Tres trucos mentales para superar los días duros

Las tiradas largas y las competiciones ponen a prueba tu fuerza física y mental. Estas estrategias ayudarán a tu mente a seguir en juego.
Jenny Hadfield -
Tres trucos mentales para superar los días duros
Tres trucos mentales para superar los días duros

P: Estoy entrenando para mi primera media maratón. No tengo problemas con el entrenamiento físico, pero me está costando lidiar con la parte mental, desde la distancia de las tiradas largas hasta terminar sin quejarme por todo. ¿Tienes algún truco mental para poder superarlas? Me siento un debilucho.

Lo primero, no eres un debilucho. Cualquiera que se esté preparando de manera activa para un medio maratón - añadiendo kilómetros para tener la valentía de plantar el pie en la línea de salida - no es ningún flojo.

Segundo: la parte mental del running supone la mitad de la batalla. Durante los entrenamientos y competiciones, contar con algún truco mental en tu bolsillo te puede ayudar a terminar rápido y destrozar al diablo que te susurra al oído dudando de cada zancada.

Estos son mis favoritos:

“Cómete el elefante trocito a trocito”

Mi compañero de entrenamientos me dijo esto antes de empezar el Eco-Challenge de Borneo, en Malasia, una carrera de aventura de 10 días atravesando selvas que albergan serpientes del tamaño de mi coche. El miedo me paralizaba, y ese sencillo mantra me ayudó a salir adelante.

Cuando la magnitud de un reto te haga sentir estrés, divídelo en pedazos más pequeños, más fáciles de digerir, y concéntrate en el próximo paso. Esto tiene efecto en entrenamientos de intervalos, tiradas largas y prácticamente en cualquier momento en el que sientas que la vida puede contigo.

Si te toca hacer 12 kilómetros, por ejemplo, puedes dividirlo en dos partes de 6 kilómetros o en cuatro de 3 kilómetros. Cuando tengas tiradas largas, divídelas en tercios y concéntrate en la que estés recorriendo en ese momento. Tu mente ya sabe cómo correr 5 o 6 kilómetros - piensa en esa distancia, y con eso tendrás menos estrés mental durante el entrenamiento.

Publicidad

“Podría ser peor”

Este es un juego divertido al que jugué con mi compañero de carrera de aventuras mientras descansábamos rodeados de agresivas hormigas rojas en medio de la selva. Atravesé un momento de pánico, y mi compañero exclamó: “¡Oye, podría ser peor, podría mordernos una cobra!”

Durante el resto de la competición, cuando uno de nosotros empezaba a sufrir mentalmente, empezábamos el juego de “podría ser peor”. Jugar a esto pone en perspectiva el sufrimiento. Si estás en una tirada larga y está siendo duro, piensa en todos lo que podría hacerlo más duro: corriendo por arena o escalando una montaña. Siempre puede ser peor, y si piensas en lo peor, todo parece algo más fácil.

“Recuerda cuando…”

Este es un juego de reflexión muy bueno para hacerse después de carreras duras. Cuando pares a reflexionar y pienses: “Nunca llegaré a conseguirlo”, échale un vistazo a tu diario de entrenamientos y mira lo lejos que has llegado.

Podrías pensar en tu primer entrenamiento o en el 5K que corriste el mes pasado. Cada carrera supone un progreso. Pronto podrás decir cosas como “Sólo tengo un 10K este fin de semana”, lo que hará que tus amigos y familia no corredores piensen que estás loco. “¿Te acuerdas de cuando no podías ni dar la vuelta a la manzana corriendo? ¿Recuerdas cuando pensabas que 5 kilómetros era muchísimo? ¿Recuerdas cuando corriste a ese ritmo? ¿Recuerdas cuando pensaba que no podría acabar una carrera?”

Échale un vistazo a tu espejo retrovisor y reflexiona cada poco tiempo. Te sorprenderá lo lejos que has llegado e inspírate por tu esfuerzo. Si la dejas, tu experiencia del running te propulsará hacia tu próximo destino.

Publicidad
Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...