Entrena a cubierto con las bajas temperaturas

La cinta de correr es un método de mantener la forma cuando salir ahí fuera parece un tormento.
Jeff Galloway -
Entrena a cubierto con las bajas temperaturas
Ponte a cubierto

El tapiz rodante -la clásica cinta de correr- es una magnífica herramienta para seguir en la brecha del running cuando el mercurio baja. Pero es importante tener un variado plan de acción al empezar. Eso no solo hará que el tiempo pase más rápido (correr bajo techo suele ser un martirio para la mayoría), también conseguirás un mayor incremento de tu forma que si repitieses la misma sesión cada vez que subas a la cinta. Aquí van cuatro entrenamientos para realizar en esos días de frío intenso en los que prefieres no arriesgarte a resbalar en el suelo helado o terminar con los dedos morados.

EL CUARTO DE HORA  

Se trata de un entrenamiento ideal cuando el reloj te presiona y no dispones de mucho tiempo. Trota tres minutos suaves y luego aumenta la velocidad hasta conseguir un ritmo moderadamente elevado. Intenta mantenerlo así durante dos minutos (no te preocupes si al final acabas resoplando, son gajes del oficio). Camina treinta segundos y repite la secuencia. Para terminar corre tres minutos más a ritmo intenso. Enfríate con un corto paseo de un minuto de duración.

EL RITMO DE REFUERZO

Calienta seis minutos alternando treinta segundos de trote con treinta segundos de caminata. Después incrementa un poco tu ritmo, aguántalo treinta segundos y anda otros treinta. Continúa con este ratio de 30/30. Aumenta el ritmo poco a poco en los sucesivos segmentos de carrera. Repite el ciclo las veces que puedas sintiéndote cómodo.

RODAJE LARGO

Sube la velocidad hasta que corras con soltura. Mantén el ritmo un par de minutos y luego camina durante uno. Repite el ratio de 2/1 tres veces. Luego increméntalo: corre tres minutos y anda uno. Hazlo tres veces. Finaliza el trabajo corriendo dos segmentos de 2/1 seguidos de otros dos de 1/1.

LA CUESTA

Gradualmente incrementa tu velocidad hasta alcanzar un ritmo fácil. Sube la inclinación al dos por ciento durante un minuto y luego al cuatro durante otro. Baja la inclinación y descansa un minuto. Sube de nuevo al cuatro y corre dos minutos. Alterna dos minutos en esa inclinación con uno de trote colocando la cinta plana (repítelo tantas veces como puedas).

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...