¿Soy un corredor de verdad?

Muchos principiantes se preguntan en qué momento te conviertes en un corredor “de verdad”
Susan Paul -
¿Soy un corredor de verdad?
¿Soy un corredor de verdad?

P: Puede que sea una pregunta tonta, pero necesito respuesta. Empecé a correr hace 37 semanas (lo sé porque tengo un diario de entrenamiento. Hasta la fecha he corrido dos 5K, un 10K y dos medios maratones (y haré mi tercera en junio). Mi 5K más rápido fue en 25:25 y espero bajar de 2 horas en la media. Ni que decir tiene, no soy la más rápida del mundo. Pero debido a mi físico delgado (monto en bicicleta, nado y hago pesas) la gente me pregunta “¿Eres corredora?” Yo siempre les digo “¡Por supuesto que no!” ¿En qué momento debería considerarme una corredora? ¿Es tras un tiempo determinado? ¿Tras una consistencia? ¿Tras varias carreras? ¿Cuando me encante correr?

¡Gracias!,

Nikki

R: Querida Nikki,

mi respuesta es “¡Por supuesto que SÍ!” ¡Claro que eres una corredora! Considerarte una corredora sólo se basa en amar el running, lo que lleva a que busques el momento de volver a correr, sin importar el ritmo, la distancia, el kilometraje semanal, las competiciones o el tiempo que lleves corriendo.

En tu caso, sabes las semanas exactas que llevas entrenando y tienes un diario de entrenamientos. Has competido seis veces, ¡lo que supone una carrera aproximadamente  cada 6 semanas! Has probado con distancias desde los 5K hasta el medio maratón y ya tienes un objetivo para tu próxima carrera. Tu marca de 25:25 en 5K puede predecir que harás 2 horas en medio maratón, así que es posible que consigas tu objetivo. ¿Cómo era el dicho? Si se mueve como un pato y habla como un pato, ¡entonces es un pato! ¡Sí, entonces tú eres una corredora!

Tu entusiasmo y tus objetivos son muy interesantes. Asegúrate de programar tiempo de descanso cada semana y también entre competiciones. Lo único que me preocupa es que al estar avanzando tan rápido puedas lesionarte o quemarte.

Tu plan de entrenamiento debería incluir como mínimo un día a la semana de descanso total y tendría que incluir una gama completa de ritmos de entrenamiento y distancia con aumento gradual del kilometraje semanal. Un buen modo de saber si estás sobreentrenando es medirte la frecuencia cardiaca en reposo. Es una medición completamente objetiva, fácil de realizar y que ofrece un buen dato. Mide tu frecuencia cardiaca en reposo cada mañana, antes de levantarte, para saber tu frecuencia cardiaca base. Una vez tengas una media establecida, mira si hay algún incremento. Si la frecuencia en reposo está por encima de la media en 10 pulsaciones, ya sabes que algo pasa. Esto es normalmente un síntoma de enfermedad, fatiga o falta de tiempo de recuperación y es mejor no seguir entrenando duro hasta que tu frecuencia cardiaca en reposo vuelve a la habitual. Puedes dormir o hacer una rodaje corto y suave en vez de un duro entrenamiento ese día.

El ritmo de tu programa de entrenamiento debería ser similar al de una tirada larga: empieza poco a poco y guíate por las sensaciones. ¡Es la clave para poder correr durante mucho tiempo sin preocupaciones!

Mucha suerte,

Susan Paul

Susan Paul ha entrenado a más de 2.000 corredores y es fisióloga del ejercicio y directora del programa Orlando Track Shack. Si quieres saber más, entra en www.trackshack.com

 

Te recomendamos

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

La premiada Ride de Saucony, llega ahora con ISOFIT, mejora el ajuste y la amortiguac...

La práctica deportiva siempre se asocia a este tipo de dolores, pero has de saber que...

Cambia tu relación con la ciudad con la Yamaha NMax...

Vuelven las míticas 890v6 de New Balance, unas zapatillas versátiles y equilibradas q...