La mágica sensación de correr rápido

Llega el verano. Baja el volumen e incrementa la intensidad. ¡Lo disfrutarás!
Paula Gallego -
La mágica sensación de correr rápido
La mágica sensación de correr rápido

Las temperaturas han comenzado a subir. Los entrenamientos largos cada vez cuestan más y acumular kilómetros al final de la semana se ha convertido en una odisea. Lo sabemos y por eso queremos hacerte una recomendación para redescubrir este deporte y aprovechar el verano para entrenar de forma diferente.

Baja el volumen y aumenta la intensidad. Con entrenamientos de velocidad conseguirás que tu cuerpo no sufra tanto con las altas temperaturas y, además, trabajarás como nunca lo habías hecho antes. Y es que la velocidad te aportará nuevas sensaciones y beneficios para afrontar tus retos con más garantías.

Y lo mejor de todo es que no te vas a tener que romper mucho la cabeza. Con un calentamiento de unos 20-25 minutos, una buena sesión de técnica de carrera y dos o tres rectas progresivas estarás preparado para realizar un entrenamiento específico de velocidad. Además, recuerda hidratarte correctamente tanto antes como durante y después del entreno, ya que es fundamental en estos meses calurosos.

Los entrenamientos que puedes realizar serán sencillos. Por ejemplo, 18x100m recuperando 1 minuto. O también puedes probar 10x200 recuperando 1’30”. Y si quieres, para seguir manteniendo un nivel aeróbico aceptable, puedes añadir a la sesión un 1.500 o un 2.000 a ritmo controlado. Con esto, un buen descalentamiento y una sesión de estiramientos habrás completado un gran entrenamiento veraniego. ¡Pruébalo!

Te recomendamos

Participa en nuevo sorteo de Deus ex Machina y puedes ganar este conjunto de tres pre...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Con mejoras en el upper pero manteniendo su tradicional personalidad de rodadora...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...