Rey sin trono

Crónica de la final de los 1.500m con presencia española.
Javier Moro -
Rey sin trono
Sorpresa en la final de los 1.500 metros

No es la primera vez en la historia del atletismo que pasa, y no creo que vaya a ser la última, que el gran favorito a la victoria olímpica no gane. Es más, esta vez no se ha llevado ni medalla, como en Londres. Asbel Kiprop, oro en Pekín y el gran dominador de los 1.500 en los últimos años, se le han atragantado los dos últimos Juegos (Londres y Río).

La final salió lenta, y perra, de esas que da miedo verlas desde fuera porque saber que puede pasar cualquier cosa, que se va a correr muchíiiisimo en la última vuelta y que el 'velocista' mejor colocado podría ganar a los favoritos. Una cosa ha quedado clara, el americano Centrowitz ha sabido manejar todas las situaciones anteriormente descritas a la perfección, y eso, en una final tiene su recompensa. Da igual quien intentase ponerse primero o cambiar el ritmo, él estaba ahí, sin perder su posición por el interior de la calle 1, pero siempre el primero.

Las vueltas eran lentas, con muchos cambios de posición tras la cabeza. El keniano Kiprop hizo un par de amagos para llegar a la cabeza pero sin conseguilo como suele hacerlo él, confiando en que su último 300 sería demoledor. El campeón olímpico en Londres, Makhloufi, dudo menos y fue a buscar con más intención su segunda victoria. Al toque de campana los dos favoritos se codeaban buscando dominar la posición, Centrowitz lideraba el ataque final y nuestro David Bustos seguía dentro del grupo sin perder ni un metro. La última vuelta se resolvión en 50 segundos, nadie puedo adelantar al americano, el argelino que buscaba defender su título se llevó la plata, el elegante neocelandés, Nick Willis, actuó como en simifinales y en unos pocos metros se hizo con el bronce mientras Asbel Kiprop perdía puestos, acabando sexto. Y Bustos demostró que estaba en condiciones para ser finalista olímpico, llegó séptimo y es diploma olímpico.   

El 2016 ya no lo podrá olvidar nunca Centrowitz, se ha llevado el Campeonato del Mundo en pista cubierta y el oro olímpico. No se puede pedir más.

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...