Y después del maratón, ¿qué?

La crucial importancia de una correcta recuperación.
Rodrigo Gavela -
Y después del maratón, ¿qué?
Y después del maratón, ¿qué?

Después del maratón el organismo de los corredores queda muy tocado, sobre todo los músculos y tendones. Realmente es una prueba extrema que requiere una preparación mínima, seria y completa; además de una recuperación meticulosa una vez realizado. Los tendones quedan severamente dañados y se inflaman ligeramente. Los músculos sufren una gran destrucción, se quedan muy deshidratados y hasta arriba de residuos tóxicos que el cuerpo debe eliminar lentamente. Esto supone un sobreesfuerzo para el hígado, que es el encargado de reciclar todo ese residuo tóxico generado por el extenuante esfuerzo del maratón. De ahí la importancia de descansar del todo en la semana siguiente al maratón, además de beber mucho y comer ligero. Los riñones también tienen que trabajar al máximo para recuperar nuestro organismo, por lo que es necesario hidratarse correctamente. 

La sangre se hace mucho más densa y se pierden muchos glóbulos rojos. Si te haces una analítica de sangre antes del maratón y otra el día después, podrás comprobar como el índice de destrucción muscular (o CPK) se dispara y como disminuye drásticamente toda la serie roja (glóbulos rojos, hemoglobina y hematocrito), así como el empeoramiento de otros valores que requieren un urgente y obligado restablecimiento, por lo que es muy importante recuperarse bien y descansar adecuadamente. El proceso de recuperación de un maratón es la parte más importante en la globalidad del entrenamiento, pues influye decisivamente en la progresión de los resultados posteriores. El descanso no es un periodo perdido, pues también es entrenamiento. Si se hace bien las ventajas serán muchas y los resultados no se dejarán esperar. 

Publicidad

Cómo Recuperarse 

Antes de empezar a hacer los entrenamientos normales es necesario realizar una correcta recuperación: una semana de descanso total, la siguiente rodar sólo tres días 40 minutos suaves y después tres semanas de rodajes suaves y cortos; acompañado de trabajos de abdominales, estiramientos y fortalecimiento de tobillos y piernas; cada tres días gomas o pesas. Al mes después del maratón ya estaréis en las mejores condiciones para iniciar de nuevo una planificación, incidiendo mucho en las cuestas y escaleras. 

Empezar despacio 

Querer recuperarse antes de tiempo es un grave error que se suele pagar con lesiones, sobreentrenamiento o malos resultados. Lo más común es empezar a hacer series muy pronto, rodajes largos antes de tiempo (a ritmos excesivamente elevados para ser el inicio de un nuevo ciclo) y sin una base adecuada de preparación previa. La clave es no tener prisa y empezar muy despacio, al ritmo más lento posible. Para conseguir los objetivos lo más importante es ser paciente, prudente y constante. La continuidad es la clave del entrenamiento.

Nueva planificación 

Sólo con un planificado método de entrenamiento se pueden cumplir los objetivos que hayamos escogido. Cuanto más se trabaje la fuerza, la potencia, la resistencia aeróbica, los abdominales y los estiramientos, tanto más se podrá trabajar la intensidad con series, repeticiones y cambios de ritmo, lo que significará más posibilidades de progresar espectacularmente y de mejorar nuestros registros personales en todas las distancias, no sólo en los 42,195 km.

Publicidad
Te recomendamos

La lista negra de lo que nos esperan en las estanterías del "súper"...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...