Querido diario…

runners.es -
Querido diario…
¿Por qué deberías tener un diario de entrenamiento?

Llevar un diario de entrenamiento puede ser de más ayuda de la que piensas. Dejar constancia de cada carrera, de cada entrenamiento y cada sensación, puede ser el mejor camino para analizar tus fallos, tu evolución o tus mejoras. En definitiva: "Querido diario: hoy voy ser mejor corredor"…

1. Mantén la sencillez.

Cuanto más fácil sea escribir tu diario, más posibilidades tendrás de seguir con el hábito. Empieza enfocándolo en algunas cosas que sean las más significativas para ti, como el tiempo y la distancia que has corrido; si tienes algún dolor, tu peso, la meteorología, y otras cosas que consideres oportunas. Adáptalo de una manera sencilla para poder comparar los diferentes días. Puedes recordar lo esencial de tu entrenamiento en el mismo tiempo que tardas en leer este párrafo. Escribir un diario te llevará un poco más, dependiendo de lo extenso que seas. Normalmente, mis apuntes ocupan una página, ya que pretendo dedicar poco tiempo a escribir intencionadamente dado que quiero tomármelo como un hobby y un momento esperado al día.

2. Házlo práctico.

La razón pragmática por la que se redacta un diario de correr durante un largo periodo es obtener una historia detallada de tus entrenamientos. No sacas demasiadas conclusiones de unos pocos días, pero cuando se suman las semanas, los meses y los años, se forma un camino que apunta en dos direcciones, dónde has estado y hacia dónde puedes ir. En vez de clasificar una semana de trabajo (donde un entreno raramente largo o rápido puede estropear los resultados) yo analizo la información acumulada al final de cada mes. Llevar la cuenta por mes iguala estos altibajos, las causas de un bajón pueden ser por una lesión o un viaje de negocios. Pero como los meses son tan largos y cada uno tiene una cantidad de días distinta, no trato con el total de entrenamientos, sino que calculo la media diaria, que se puede comparar de mes en mes para poder hacer un pronóstico a largo plazo.

Publicidad

3. Personalízalo.

Piensa en tus anotaciones como una carta para ti mismo. No debes preocuparte en escribir correctamente. En mi diario, redacto rápidamente y cometo faltas de ortografía. Además, no suelo comprobar la información. Éste no es el momento de ir más despacio para mirar si hay que poner una coma o no. Tampoco es el momento de modestia falsa o buenas maneras. Ésta es tu página. Escribe lo que quieras mientras seas honesto y personal.

4. Consérvalo.

Cuanto más tiempo conserves el diario, más valor tendrá. Puedes abrir una página en el diario y volver atrás a un día de tu vida. Puedes recuperar una visión, y con unas pocas líneas de esa página, recrear lo que hiciste y sentiste ese día. Estas páginas dan permanenciaa un esfuerzo que de lo contrario sería tan fugaz como el momento. Desvelan sustancias invisibles como una huella en un pavimento seco. En mi oficina hay una estantería con 44 carpetas, cada una representa un año lleno de experiencias. Estos diarios cuentan las historias más reales de mi vida.

Publicidad
Te recomendamos

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

La premiada Ride de Saucony, llega ahora con ISOFIT, mejora el ajuste y la amortiguac...

La práctica deportiva siempre se asocia a este tipo de dolores, pero has de saber que...

Cambia tu relación con la ciudad con la Yamaha NMax...

Vuelven las míticas 890v6 de New Balance, unas zapatillas versátiles y equilibradas q...