Actualidad

Elige tus favoritos en los EDP Premios Runner's World 2018

¿Cuál es la historia de superación personal vinculada al running que más te ha impactado en el último año? ¿Y tu zapatilla favorita? ¡Queremos saber tu opinión!
David Rivas /
offline, cargue de nuevo la página cuando tenga red.

Te presentamos las cuatro historias de superación personal vinculadas al running nominadas y tú sólo tendrás que votar una de ellas. Es difícil pero sólo una recibirá el EDP Premio Runner’s World 2018 que entregaremos en Madrid próximamente. Además, sólo por votar la historia de superación y tu zapatilla favorita podrás participar en el sorteo del dorsal que tú elijas de entre los siguientes (gracias a EDP) para que tú solo tengas que entrenar:

- 1 dorsal para el EDP Vitoria Gasteiz Maratón Martín Fiz (6 de mayo) 2018
- 1 dorsal para el EDP Rock'n'Roll Madrid Maratón & ½ (22 de abril) 2018
- 1 dorsal para el Medio Maratón Valencia Trinidad Alfonso EDP (28 de octubre) 2018
- 1 dorsal para el EDP Medio Maratón Mujer Madrid (28 de octubre) 2018
- 1 dorsal para la Behobia-San Sebastián (11 de noviembre) 2018
- 1 dorsal para el Maratón Valencia Trinidad Alfonso EDP (2 de diciembre) 2018
- 1 dorsal para el EDP Medio Maratón de Sevilla (enero 2019)

Puedes consultar las bases del sorteo AQUÍ

JOSÉ MANUEL Y PABLO ROÁS

<

p>

La falta de oxígeno en el parto provocó una parálisis cerebral a Pablo Roás, que sufre Síndrome de West, una dura enfermedad que conlleva un gran déficit motor, sensorial y cognitivo. Un día, su padre, José Manuel, iba a salir a correr y ninguno de sus hijos mayores podía quedarse con Pablo, así que decidió correr empujando la silla de ruedas y compartir el rodaje con su hijo. Ese día cambió su vida. José Manuel empezó a hablarle y a cantarle y Pablo, normalmente metido en sí mismo, no paró de chillar y de reírse. Hace ya más de diez años de esto, y José Manuel asegura que después de muchos medios maratones y maratones compartidos con su pequeño, “Mi hijo es un ángel, es el mejor regalo que Dios nos ha podido dar. Yo soy sus piernas, pero él es mi corazón. Cuando te pasa algo así te cuesta mucho asumirlo, pero según pasa el tiempo te das cuenta de que en la vida no todo el sufrimiento es malo, porque te ayuda a valorar los pequeños detalles”.

JAIME MARTÍNEZ MORGA

<

p>

Tiene 23 años y lleva peleando por su integración desde que nació. Su discapacidad auditiva no le ha impedido alcanzar un excelente nivel atlético (con récord nacional de su categoría incluido en la prueba de 800 metros). Esas zancadas en la pista le han hecho crecer como persona, desde su Murcia natal hasta la ciudad que le acoge desde hace ya cinco años, Madrid.
En 2017 logró la medalla de bronce en 800 metros en los Juegos Sordolímpicos y en 2015 logró la plata europea en Bydgoszc (perdió el oro por una milésima). Entrena con Antonio Serrano.

ASCENSIÓN GONZÁLEZ

<

p>

A día de hoy no puede correr, aunque lucha por conseguirlo. Se lo impide un tumor embolizado en el riñón, pues el impacto de cada paso sería nefasto. Que no trence zancadas no quiere decir que se ausente de las carreras. Ascen participó, caminando, en las ocho Carreras de la Mujer Central Lechera Asturiana de 2017. A esta vitoriana de 51 años un carcinoma ductal infiltrante le amargó el invierno de 2014. Hasta ese momento, su rutina física de reducía a un par de sesiones de natación a la semana, pero su oncóloga, la doctora Lucía González Cortijo, la propuso apuntarse a los “entrenamientos terapéuticos” de su grupo Corre en Rosa. Su mejora desde entonces ha sido evidente, tanto física como emocionalmente, aunque su día a día sea una lucha contra el dolor de articulaciones, los sofocos, el insomnio, la depresión, el aumento de peso, etc.

FRANCISCO RAYA

<

p>

Tiene 61 años y sufre espondilitis anquilosante, una enfermedad ósea que es algo así como una “esclerosis múltiple suave”. En 2003 sufrió cáncer de colon y tuvo que convivir con 32 sesiones de radioterapia y quimioterapia. En 2007 padeció una fibrosis en su pierna derecha y en 2009 una bursitis en el pie. Corrió su primer maratón en 1993 en 3 horas y 26 minutos. En los últimos diez años no pudo correr, pero hizo cuatro veces el Camino de Santiago en bici. Ahora ha vuelto a trotar, hasta una hora y afirma que “Correr es mi forma de vida. Si me lo quitaran ya no sabría cómo seguir adelante”.

Todos merecen ganar pero sólo uno recibirá el EDP Premio Runner’s World 2018. ¡Vota ya!

<

p>