¿Dónde correr en Nueva York?

Los trotes turísticos también suman, así que mejor hacerlos en un entorno propicio, un paisaje bonito y motivador; eso en la Gran Manzana está ‘chupado’.
Alberto Hernández -
¿Dónde correr en Nueva York?
Central Park, zona runner por excelencia en la Gran Manzana | Jordi Anguera

Lo normal es que quien vaya a correr el maratón más famoso del mundo y resida fuera de la ciudad, acuda a la misma dos o tres días antes de la carrera, escogiendo como alojamiento alguno de los hoteles de las inmediaciones de Times Square, el corazón de Manhattan. A menudo circunscribimos Nueva York solamente a esa isla (el distrito con mayor densidad de población, pero no en el que más gente vive ni el número uno en extensión), sin darnos cuenta de que sus fronteras se sitúan a decenas de kilómetros de allí.

Hay infinidad de zonas verdes en Brooklyn, Staten Island, Queens y El Bronx, pero no parece operativo acudir en su busca cuando vamos a estar un tiempo tan limitado entrenando (el esfuerzo logístico y de energía sería mayor que el beneficio obtenido del largo traslado). Así pues, son dos las opciones principales que se nos presentan.

LA CLÁSICA

Central Park. Mítico reducto donde la naturaleza se hace fuerte entre el mar de hormigón. Son infinitas las posibilidades que ofrece: bordearlo (unos 10 km, poco más de 4 km de largo y 800 metros de ancho), perderse en sus senderos de forma aleatoria o buscar puntos míticos (El Zoo, Strawberry Fields, Sheep Meadow…). Luego está la opción más lógica e icónica: el Jacqueline Kennedy Onassis Reservoir, o lo que es lo mismo, ese gran lago (el parque tiene 6) que habrás visto infinidad de veces en el cine y la televisión.

Tiene 2,5 km de cuerda y todo el rato corres sobre tierra bien prensada (en muy buen estado). Ir a primera hora de la mañana (el* jet lag* jugará a tu favor, tenlo en cuenta) y disfrutar el amanecer es una orgía para los sentidos, pues en sus tramos más abierto ofrece unas vistas de la ciudad maravillosas. Para llegar desde el sur (donde están la mayoría de hoteles) tendrás casi tres kilómetros y medio de asfalto (tomando como referencia la calle 59). Si te parece excesivo el volumen total una opción es caminar al principio o abordarlo desde alguna de las muchas estaciones de metro que se encuentran en sus proximidades (un taxi que te deje frente al Museo Guggenheim es lo más rápido).

¿Te hace un rodajito por Nueva York? | Jordi Anguera

¿Te hace un rodajito por Nueva York? | Jordi Anguera
Publicidad

Si vas corriendo desde tu lugar de pernoctación aconsejamos entrar por Columbus Circle. ¿Por qué? Porque a 800 m de allí, en dirección al lago, encontrarás montada la meta del maratón, lo que supone un chute de energía de cara al motivo principal del viaje.

LA ALTERNATIVA (Y MUY SUGERENTE)

Puede que quieras conocer sitios nuevos y, si sales a rodar un par de días, no hacerlo siempre por el mismo sitio. O simplemente sucede que la ubicación de tu hotel dista mucho de Central Park y no te apetezca complicarte la vida con pequeños traslados. Si es así, la ribera del Hudson, en el lado este de Manhattan, es tu destino.

A no ser que estés muy cercano a la Primera Avenida (en cuyo caso tendrás que cruzar la isla; en su punto más ancho mide aproximadamente 3,5 km) es improbable que te pille muy lejos, pues la mayoría de los hoteles que albergan a los participantes del maratón están entre la Avenida Madison y la Octava Avenida (el camino transitable junto al río, sería, para entendernos, la avenida número 12). Una vez junto al río disfrutarás de un ambiente súper deportivo donde se mezclan ciclistas, runners y gente que prefiere ponerse en forma al aire libre antes que encerrarse en un gimnasio (verás peña haciendo planchas, TRX, grupos de entreno funcional dirigidos, preparadores personales haciendo sudar a sus pupilos…).

Las vistas de New Jersey, justo enfrente son fantásticas (si eres fan de Los Soprano tu imaginación volará más de una vez). Tendrás dos alternativas: rumbo sur, hacia Battery Park (la punta de la isla) o dirigirte al norte, en sentido Riverside Park. La primera tiene el encanto de que, según avanzas, divisas la Estatua de la Libertad y, a la izquierda las primeras viviendas de los atractivos barrios de Midtown y el Lower Manhattan (Chelsea, el Village, SoHo…). La segunda te permitirá echarle un ojo al Intrepid Sea Air & Space Museum (el famoso portaviones que recordarás de un montón de tardes de sofá y mantita) y disfrutar del parque en sí, en realidad una fina lengua de terreno arbolado, a la altura del Upper East Side y a un paso de la prestigiosa Universidad de Columbia, cuyos estudiantes acostumbran a desconectar de los libros en sus entrañas.

Publicidad
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Asics celebra el 25° aniversario de la querida y muy conocida GEL-KAYANO con algunos...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...