Obstáculos casi de récord

La exhibición de Ruth Jebet en la final de los 3.000 metros obstáculos femeninos obra la segunda mejor marca de la historia y unas posiciones finales anticipadas por el ránking del año
Sergio Hernández-Ranera -
Obstáculos casi de récord
Obstáculos casi de récord

Se mascaba una actuación descollante y, aunque la amenaza a la plusmarca de la tártara Gulnará Gálkina-Samítova finalmente no se materializó, la carrera que planteó la menuda atleta keniana de Bahrein valió un triunfo brillantísimo; en solitario a partir de los primeros mil metros, la fila india que creó Jebet certificó que, hoy por hoy, su talento resulta inasequible. Tiene 19 años y todo el futuro por delante para seguir batiendo marcas. 

La keniana Hybin Kiyeng y la estadounidense Emma Coburn porfiaron tras el tirón de la de Bahrein, pero su esfuerzo resultó baldío y no pudieron aguantar su ritmo. Jebet cubría el segundo kilómetro 10 segundos más rápido que el primero (2:54:13). Otra representante de Kenia, Beatrice Kepkoech -que tan buena impresión había causado en las series-, se asoció con Kiyeng en su lucha por no distanciarse de la cabeza de la prueba y asegurar las medallas. Pero fue una impresión engañosa, pues Kepchoech pronto evidenció que tal ritmo era demasiado para ella. De resultas, la potente estadounidense Emma Coburn la atrapó a falta de dos vueltas y se fue directa a por Kiyeng. 

Mientras tanto, Ruth Jebet completaba su tercer kilómetro algo más lentamente que el segundo (2:59:69). El paso del último obstáculo evidenció un descenso del ritmo bien por la fatiga, bien por la relajación. Aún así, su marca de 8:59:75 supone el segundo mejor crono de toda la historia, su mejor marca personal y el nuevo récord de Asia. Kiyeng aguantó el ataque de Coburn y ganó la plata en 9:07:12, apenas media décima mejor que la norteamericana (9:07:63 y nuevo récord estadounidense). Kepkoech finalmente acabó en 4ª posición y también batió su mejor mejor marca personal (9:16:05). La campeona europea, la teutona Gesa Felicitas Krause, obtuvo un meritorio 5º puesto con 9:18:41 y el nuevo tope alemán. 

La calidad de esta final fue incuestionable, si bien la falta de intriga en la lucha por el oro y la ausencia de un nuevo récord del mundo denegaron el impacto mediático merecido, pues tanto la hora matinal de su disputa como el hecho de la consecución en esos mismos instantes de una nueva plusmarca mundial de lanzamiento de martillo provocaron su injusto soslayo. Siete de las nueve primeras atletas del ránking mejoraron sus marcas personales. La vigente campeona olímpica, la tunecina Hibibi Ghribi nunca estuvo en los primeros puestos y finalizó en 12ª posición. Las atletas implicadas en la caída acontecida en las series y repescadas para la final (la etíope Diro, la irlandesa Treacy y la jamaicana Praught) rindieron de forma muy discreta y acabaron en las últimas posiciones. 

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Asics celebra el 25° aniversario de la querida y muy conocida GEL-KAYANO con algunos...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...