Controla todas las incógnitas el día D

No dejes nada a la improvisación en carrera.
runners.es | ILUSTRACIÓN: Leif Parsons -
Controla todas las incógnitas el día D
Controla tu día D

Encuentra la Salida Sobre todo en las carreras locales más pequeñas, encontrar la zona de salida y el área para inscribirse o para recoger los dorsales puede ser muy difícil. Esto cada vez es menos problemático gracias al uso generalizado de los sistemas de navegación por GPS, pero no deja de ser frustrante cuando no se localiza a la primera. Imprímete un mapa con las instrucciones para llegar el día antes de la carrera, incluso aunque sepas adónde tienes que ir. Si todo lo demás falla, sigue a cualquier coche donde parezcan ir otros corredores que buscan la zona de salida. Aunque todos vayáis perdidos, al menos iréis en compañía. El Guardarropa En muchas carreras existe un guardarropa de la organización. Se trata de un sitio relativamente seguro donde puedes dejar tu bolsa (la tuya propia o una de plástico facilitada por la organización) mientras participas en la competición. Es un servicio muy útil que te permite dejar la ropa del calentamiento antes de empezar sin tener que irte lejos de la salida, además de poder cambiarte la ropa sudada por otra seca cuando acabes la carrera.

DOS CONSEJOS DE SENTIDO COMÚN

1. Si en tu bolsa de deporte llevas algún objeto o pertenencia que haría que blasfemases en arameo o incluso que te suicidases en caso de pérdida, no la dejes en el guardarropa. Siempre hay alguna bolsa que desaparece.

2. Marca tu bolsa claramente para que nadie pueda cogerla por error. Al igual que en los aeropuertos, siempre habrá bolsas parecidas. Sobrevive a la Salida Justo antes de que comience cualquier carrera, la línea de salida es una aglomeración de corredores nerviosos y con la adrenalina a flor de piel intentando estar lo más cerca posible del arco. Aunque empieces la carrera de un modo conservador, esperando que el gentío se disuelva, es difícil que puedas evitar algún momento de peligro para tu integridad física. Si vas a intentar adelantar a un corredor que lleva auriculares y crees que no te puede escuchar, dale un toquecito en el brazo para indicar tu presencia junto a él para no tropezar y caer al suelo. Correr en pelotón es muy parecido a un atasco de tráfico. Mantén ojos y oídos abiertos y anticípate a los problemas.

Publicidad

Lanzamiento de camisetas

Es habitual en carreras de invierno ver cómo muchos corredores se quitan las camisetas que se habían puesto para abrigarse antes de la carrera y las tiran por encima de la cabeza de los demás corredores, justo antes o después del disparo de salida. Suele tratarse de camisetas viejas para no enfriarse mientras se espera. Aunque suelen acabar en el suelo, no hay por qué sentirse culpable. En la mayoría de las carreras son recogidas y se entregan a organizaciones benéficas. Eso sí, intenta ser cuidadoso. A ningún espectador que ha madrugado le gusta que una camiseta sudada y vieja acabe impactando en su cara. Para evitar esto, lánzala con un arco vertical ascendente, en lugar de en horizontal hacia los laterales de la zona de salida.

Corta las curvas

Si estás en una esquina del campo de fútbol y quieres ir a la esquina opuesta, ¿qué haces? (a) vas por un lateral del campo hasta la esquina más cercana, giras 90 grados y vas por el otro lateral o (b) vas por la diagonal del campo hasta llegar a la esquina opuesta. Está claro que la opción es la b. Ir de esquina a esquina es el modo más rápido de cubrir la distancia que las separa. En las carreras, hacer este trazado recibe el nombre de cortar las curvas. En carreras de larga distancia, como el maratón, el tiempo que es posible ahorrar corriendo puede ser de varios minutos.

Publicidad

Avituallamientos

Los puestos de avituallamiento, sobre todo en las carreras con más participantes, son un auténtico experimento vivo sobre la dinámica de multitudes, el control del tráfico, la sociología, la mentalidad de la masa, el Darwinismo y la comunicación interpersonal. También pueden ser muy estresantes.

A medida que te acercas al puesto de avituallamiento, decide más o menos dónde cogerás tu vaso o botella. Si hay mesas a ambos lados de la carretera, elige una de ellas pronto y céntrate en ella.

Pasa de largo a los primeros voluntarios, la mayoría de los corredores se abalanzan a por ellos, mientras que los de un poco más delante suelen estar relativamente libres.

Escoge un voluntario desde varios metros antes de llegar y céntrate en él. Establece contacto ocular y apunta con la mano a su vaso.

Llegados a este punto, el voluntario debería tener su brazo extendido con el vaso apuntando hacia ti. A medida que te acercas a él, prepara tu mano para agarrar el vaso adecuadamente.

Cuando cojas el vaso, cierra la mano por su parte superior, juntando los bordes del mismo, formando una especie de pico con el vaso para poder beber con más facilidad.

No es obligatorio que des las gracias al voluntario, pero siempre es un agradable detalle de calidad.

NOTA 1: En la mayoría de los puestos de avituallamiento puedes conseguir vasos de agua o de bebidas deportivas. Presta atención para que sepas cual es cual y para que cojas el que quieras.

NOTA 2: Si te vas a parar o a caminar para beber, mira alrededor de ti antes de hacerlo y desplázate a un lado de la carretera para no estorbar.

CONSEJO RÁPIDO

Si un espectador o voluntario te ofrece una crema en un tubo o en un depresor lingual, no es gel energético, sino vaselina. No te la comas.

 

Publicidad
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Asics celebra el 25° aniversario de la querida y muy conocida GEL-KAYANO con algunos...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...