Consejos para seguir corriendo en invierno

Cuatro pautas básicas que deberás seguir si no quieres detenerte a las primeras de cambio.
Pablo Vázquez -
Consejos para seguir corriendo en invierno
Consejos para seguir corriendo en invierno

Cuando las condiciones climatológicas no acompañan, y los mercurios incitan al resguardo en nuestros calentitos hogares, con mantita incluida, estufa bien caliente o a la vera de una chimenea, entran en juego la motivación y, sobre todo, los conocimientos básicos para superar el frío invernal y seguir corriendo. Los amigos de Garmin lo saben bien, y por eso han elaborado una valiosa lista de consejos básicos para que te enfrentes al invierno con la mayor de las garantías, sin frenar tus ansias de correr y disfrutando tanto o más que en otras épocas del año. Apunta bien los siguientes tips:

Elige bien tu indumentaria

Cuando practicas ejercicio tu sensación térmica es mayor, pero debes tener en cuenta la temperatura real a la que se enfrenta tu organismo cuando corres en pleno invierno. Sal con la suficiente ropa de abrigo, con varias capas finas o medias y prendas de color oscuro, puesto que estas aíslan mejor del frío y, además, absorben los rayos solares.

El calzado también debe ser específico para estas condiciones meteorológicas y de terreno. Es preferible que evites los terrenos duros o helados, pero si vas a correr en zonas donde puedes encontrarte este tipo de superficies es fundamental optar por unas zapatillas impermeables y con suela de gran agarre.

Tu alimentación también cuenta

Alimentos como la pasta o las legumbres, así como platos con elevado contenido en proteínas, nos ayudan a sumar unas calorías extra, necesarias para compensar el aumento del gasto calórico durante estos meses. También es de vital importancia la hidratación, más allá de la sensación de sed o no, muy habitual en estas épocas, puesto que puede degenerar en una inesperada y desafortunada deshidratación. Bebe de forma constante y regular.

¡Cuidado! Toma las precauciones necesarias antes y después del ejercicio

Publicidad

Siempre que vayas a salir a correr debes calentar, pero esta acción cobra una mayor relevancia en los meses de más frío, puesto que los músculos deben adaptarse al esfuerzo a realizar ante unas condiciones adversas, en una época del año en la que se encuentran más agarrotados. Eso sí, cuando finalices tu entrenamiento puedes correr a casa o cualquier lugar resguardado del frío para terminar con los estiramientos. Así evitarás el enfriamiento corporal al concluir el entrenamiento.

¡Fuera, aire!

No le vendrá nada bien a tu garganta y vías respiratorias que entre el frío y seco aire del invierno. Esta situación puede dificultar tu respiración durante el ejercicio, por lo que deberás proteger tu cara del viento y evitar llevar al límite al cuerpo. También puedes utilizar vaselina para evitar que se cuartee y reseque la piel, así te hidratarás bien y no sufrirás los habituales cortes.

EXTRA BONUS

Seguir los retos que te proponen los dispositivos de Garmin para mejorar tu forma física te ayudará a olvidar el frío y seguir quemando goma pese a las bajas temperaturas. 

Publicidad
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Asics celebra el 25° aniversario de la querida y muy conocida GEL-KAYANO con algunos...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...