Correr con mal tiempo

Humedad, tormentas, lluvia: cómo salir adelante cuando la madre naturaleza amenaza tu carrera.
runners.es -
Correr con mal tiempo
Correr con mal tiempo

Hace dos años, Kathryn White se tuvo que acurrucar en un aguacero durante una hora, mientras que un rayo retaba al inicio del Oklahoma Memorial City Marathon. Más tarde, corrió bajo la lluvia, cruzando la línea de meta justo antes del inicio de una granizada de gran magnitud. No era la primera vez que White, de 46 años de edad, ingeniera civil de Tulsa, Oklahoma, tuvo que sufrir un clima duro en carrera. Ya en 2007, cuando acababa de llegar al kilómetro 38 del Maratón de Chicago cuando se enteró de que la carrera estaba siendo cancelada debido al intenso calor. Y en 1998, el granizo y las tormentas golpearon en medio del Ft. Worth Cow town Marathon y en un pueblo cercano apareció un tornado. Los corredores se pusieron a cubierto, y cuando las condiciones se calmaron, la carrera continuó, pero es sólo otro ejemplo de cómo el clima extremo e impredecible puede poner en peligro los planes de carrera de un corredor. De hecho, los corredores están a menudo a merced de la madre naturaleza: en 2011, el GO! St. Louis Marathon se cerró antes de tiempo debido al calor, el Nashville Country Music Marathon de 2010 terminó antes debido a las tormentas eléctricas, y el Madison Marathon de 2012 de Wisconsin fue cancelado antes de que empezara, también debido a las peligrosas altas temperaturas. Y, tal vez, el más notorio y destructivo, la súper tormenta Sandy que dejó a más de 66.000 participantes del New York City Marathon sin su carrera el año pasado.

PREVISIÓN: CALOR Y HUMEDAD

Correr eleva la temperatura de tu cuerpo, lo que puede ser problemático cuando el día de la carrera hace calor. La temperatura interna de tu cuerpo se encuentra en 36,6 grados antes de empezar a correr. Si tu interior se calienta a 39 grados, tu cuerpo comienza a desviar recursos de tu rendimiento para mantener una temperatura menor. Además, la humedad también interfiere en la actividad de termorregulación de tu cuerpo, lo que puede llevar a un exceso de temperatura. Tu cuerpo se calentará más fácilmente.

EL PLAN

Una forma de combatir esa subida de calor interno es el enfriamiento previo: al bajar la temperatura de un atleta por debajo de 36 grados antes de una competición, se necesitará más tiempo para que el cuerpo se caliente a niveles incómodos. Los maratonianos de élite se enfrían previamente con chalecos caros de hielo, pero también se puede replicar el efecto empapando una camiseta en agua. La metes en el congelador la noche antes de la carrera y te la pones 20 minutos antes del inicio. Otra técnica, es hacer un congelado o granizado de una bebida deportiva e ingerir también antes. Según un estudio de 2010, publicado en Medicine & Science in Sports & Exercise, los corredores de cinta mecánica que bebían un granizado antes de su entrenamiento fueron capaces de correr más tiempo en condiciones cálidas y húmedas. Fuera de carrera, vierte agua sobre la cabeza, ya que el cuello y la cara son muy sensibles y te enfriarás mejor cuando tu temperatura es muy alta.

Si enfrías esas áreas, te sentirás mejor y, según se ha demostrado tu rendimiento será más alto. Aun así, todavía tienes que repensar tu plan de carrera. 10º es la temperatura óptima para correr largas distancias pero lo ideal sería ajustar tu ritmo según aumente la temperatura. De dos a tres por ciento para 15º, de seis a siete por ciento para 20º, de 12 a 15 por ciento para 25º, y de 18 a 20 por ciento para 30º. Si no ajustas tu ritmo, sufres el riesgo de correr la segunda mitad de tu carrera más lenta y dramáticamente más dolorosa que la primera mitad.

Publicidad

PREVISIÓN: LLUVIA, HUMEDAD Y CALOR

La mayoría de los expertos están de acuerdo en que es mejor correr con frío en vez de en condiciones calurosas, porque la temperatura exterior no hará subir tu termostato hasta condiciones peligrosamente altas. La ropa mojada, sin embargo, puede ser incómoda, y la fricción que se produce cuando la piel húmeda roza contra ella misma o con la ropa puede causar ampollas y rozaduras.

EL PLAN

Un buen consejo para los corredores es atar una bolsa de plástico alrededor de tus zapatillas si está lloviendo mientras estés en el área de salida (en los cajones), y luego tira las bolsas justo antes de la empezar. Del mismo modo, lleva una bolsa de basura como poncho. Hacer ambas cosas mantendrá los pies y la piel del cuerpo más caliente. Además la piel húmeda tiende a enfriarse más rápidamente porque el agua expulsa el calor de la piel.

Por supuesto, si sigue lloviendo después del pistoletazo de salida, los pies y el torso se van a mojar. Si es un evento largo, una opción puede ser que un amigo se coloque en alguna parte del recorrido con prendas secas para cambiarte. Nada te va a animar más como unos calcetines y una camiseta secos. Esto es especialmente útil si está lloviendo desde el comienzo y te detienes durante la carrera (siempre que no lleves un objetivo de tiempo). También deberías untarte vaselina en cualquier parte de piel expuesta, como cara, brazos, manos y piernas, porque es resistente al agua y actúa como aislante del calor e impide que se escape del cuerpo. Con lluvia fría, esto permitirá que uses menos ropa y todavía puedas mantener el calor.

Debes usar la menor cantidad de ropa posible con la que te sientas cómodo. Si estás húmedo, cuanta más ropa lleves, más irritación puede provocar. La vaselina también es buena para evitar las rozaduras, así que aplica generosamente en cualquier parte de la piel que está en contacto con la ropa.

Deslizarse puede ser peligroso cuando estás corriendo por carreteras mojadas, así que céntrate en el aterrizaje de cada pisada para que sea justamente debajo de tu torso. La forma más fácil para ello es aumentar tu cadencia lo más cercano como sea posible a 180 pasos por minuto. También, evita las líneas blancas pintadas en las carreteras y ten cuidado en puentes debido a que tienden a ser resbaladizos.

Finalmente, ten precaución al correr con lluvia fría, puedes correr el riesgo de caer en hipotermia, especialmente cuando terminas la carrera y la temperatura de tu cuerpo desciende. Ponte ropa seca lo antes posible y bebe algo templado.

Publicidad

PREVISIÓN: RELÁMPAGOS, TORMENTAS

Un tiempo peligroso podría retrasar el inicio de una carrera y tal vez incluso cancelarla. Correr en estas condiciones es tan peligroso que varias de las grandes carreras han dado el paso de la contratación de meteorólogos para proporcionar información a los corredores para que puedan tener precisos informes meteorológicos, en el momento de la acción. Esto permite tener la información en tiempo real en un barrio en particular a lo largo del recorrido.

EL PLAN

Dada la imprevisibilidad de la madre naturaleza, podría ser inteligente estudiar el recorrido y tener un plan de evacuación básico en la mente. Algunas agencias dan a sus clientes un mapa de Central Park de Nueva York para utilizar en los entrenamientos previos y así saber cómo encontrar una salida rápida si aparece una tormenta de rayos. El Servicio Meteorológico Nacional dice que tan pronto como veas un rayo o escuches un trueno, es necesario ir de inmediato a un edificio seguro o vehículo y permanecer en el interior durante 30 minutos después del último trueno. Sin embargo un coche no es un lugar seguro durante un tornado. Si escuchas los avisos de tornado, dirígete a un subterráneo o en un espacio interior alejado de las ventanas.

PLAN B

Cómo escoger una carrera de reserva.

Cuando el maratón de la ciudad de Nueva York fue cancelado el pasado año, muchos corredores se apresuraron a encontrar alternativas. Sustituir una carrera por otra es una buena estrategia si el evento se cancela o si decides cambiar porque el clima puede afectar sustancialmente a tu rendimiento. Pero los tiempos pueden ser el truco. Para conseguirlo, sigue estos consejos.

Publicidad

UNA CARRERA UNA SEMANA MÁS TARDE

Esta sería la ideal, porque una semana más de tapering no afecta al rendimiento. Mira en runners.es cómo entrenar esa semana.

UNA CARRERA DE DOS A CUATRO SEMANAS MÁS TARDE

Este no es aconsejable porque es demasiado largo para tomarlo de tapering, pero no es suficiente para acumular entrenamiento y volver a hacer taper después.

UNA CARRERA DE CINCO A SEIS SEMANAS MÁS TARDE

Esta es una buena opción porque da tiempo a realizar entrenamientos extra de calidad y después tapering otra vez.

Publicidad
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...