No temas a la cinta

¿Correr dentro? Cómo mantenerte en forma sin aburrirte
Jeff Galloway -
No temas a la cinta
No temas a la cinta

Algunos corredores detestan la "máquina", otros tienen miedo de caer o volar fuera de la cinta y aún no se han atrevido a intentar una sola carrera en ella. Pero si hay hielo fuera, tormenta o mucha oscuridad, la cinta de correr puede ser una alternativa segura a tu ruta tradicional. Con el conocimiento correcto, podrías incluso disfrutar de tu tiempo sobre la máquina de correr. Aquí tienes cómo conseguir una gran sesión de ejercicio sin contar los minutos hasta que termines.

QUÉ SABER

A causa del movimiento de la cinta, los músculos de las piernas participan de manera diferente de lo que hacen en los caminos o senderos y no experimentarás la resistencia del viento. Para que tu experiencia en el interior sea más similar a la del aire libre, sube la inclinación entre uno y tres por ciento. Si estás en el gimnasio, asegúrate de que conoces las reglas de uso (algunos lugares te piden que inicies sesión en la máquina o que se respeten los límites de tiempo).

QUÉ HACER

Lleva una toalla pequeña para cubrir la pantalla (si prefi eres no saber cuánto tiempo te queda) y para limpiar el sudor de tu cara. Ten una botella de agua a mano para beber, el aire interior es más seco. Elige una cinta de correr delante de una TV (si estás en el gimnasio) o coloca un televisor, portátil o tableta en tu línea de visión (si estás en casa). Si te sientes cómodo leyendo, lleva un libro o una revista. La música también puede ayudarte a pasar el tiempo.

CÓMO EMPEZAR

Si es tu primera vez sobre una cinta de correr, pasa unos minutos familiarizándote con los controles de velocidad, prueba acelerar, desacelerar, y el uso del botón de parada de emergencia. Luego, comienza caminando tranquilo (unos 5 km/h) Durante unos tres minutos, aumenta poco a poco el ritmo durante dos o tres minutos, entonces empieza a correr. Si estás luchando sólo para mantenerte al día con la cinta, reduce la velocidad.

CÓMO CORRER

Juega con la velocidad para reducir el aburrimiento. Establece un ritmo para tu próxima carrera, mantenlo de dos a cuatro minutos, toma un descanso caminando de 1 o 2 minutos, luego repite de 4 a 8 ciclos completos. O si estás viendo la televisión, trata de aumentar la velocidad durante los anuncios y luego vuelve a correr/ caminar fácilmente durante el programa. Si estás escuchando música, aumenta tu velocidad en una canción animada, y luego vuelve al modo fácil en la siguiente.

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...