haciendo suyo el lema de que “cuando menos lo esperamos, la vida nos coloca delante un desafío que pone a prueba nuestro coraje

María José Moscoso gran deportista desde siempre, sigue haciendo del deporte su aliado para vivir plenamente. Viene de participar en los XXI Juegos Mundiales de Trasplantados, celebrados por vez primera en España, en la ciudad de Málaga donde ha cosechado tres medallas de oro (5km, 800m y 1.500m) con dos récords mundiales de trasplantados en 800m y 1.500m además de un bronce en los 400m.

 


Su vida deportiva se divide al igual que su existencia vital en dos partes:

PALMARÉS PRE-TRASPLANTE 

- Campeona en el 2010 y  Subcampeona en 2009 de la Copa Catalana y Circuit Català de carreras por Montaña de veteranos

- Oro W50 Campeonato de Europa de Carreras de Montaña de veteranos en el 2010. Cerdanyola (Barcelona).

- Plata 1.500m y Bronce 5.000m Campeonato de España de veteranos de atletismo AL 2011 Águilas (Murcia)

- Oro Campeonato de Cataluña de veteranos de Cross 2012

- Oro Campeonato de Cataluña de carreras de montaña de veteranos 2012

- Plata 1.500m y Rec. Cataluña 3.000m Campeonato de Cataluña de veteranos de atletismo Pista cubierta 2012

- Oro en 1500m 5000m  Campeonato de Cataluña de veteranos de atletismo AL 2012

 

PALMARÉS POST-TRASPLANTE

- Plata en Campeonato de Cataluña de veteranos de Cross 2015

- Oro en 3000m y 1500m Campeonato de Cataluña de veteranos de atletismo AL 2015

- Oro en 5 km, 1500m y 400m Juegos Nacionales para trasplantados de Alcázar de San Juan 2015

- Bronce Campeonato de Cataluña de veteranos de Cross 2016

- Plata en 1500m y Bronce en 800m Campeonato de Cataluña de veteranos de atletismo AL 2016

- Oro en 1500m y 400m Juegos Nacionales para trasplantados de Lorca  2016

- Participante en el Maratón de Barcelona 2017

- Oro en 5km, 1500m y 800m; Bronce en 400m. Record del mundo de trasplantados en 1500m y 800m Juegos Mundiales para trasplantados Málaga 2017

 


-Leyendo tu blog, viendo tus fotos y hablando contigo pareces una persona vitalista, ¿es tu carácter de siempre o te ha hecho así el proceso de tu enfermedad?

Siempre he sido un poco así, se podría decir que vitalista, pero en todo el proceso que pasé, te das cuenta de lo que tienes y de lo que puedes perder, y todavía me ha dado más ganas de vivir.

 

-Vienes de conseguir grandes resultados en Málaga, pero al margen de eso cómo ha sido la convivencia, supongo que hay muchas historias emotivas y compartís similares experiencias. ¿Qué te has traído de esta competición, qué te ha aportado a nivel personal?

Todos estos juegos para trasplantados, tanto los nacionales como los mundiales, además del lado deportivo, son una forma de compartir experiencias entre toda la familia de trasplantados que somos y también de conocer gente maravillosa con una vitalidad infinita y con historias personales para escribir un libro cada uno. Me traigo grandes amigos que me han dado la seguridad y confianza que había perdido estos años de enfermedad y recuperación. 

 

-España es líder mundial en trasplantes, tanto en operaciones como en donación, lo cual ha de hacernos sentir orgullosos. Estos Juegos celebrados por primera vez en España ¿cómo crees que ayudan a la concienciación sobre la importancia de la donación de órganos en todos los países?

Todo lo que sea difundir la donación es muy importante, y la organización de los juegos se ha encargado de difundir el evento por muchísimos medios de comunicación. Creo que ha llegado a mucha gente que verá que las donaciones salvan vidas, y aunque se dona  desde el dolor de la pérdida de un ser querido, se recibe con la alegría de una vida nueva por delante.

 


-Has escrito: “El recibir un órgano de un donante cadáver también es una situación intensa emocionalmente. Detrás del sufrimiento de la pérdida de un ser querido, está la generosidad de esos familiares que te dan un regalo que te va a permitir seguir viviendo y del cual vas a estar toda la vida agradecida”. ¿Conoces la historia de tu donante? ¿Te sientes de alguna forma en deuda con su familia?

En España por ley no se permite conocer nada de tu donante, pero personalmente me siento inmensamente agradecida a la familia que donó los órganos de su allegado fallecido. Gracias a ellos estoy viva y me siento responsable del órgano que me han regalado. Forma parte de mí y es lo más valioso de mi cuerpo.

Me gustaría recordar que son los familiares los que tienen la última palabra a la hora de donar y todos tendríamos que dejarles claro nuestra decisión de donar por si llega el momento.

 

-Una vez asimilado ¿consideras tu vida más útil al poder dar voz y visibilidad a las personas en tu situación?

El mundo de los trasplantados es aún muy desconocido y queda mucho por conocer. Yo personalmente a través del deporte intento mostrar que las personas que pasan por ello como yo, pueden rehacer su vida y conseguir todas las metas y retos que se propongan, incluidos los deportivos. Eso sí, siempre con control médico y algún que otro cuidado más.

 

-La confianza en los médicos es vital y colaboras con ellos para ver cómo os afecta el deporte de alto rendimiento ¿alguna vez te han dicho que era un riesgo, mostrándose reticentes o por el contrario te han dado apoyo desde el principio?

Mis médicos siempre me han apoyado y animado a que volviera a hacer deporte, siempre con progresión y control. Además hay estudios que certifican que la práctica deportiva en trasplantados es beneficiosa para la salud general (como para todo el mundo) y en nosotros reduce los efectos secundarios de la medicación: hipertensión, diabetes, colesterol, insomnio, catabolismo muscular, entre otros, teniendo así más calidad de vida.

Yo llevo mi vida con muchos cuidados: una alimentación muy sana y equilibrada que me aporta una mejor calidad de vida, tanto a nivel médico como deportivo, el deporte controlado dirigido por profesionales y supervisado por mi médico e  intentar descansar lo necesario.

 

-Has hecho deporte desde siempre, ¿tu participación en competiciones, tanto de pista como en ruta y carreras de montaña te ha ayudado a la hora de afrontar los retos físicos que se te han presentado?

Sí, mucho. Cuando sales del trasplante tu cuerpo está completamente deteriorado. La fortaleza y tenacidad física y mental que te aporta el deporte y el entrenamiento durante tantos años, creo que me dio resistencia y capacidad de recuperación para volver a ser la que era antes, o lo más parecido posible.

  


-En uno de tus propósitos (maratón de Barcelona 2017) se te presentaron unas molestias físicas al tiempo que alguna alteración de tus parámetros analíticos, según cuentas y dices:

“Es el otro lado no tan conocido del trasplante, el que te tiene viviendo en equilibrio, en la cuerda floja que puede llegar a agotar mentalmente”

Los médicos tratan tus problemas, y aunque en cualquier caso al lado de las 11 horas de operación que sufriste junto a la lógica incertidumbre y la posterior recuperación esto habrá sido más liviano, tú a nivel personal, ¿qué mecanismos empleas para superar ese posible agotamiento mental?

Un poco la cabezonería de querer estar bien es importante y también recurro a la soledad del corredor para rehacerme, me pongo las zapatillas y que pasen los kilómetros. Siempre el deporte te deja mejor.

Por otro lado intento controlar todo lo que influya en mí de forma negativa, refuerzos positivos, buena compañía y algo de música. Las canciones de Dani Martín me han ayudado mucho desde los primeros momentos del trasplante.

 

-Aunque la fortaleza personal es imprescindible, no te cansas de agradecer los apoyos que recibes de amigos, familia, médicos… qué parte han ocupado y ocupan la familia y los amigos.

Siempre es muy importante estar rodeado de las personas que te quieren en los momentos difíciles. Como en cualquier enfermedad la compañía y el amor son muy importantes para la recuperación y el estado de ánimo.

 


-Me encanta una foto en la que estás en el hospital ingresada para el trasplante. Tienes una mirada limpia, una cara expectante y una actitud corporal que a mí al menos me ha trasmitido una enorme tranquilidad, me ha venido a la mente una analogía con un recién nacido en el paritorio. Imagino que tiene que ser de una gran semejanza con una niña que estrena una vida.

Cuando te llaman para el trasplante te da un vuelco el corazón aunque llevas meses esperando esa llamada, luego va todo tan rápido que casi no te da tiempo a pensar, Yo iba convencida que iba a salir todo bien y tenía una gran confianza en el equipo médico y en mi cirujano el Dr. Ramón Charco que ya me había operado del cáncer. Recuerdo que lo último que me dijo el anestesista es que pensara en un sitio bonito, y yo le dije que en Kenia corriendo con los keniatas y se quedó parado, ja ja ja.

 

-Ya sabes de qué va la vida, pues has vivida ya parte de ella, pero ahora la afrontas con un enorme interrogante sobre cómo será el día a día. ¿Qué pides a cada nuevo día y qué te da?

La verdad es que no pido nada, cada nuevo día es un regalo e intento disfrutarlo al máximo. Tengo un recuerdo que me acompaña del día que me trasladaron de la UCI  a  planta y pude ver los rayos del sol, ahí me di cuenta que estaba viva. Ahora cada día es una oportunidad de ver de nuevo los rayos del sol y recordar que sigo viva.

 


-Te costará entender a los que a veces nos quejamos por pequeñeces, y vemos grandes nuestros problemas. ¿Qué nos dirías para hacernos ver la poca importancia de algunas de nuestras preocupaciones?

Es complicado porque cada uno ve sus problemas de una forma muy personal y el ser humano tiene tendencia a complicarse la vida por naturaleza. El conocer de verdad grandes problemas y preocupaciones a veces hace que los tuyos se hagan pequeños.

 

-Por último y en un ejercicio de introspección, hay fechas que no se olvidan, y suelen quedar escritas en nuestro interior con una sensación, un pensamiento o una emoción, ¿serías capaz de poner una palabra a esa emoción y describirla con la primera palabra que te venga a la mente y que defina cada momento?

-El día que te dan la noticia de la enfermedad, en enero de 2013.

Dos palabras: “Alivio” (por saber lo que me pasaba después de un año de estar mal) y “Fastidio” por ser un cáncer.

-Cuando entras al quirófano para operarte en febrero.

“Angustia”

-Cuando te llaman por teléfono para comunicarte que hay un donante.

“Miedo”

-Cuando despiertas tras la operación del trasplante.

Seria en principio “Impotencia” por la situación de lo mal que te encuentras al despertar en la UCI, anestesiada, dolorida, con tubos, cables y atada de manos. Eres consciente de que has salido de la operación pero es horrible.

 


Aún siendo una laureada atleta no es su palmarés lo que la convierte en protagonista para nosotros o no solo eso al menos, porque no puede encorsetarse una vida como la suya en una competición ni en el logro de unas medallas, así que hasta estas líneas hemos querido traer su fortaleza, pues hay que tener fuerza, hay que echar mano del orgullo para enfrentarse a todo, a la vida y a la enfermedad y si la vida en un momento no te sonríe, sonríela tú demostrándole que eres más fuerte que ella.

Ella nos ha plasmado sus pensamientos y nosotros los hemos querido trasladar para que a todas nos sirvan y podamos aplicar en nuestra vida esa dosis necesaria de paciencia ante los contratiempos y el aprendizaje de levantarnos, cada vez que caemos, y mirar hacia arriba cuando el suelo a nuestros pies se agrieta, para ver que el sol sigue saliendo cada mañana y sentir como ella: …”pude ver los rayos del sol y ahí me di cuenta que estaba viva”… ¡Gracias Mª José!

 


Deja tu comentario

Avanza hasta el final para pasar al siguiente artículo
Avanza hasta el final para pasar de página

Te recomendamos

A tus pies toda la tecnología Boost

La tecnología Boost de adidas se adapta a cualquier tipo de corredor, encuentra a tu ...

No más excusas para no entrenar

Runner's World Woman te invita a un entrenamiento para aprender a controlar tus regla...

¡Que no te detenga el verano!

Todo lo que necesitas saber para seguir corriendo en los meses de calor...

Hidrata tu cuerpo de manera eficaz

En verano debemos preocuparnos más si cabe por una correcta hidratación. La sed e inc...

Recuperar después de un 10k

Estuvimos en la meta de la Carrera Liberty 2017 para comprobar la reacción de los cor...

Únete al equipo Brooks

Brooks busca corredores para formar parte de su equipo oficial...



Runner´s World te recomienda

Heroínas anónimas: Irene Garrido

Heroínas anónimas: Irene Garrido

“Apenas pude recorrer unos metros, pero supuso uno de los cambios más importantes de mi vida”, nos cuenta Irene

20/09/2017 | Irene Garrido

Supera tus mayores obstáculos mentales

Supera tus mayores obstáculos mentales

Aunque tu pasión sea correr, es completamente normal que a veces te invada el pensamiento negativo

18/09/2017 | Jennifer Van Allen

Heroínas Anónimas: María Matilla

Heroínas Anónimas: María Matilla

"Desde que corro me siento más feliz, más libre", nos cuenta María

13/09/2017 | María Matilla

Heroínas Anónimas: Isabel Martínez Gasco

Heroínas Anónimas: Isabel Martínez Gasco

“Me resistía a dejarme vencer por aquello que tanto me costaba pero que tan bien me hacía sentir cuando terminaba”, nos cuenta Isabel

06/09/2017 | Isabel Martínez Gasco

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.