Desmontando las típicas excusas para no hacer deporte

Te damos solución a las más comunes.
Amalia Panea -
Desmontando las típicas excusas para no hacer deporte
No hay excusa que valga

Cuántas veces te has convencido a ti mismo de que no podías entrenar porque estabas muy cansado, porque tenías poco tiempo, porque no te encontrabas bien o porque no te apetecía nada de nada y ya irías otro día? Todos lo hacemos de vez en cuando, es totalmente humano, pero, entrenamiento que no haces, entrenamiento perdido…

Tenlo claro, la mayoría de las veces son sólo eso, ¡excusas! He escrito varios artículos sobre el tema y aquí os voy a resumir mis opiniones y la de algún experto en fitness para desmontar todos esos rollos que a veces nos contamos para no hacer ejercicio.

Aún tengo tiempo… ¿Estás pensando en una carrera que quieres correr o en las vacaciones de verano? Las cosas, sobre todo si hablamos de ejercicio, no se pueden dejar para última hora. Como dice Lidia Pérez, directora técnica de Fitness 19, “los cuerpos de verano se hacen en invierno”. Entrenar a tope durante un mes para poder lucir cuerpo en la playa no es ni práctico ni inteligente. El ejercicio tiene que ser un hábito de todo el año, porque además así no tendrás que sufrir ni pegarte la paliza a última hora.

Publicidad

Estoy resfriad@. A no ser que tengas fiebre y te encuentres realmente débil, hacer un poco de ejercicio suave te hará sentir mejor después, tendrás más energía e incluso es posible que se te haya pasado. “Aunque te cueste empezar, sudar va genial para eliminar toxinas”, dice Magali Dálix, creadora del método Train Better. Lo que sí es importante es que dupliques la hidratación y te pongas ropa que puedas ponerte o quitarte fácilmente para no pasar calor o enfriarte.

Publicidad

¿Te pasaste con las copas? Tienes dos opciones: o quedarte en casa lamentándote de la resaca, o “mover el culo” e irte a entrenar, lo cual tendrá un efecto  mucho más positivo en tu cuerpo y en tu mente. Eso sí, haz un entrenamiento más suave e hidrátate mucho antes de empezar, recuerda que la resaca es, sobre todo, un estado de deshidratación producido por el alcohol. Ah¡ y no vale lo de irte directo al spa…

Publicidad

Tengo que viajar. Perfecto, mete tus zapatillas en la maleta y sal a correr. O llévate la esterilla y aprovecha la habitación de hotel para hacer una sesión. Y aún tienes otra opción: apúntate a un club por un día (consulta todos los que tienen esta opción en GymForLess) o a un gimnasio online (como Ictiva,Aomm.tv o Telegim.tv), lo que te dará la opción de hacer ejercicio donde quieras con una simple conexión a internet.

Publicidad

Mucho calor o mucho frío. Efectivamente, cuando llueve y hace un frío que pela, o cuando el calor raja las piedras, da mucha pereza hacer ejercicio o salir a correr. Pero no es excusa para abandonar, hay horas del día en las que puedes evitar el calor, entrenar calentito en el gimnasio o en casa, o hacer ejercicio en la piscina o la playa.

No sé si llego… Hay días en los que, entre el trabajo, los niños y las miles de obligaciones que tenemos, parece imposible sacar un rato para entrenar. Es cierto. Pero también puedes levantarte 15 minutos antes y hacer una pequeña tabla de yoga, aprovechar la hora de la comida para pasear, salir a correr cuando tus hijos estén ya en la cama o hacer ejercicio con ellos mientras estás cuidándoles.

Publicidad

No sé si llego… Hay días en los que, entre el trabajo, los niños y las miles de obligaciones que tenemos, parece imposible  sacar un rato para entrenar. Es cierto. Pero también puedes levantarte 15 minutos antes y hacer una pequeña tabla de yoga, aprovechar la hora de la comida para pasear, salir a correr cuando tus hijos estén ya en la cama o hacer ejercicio con ellos mientras estás cuidándoles.

Publicidad

Con los niños, imposible. Pues tampoco, porque cuando son bebés puedes salir a pasear con ellos y aprovechar para hacer power walking. Si son más mayores, podéis patinar, montar en bici, jugar al fútbol. Si eres runner, hacerte con un cochecito que te permite correr con ellos, como Bugaboo Runner. Y otra opción estupenda es apuntarte a un gym con guardería o actividades para niños.

Publicidad

No me apetece nada de nada. Pues sí, también pasa, hay días en los que está uno que de bajón o que no puede tirar de su cuerpo. Y, como seguramente habréis comprobado, es justo estos días los que mejor te sienta hacer ejercicio, te sube el ánimo y te cambia el humor como por arte de magia.

¿Tenéis más excusas y más soluciones para desmontarlas?

Publicidad
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Asics celebra el 25° aniversario de la querida y muy conocida GEL-KAYANO con algunos...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...