Una medalla como una Abadía

Toni Abadía consigue la cuarta medalla para la delegación española en un 10.000 tan soporífero como emocionante en el último kilómetro.
Alberto Hernández -
Una medalla como una Abadía
Una medalla como una Abadía

Buena para Turquía. Soporífera para el espectáculo. Así fueron las 25 vueltas más descafeinadas que se recuerdan en un campeonato de Europa. Once participantes, menos que en una final de 1.500m, donde el espacio obliga a reducir costes. También es cierto que la fecha la sabían todos, así que, como dicen en esos bares donde todavía se sintoniza el atletismo para ser un poquito más felices en verano: “Haber espabilado”.

Menos mal que vino Antonio Abadía a rescatarnos del tedio. Con cabeza, con temple, sabiendo que el oro y la plata, desde antes del primer kilómetro, ya eran cosa de Arikan Polat Kemboi y Ali Kaya, turcos de origen keniata con un pedigrí que tampoco es como para intimidar (en España hemos tenido más de uno y más de dos con registros de mayor envergadura). De hecho cuando Toni, el ucraniano Lashyn y el inglés Griffiths se pusieron en serio, recortaron trecho con relativa solvencia. Cierto es que aquí no se viene a posar para la galería, aquí se viene a luchar por tres medallas, y la de bronce ya está facturada a Aragón.

Delante fue una cosa muy simple, muy de ir a tomarte un café y no perderte nada. Ali Kaya hizo el trabajo sucio. Tiró, tiró, y volvió a tirar. Arikan Polat Kemboi se marcó la de le vergüenza al paso por el 3 y el 5. Luego se escondió hasta rematar a su compatriota al final; 28:18.52 por 28:21.42. Muchos le tildaron de tacaño, pero oiga usted, cada uno corre como quiere, y lo único cierto es que a partir de hoy el campeón de Europa de los 10.000m no se llamará Mo Farah.

Detrás había nervios. Lo chicos saben de matemáticas y, según se descolgaban los menos dotados, la probabilidades de catar chapa eran espuma de Amstel. Allí andaban los nuestros, con tanto ímpetu que Dani Mateo pisó más allá del rail (hasta tres veces) y al cruzar la meta los jueces le dijeron que DQ, que es una de esas abreviaturas que te dejan el cuerpo para poca broma. Juan Antonio no estuvo ‘Chiki’, estuvo enorme, y firmó con un sexto puesto (28:37.42) su primera presencia en un evento de alta alcurnia.

Y Toni pues, siendo sinceros, no nos hizo sufrir mucho. Porque Toni es un atleta de categoría especial. Toni es el ‘puto jefe’ del fondo patrio. Toni acabó en 28:26.07 fulminando en el sprint a dos tipos -el ucraniano Dmytro Lashyn (28:27.90) y el británico Dewi Griffiths (28:28.55)- que hicieron marca personal. Toni es campeón de España de campo a través, de 10.000, de 10K… Y ahora también es el quinto español, tras Abel Antón (oro en 1994), Chema Martínez (oro en 2002 y plata en 2006), José Ríos (bronce en 2002) y Juan Carlos De la Ossa (bronce en 2006) en colgarse una medalla los 10.000m de un campeonato de Europa.

Tiempos de paso

1.000m Ali Kaya (Tur)                                2:43.27

2.000m Ali Kaya (Tur)                                5:26.06

3.000m Arikan Polat Kemboi (Tur)          8:15.71

4.000m Ali Kaya (Tur)                                11:06.35

5.000m Arikan Polat Kemboi (Tur)          13:57.67

6.000m Ali Kaya (Tur)                                16:52.25

7.000m Ali Kaya (Tur)                                19:47.03

8.000m Ali Kaya (Tur)                                22:41.50

9.000m Ali Kaya (Tur)                                25:34.41

10.000m Arikan Polat Kemboi (Tur)        28:18.52

 

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...