Evita el estancamiento

Un problema que cada vez sufren más aficionados.
Rodrigo Gavela -
Evita el estancamiento
Evita el estancamiento
El estancamiento atlético es más común entre los corredores aficionados que entre los de élite. A pesar de que estos últimos entrenan siempre en el límite, donde es muy fácil equivocarse o pasarse de forma, su gran ventaja es que suelen estar muy bien dirigidos, controlados y asesorados por especialistas (entrenadores, fisioterapeutas, médicos, etc.). Además, suelen realizarse analíticas periódicamente para detectar cualquier carencia o exceso. Si los aficionados entrenasen con más prudencia, planificación, descansando adecuadamente, con paciencia y sin prisas por mejorar, evitarían estancarse prematuramente y podrían evolucionar de forma constante durante muchos más años.
 
Por desgracia cada vez son más los corredores que se estancan en su evolución atlética, pero si se previesen las causas lograrían evitarlo. Incrementando notablemente el trabajo de fuerza y de potencia muscular se puede crear una base mucho más amplia que les permitiría llegar más lejos en sus objetivos y padecer menos lesiones. Planificando bien la temporada con varios picos y valles anuales, evitarían sobrecargas innecesarias y asimilarían mejor el entrenamiento.
 
El exceso de kilómetros lleva inevitablemente al estancamiento; debemos ser consecuentes con el nivel de cada uno y no hacer locuras. Entrenando al límite es muy fácil pasarse de forma o sobreentrenarse, lo ideal es pecar siempre por defecto y quedar con la sensación de que se podía hacer más y más intenso. Es muy necesario y aconsejable tomar complejos vitamínicos y hierro en los periodos de máxima carga de entrenamiento -previa analítica de sangre- como prevención para evitar deficiencias y bajones físicos. Y finalmente, hay que ser prudentes en los momentos de mejor forma física y no obsesionarse nunca con los resultados.
 

<

div style="text-align: justify;">

ALCANZAR LA MADUREZ ATLÉTICA
 
Un corredor de élite necesita unos 10 o 12 años entrenando regularmente para alcanzar su plenitud atlética. Ellos lo calculan por kilómetros y sitúan en torno a los 100.000 el momento en el que comienzan a tener sus mejores resultados. Este dato no se puede aplicar a los corredores aficionados, pero sí el de los años necesarios para llegar al máximo. Una vez alcanzada la plenitud física se puede mantener entre 5 y 7 años, pero a partir de ese momento comienza el declive por más que entrenes y que lo hagas de forma perfecta. Lo máximo que puedes hacer es perder muy poco a poco. Esto es aplicable a cualquier corredor, independientemente de su edad. Si empiezas a correr a los 25
obtendrás tus mejores resultados en torno a los 37 y si empiezas a los 50 años los conseguirás a los 60. Cuanto más joven se empiece mejores resultados van a obtenerse y durante más tiempo.
 
¿CÓMO DICES? POTENCIA AERÓBICA
 
Entrenar esta cualidad física significa realizar esfuerzos que estimulen al máximo la capacidad de absorción de oxígeno de la musculatura. Esto sólo se consigue con entrenamientos a ritmos fuertes. Son las series, repeticiones, el final de los rodajes progresivos y los cambios de ritmo sobre distancias medias y largas, de más de 1.000 m. El organismo se acostumbra a reciclar el lactato; debido a la mayor demanda de oxígeno, la eficacia cardiovascular aumenta, se agranda el corazón y se mejora la perfusión sanguínea muscular.
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...