Combate todas esas irritantes situaciones del running

Cómo lidiar con irrespetuosos, caminos abarrotados y olores desagradables, entre otras cosas.
runners.es -
Combate todas esas irritantes situaciones del running
Deja de molestarme

Como un corredor con mucho más en su mente que lo rápido y lejos que va, seguro que deseas completar tu entrenamiento sin ser molestado por un vecino de cinta de correr gritando a su iPhone o interrumpido por un conductor inmaduro. Aquí está la manera de superar esas molestias comunes que a todos nos sacan de quicio alguna vez.

La molestia

LOS HABLADORES

Los corredores, para entendernos, son como los gatos y los perros. El corredor gato solo quiere que le dejen hacer las cosas a su manera. Al runner perro le va más el rollo social. Puedes ser gato o perro según el día, pero nunca es divertido ser un gato atrapado en un mundo de perros.

LA SOLUCIÓN - Bloquear o Mover

Si estás en el gimnasio, los auriculares pueden ser tu primera línea de defensa, aun cuando no los estés realmente utilizando. Trata de concentrarte en tu técnica de carrera o en el propósito del entrenamiento de ese día. Puedes aprovechar para realizar algún trabajo intenso, como cambios de ritmo; el propio esfuerzo requerirá tanto tu atención que acabarás por ignorar al bocazas de turno. Otra opción, menos retorcida, es simplemente pedirle que se calle.

Silencio, por favor: 

Decirle a un vecino de cinta de correr que se calle o baje la voz cuando está hablando por teléfono no es la mejor manera de que lo haga realmente. Lo mejor, es ser directos, no ir a la persona y decir: “Si no le importa, ¿podría bajar un poco el tono de su móvil?”, cuando lo realmente quieres es que cuelgue. En lugar de eso, lo mejor es hacer contacto visual, poner una sonrisa y, en un tono tranquilo, no acusatorio decir: “¿Podría colgar? Realmente me está distrayendo” Por lo general, el enfoque, incluso aún sin ser demasiado firme, suele funcionar. Si no tienes un buen día siempre puedes recurrir al: ¡Cierra la boca! Eso sí, has de tener en cuenta que puede que tengas que salir corriendo del gimnasio.

Publicidad

La molestia

LOS PROVOCADORES

Los corredores suelen soportar burlas como: “¡Corre, Forrest! ¡Corre!”. Sí, incluso 17 años después de que el joven Forrest Gump corriese a través de las pantallas de cine. También gesticulaciones soeces de los conductores mal educados, que se niegan a ceder un centímetro. A veces, las mujeres corredoras son francamente acosadas, sobre todo en lo que respecta a su indumentaria (hay algunos que, en pleno siglo XXI, parecen no haber visto nunca a una chica en pantalones cortos. Por no hablar de los graciosos de turno que te disparan con la pistolita de agua o establecen comparaciones entre tu estilo trotón y la gracilidad del corredor de moda. Y esto no es nada comparado con lo que tenían que soportar los pioneros de los años 70, esos sí que se armaban de paciencia. 

LA SOLUCIÓN - Dale la Vuelta

En lugar de entrar al trapo y responder gritando, utiliza la otra grosería para tu propio beneficio. Tomar las cosas negativas y darles la vuelta, pensar: “Estoy haciendo algo que ellos no pueden hacer. Estoy haciendo exactamente lo que ellos deberían estar haciendo”.

La molestia

GRUPOS DE CORREDORES

El tráfico es bastante molesto en la carretera, pero ojo, no le van a la zaga algunas carreras multitudinarias y ciertos caminos estrechos pero muy transitados. No es fácil concentrarse en la técnica y la respiración si el camino está bloqueado.

LA SOLUCIÓN - Hazte Oír

La mayoría de los corredores son considerados cuando otros se aproximan por detrás y les dice en voz alta: ¡Paso! Si te ves en esta situación y no te escuchas, sé un poco más astuto, acércate y pregunta: ¿Cómo va la cosa? Por lo general, el adelantado va a desplazar su hombro interior hacia ti para mirar, lo cual crea un espacio a través del cual deslizarse. Respecto a la competición, si tu objetivo es hacer marca personal, escoge las pruebas menos multitudinarias.

Publicidad

La molestia

MALOS OLORES

Por supuesto, la gente suda cuando corre. Tú también. Pero algunos corredores emiten olores peores que otros, sobre todo si han tomado alimentos con mucho ajo o difíciles de digerir, están tratando de dejar de fumar a través del running o se han puesto la misma ropa del último entrenamiento sin la lavar.

LA SOLUCIÓN - Con Tacto o Directo

A los buenos amigos se les puede hablar con mucho tacto. De lo contrario, lo mejor que puede hacer uno es alejarse. Otro truco si el maloliente coincide siempre en el gimnasio contigo o es parte de tu grupo de corredores es despistar el olor aplicando un poco de mentol debajo de la nariz antes de la carrera. Cacao perfumado para labios también puede funcionar.

La molestia

NUESTRO COBARDE INTERIOR

Es normal que nuestro monólogo interior nos plante cara cuando corremos. A veces constantemente, sobre todo si no estamos en forma. Trata de no pensar en el hecho de que te estás arrastrando o de que las rodillas flojean. Hagas lo que hagas, no pares.

LA SOLUCIÓN - Busca un Mantra

Sé consciente de que tú tienes control sobre tus pensamientos, no al revés, de otra forma las cosas no van a ir todo lo bien que pretendes. Tienes que intentar crear a toda costa un pensamiento que te ayude a superar ese mal momento que surge cuando tu cerebro comienza a jugar sucio en mitad de una carrera, ya sea con dorsal en el pecho o durante un entrenamiento exigente. Sigue inmediatamente con un mantra positivo como, una frase que te inspire, que te motive. Tiene que ser realista, con fuerza y visión de futuro. Repítelo cuantas veces sea necesario hasta instalarte en él. Los ejercicios mentales pueden ser tan importantes como los físicos para aplacar tus distracciones internas.

Publicidad
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Asics celebra el 25° aniversario de la querida y muy conocida GEL-KAYANO con algunos...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...