Los riesgos del exceso de confianza del maratoniano

La ley del maratón, generoso con los prudentes y cruel con los valientes.
Rodrigo Gavela -
Los riesgos del exceso de confianza del maratoniano
Los riesgos del exceso de confianza del maratoniano

Así es el maratón, la carrera mítica no perdona si sobrevaloras tus posibilidades, pero puede ser muy generosa si eres sensato. A los novatos les pierde la audacia, es normal; uno no sabe lo que es el maratón hasta que lo corre por primera vez. Por más que te digan o te cuenten, sólo vale vivirlo… ¡o sobrevivirlo! No hay nada más doloroso y penoso que equivocarse y pasarsede ritmo en el maratón; no perdona y se ceba en el corredor. Quien lo ha sufrido lo sabe. Allí estarás tú solo frente a él, sin poder hacer nada, derrotado y a su merced, sin entender por qué de repente no respondes, las articulaciones se hacen rígidas, los tendones te duelen y tus piernas parecen estar llenas de millones de agujas que se clavan en cada zancada, sin fuerza para levantar la cabeza, sin energía, sólo dolores insufribles que no te permiten correr; pero a pesar de ello tú sigues. 

Por el contrario, los más prudentes disfrutarán y se emocionarán cruzando la meta pletóricos, triunfantes, llenos de júbilo y satisfechos con el reto superado. Normalmente son corredores experimentados que ya han aprendido de sus errores o que saben aplicar una buena estrategia. Son aquellos que, conscientes de sus posibilidades, compiten en el maratón con bastante margen, realizando la primera parte más lenta que la segunda. La experiencia te enseña mucho en el maratón, sobre todo cuando cometes grandes errores, pero el que no aprende está perdido.

Publicidad

PREDECIR TU MARCA

Antes de competir en el maratón es necesario adquirir mucha experiencia en el medio maratón. Los tiempos en esa distancia os irán sirviendo de guía de cara al maratón. Tomad como referencia de marca el doble más un 10%. Por ejemplo, si tienes 1:30:30 en el medio maratón podrías estar un poco por encima de las 3:20 en los 42,195 km. Si realizas una prueba de esfuerzo también te dirá a que ritmos deberías competirlo. 

ESTRATEGIA CORRECTA

Lo ideal es ser prudente, buscando tiempos probables y no ir nunca cerca de tu límite. Por ello hay que hacer la primera parte algo más lenta que la segunda, con la sensación de ir rodando. Sí quieres acabar en 3:30 has de pasar la mitad sobre 1:46 o 1:47; incrementa el ritmo unos 5 segundos por kilómetro hasta el 35 y otros 5 segundos en los últimos kilómetros. Si no puedes mejorar en la segunda parte del maratón es que habías sobrevalorado tus posibilidades.

EQUIVOCARSE EN LOS RITMOS

Si te das cuenta de tu error en los primeros kilómetros del maratón aún tienes bastante margen para encauzar la prueba, si es a partir del kilómetro 25 poco tienes que hacer, y si es después del 35 ya no hay solución. Por ejemplo, si tenías que ir a 5:35/km y te has ido los 15 primeros a 5:20/km o menos, puedes frenarte e irte a 5:40 un par de kilómetros para retomar luego el ritmo de 5:35.

Publicidad
Te recomendamos

La lista negra de lo que nos esperan en las estanterías del "súper"...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...