Evita las trampas del sobreentrenamiento

Presta atención a las señales de alarma.
runners.es -
Evita las trampas del sobreentrenamiento
Evita las trampas del sobreentrenamiento

Un entrenamiento continuado ayuda al corredor a perder peso y estar en forma, a punto para afrontar cualquier carrera. Pero has de tener en cuenta que los beneficios adquiridos mediante la práctica del running no solo tienen que ver con la cantidad de kilómetros recorridos, es decir, puedes lograr grandes avances acumulando tanto 40 como 80km a la semana. El problema, sobre todo en el caso de fondistas populares, no está tanto en la cantidad de entrenamiento como en el tiempo que dedicas al descanso. Es este último el que te aleja del sobre entrenamiento, un síndrome con varios síntomas que aparece con diferente frecuencia en diferentes tipos de corredores. Los primeros síntomas del sobre entrenamiento incluyen pérdida de energía y frecuente fatiga; nuestras piernas pueden sentirse pesadas y cansadas incluso el día de descanso. La ansiedad e irritabilidad son otros indicadores. Un extremo -pero no infrecuente- sería acabar enfermos o incluso deprimidos. Cuando los atletas empiezan a comprobar que su rendimiento se debilita, a menudo son presa del pánico y entrenan más, exactamente lo contrario a lo que deberían hacer. Así que antes de ir demasiado lejos, aprende a reconocer -y evitar- los signos más comunes del sobre entrenamiento.

Quieres aumentar tu kilometraje rápidamente tras una lesión

LA SOLUCIÓN

Tomar un pequeño descanso para rehabilitarte provoca un efecto de relajación en tu organismo, que necesitará tiempo para recuperarse y descansar antes de regresar a su estado normal. Un atleta aproximándose al final del período de rehabilitación tiene que recordarse constantemente a sí mismo: “Si ahora cometo un error puedo estar en el dique seco durante otra larga temporada”. Una buena medida es aprovechar el tiempo de descanso para desarrollar un plan de largo alcance. Tener una planificación minuciosamente diseñada (y escrita en un papel) nos proporcionará una razón para ser coherentes con nuestra situación y mantenernos firmes en la consecución de nuestro objetivo (reponernos y volver a correr de forma segura), sin distorsionarnos al más leve síntoma de recuperación.

Decides apuntarte a una carrera que se celebra dentro de pocas semanas a pesar de no haber acumulado suficiente entreno.

LA SOLUCIÓN

La proximidad de una atractiva competición incita a los corredores. Aunque el tiempo que falte para el pistoletazo de salida se antoje demasiado corto para nuestro estado de forma actual, tratamos de amontonar entrenamientos que han sido efectivos en épocas anteriores. Eso es meterse en un jaleo bastante considerable. No es que no debas participar, nada de eso, pero mantén tu ego a un lado. Mejor que tratar de hacer marca personal es salir a divertirte o ayudar a un compañero más lento. No olvides que tus objetivos han de ser un reto atractivo pero alcanzable.

Publicidad

Te has puesto una meta realista pero no la has ajustado a tu vida personal para conseguir un tiempo extra de entrenamiento

LA SOLUCIÓN

Aunque hayas encontrado tu plan perfecto, aquel que puede conducirte a grandes registros, hay un montón de condicionantes ajenos a tu voluntad que deben modificar tus aspiraciones: estrés, cargas laborales, falta de sueño, preocupaciones familiares… un cóctel variado de obstáculos que pueden empujarte al borde del precipicio. Está bien poner el listón alto atléticamente hablando, pero sin descuidar ni un ápice tus necesidades personales. Comer adecuadamente, dormir bien y cumplir con las tareas diarias son puntos críticos para alguien que además pretenda alcanzar una meta corriendo. Por ejemplo, consensua tu agenda social con familiares y amigos cuando estés en el pico de entrenamiento. En caso de que no puedas disminuir el ritmo de trabajo pregunta a tu jefe sobre la posibilidad de priorizar en los proyectos. Y si te encuentras cansado puede que necesites reducir la distancia que corres. Hacer un seguimiento de tus niveles de energía y emociones durante el entrenamiento puede ser muy útil para lograr un control realista de la situación; los corredores que se acercan a una zona de peligro pueden ser capaces de parar a tiempo y establecer cambios en su rutina.

Deseas medirte con corredores más fuertes

LA SOLUCIÓN

Ver como los colegas firman entrenamientos y competiciones con éxito puede tentarte a imitar sus rutinas, a pesar de que estas sean más de lo que tu cuerpo puede tolerar. Los corredores a menudo pensamos que la motivación y el esfuerzo extra recalibrarán nuestros cuerpos, pero la cosa no siempre funciona exactamente así. Pregúntate cómo te sientes tras compartir sesión con otros atletas de más nivel. Si acusas la diferencia de nivel en forma de dolores o malestar, mejor limita los entrenamientos fuertes. Incluso corriendo con tus amigos más rápidos ve a tu ritmo y descuélgate del grupo.

Estuviste enfermo la semana pasada y quieres hacer algunos km más para compensarlo

LA SOLUCIÓN

Date cuenta de que, incluso los atletas profesionales raramente completan su plan de entrenamiento tal y como lo tienen escrito. Esta máxima te ayudará a aceptar mejor el kilometraje perdido: los entrenamientos no se pierden, lo que hiciste ese día es lo que tu cuerpo estaba pidiendo que hicieras.

Publicidad

Estás viviendo en el pasado

LA SOLUCIÓN

Es común entre los corredores, a medida que van cumpliendo años y se hacen mayores, intentar mantener los ritmos de sus épocas más productivas, ya sea el último verano o hace una década. Cada uno envejecemos de manera diferente y, si no somos capaces de aceptarlo, la realidad puede estamparnos en la cara un tortazo de dimensiones considerables. En lugar de perseguir sueños pasados debemos establecer nuevas metas y encontrar otras razones para correr más allá de objetivos cronométricos o volumen semanal. Si el deseo de alcanzar ciertos ritmos persiste podemos tratar de concentrarnos en una distancia corta, valorando con prudencia el balance entre la cantidad y calidad de nuestro entrenamiento. 

 

Publicidad
Te recomendamos

La lista negra de lo que nos esperan en las estanterías del "súper"...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...