¿Sabes a qué pulsaciones corrió Pablo Villa la Ultra Pirineu?

El flamante vencedor de esta prestigiosa carrera comparte estos datos así como algunas de sus variables de rendimiento.
Texto: Ezequiel Bellido / Foto: Salomon Running -
¿Sabes a qué pulsaciones corrió Pablo Villa la Ultra Pirineu?
¿Sabes a qué pulsaciones ganó Pablo Villa la Ultra Pirineu?

Si tuviste la suerte de estar presente y presenciar en directo –o en streaming- el formidable espectáculo que se vivió el último fin de semana de septiembre con motivo de la Ultra Pirineu, estamos seguros que una de las cosas que te sorprendió, es ver la cara de frescura que en casa todo momento se le podía ver a Pablo Villa, ganador de la prueba.

Para ser el mejor entre los mejores, y vencer en una carrera como esta, no sólo es imprescindible tener una buena genética y fisiología predispuesta a los deportes de largo aliento, estar en plena forma, tener un alto consumo de oxígeno y que salga rodado el protocolo de avituallamiento –además de algo de suerte- . También hay que conocerse muy muy bien y saber repartir –o tener mecanismos- tus capacidades, esfuerzo y energía a lo largo y ancho de toda la kilometrada que tienes delante, en este caso 110km y casi 7.000+. En este caso, Pablo Villa dio una clase magistral de cómo medir con ‘escuadra y cartabón’ una prueba tan compleja como esta. Para esto, empleó y se fió plenamente del compañero de fatigas de muchos, el pulsómetro. Según nos confiesa, suele utilizarlo en casi todos sus entrenamientos y le es fiel en cada momento.

En su caso particular, lo calibró para rozar las 166ppm, su umbral anaeróbico, dato muy fresco sacado de una prueba de esfuerzo pocos días antes de la Ultra Pirineu. En este sentido, Pablo sabía que podía afrontar las subidas corriendo a unas 160ppm –aunque nos confesó que tuvo algunos picos de 165ppm y un par de picos instantáneos de 173ppm- y estabilizarse en llanos y bajada, en las 150-155ppm.

Publicidad

Dado que su umbral anaeróbico lo tenía situado en 166 ppm, y su frecuencia cardiaca máxima es de aproximadamente 180ppm, tenemos que Villa  fue capaz de mantenerse cerca del 90% de su frecuencia cardiaca máxima en las subidas, y a un 84-85% en los llanos y en la bajada. Este podría ser perfectamente un ejemplo de un corredor con cierto bagaje en la montaña cuando corre maratones de 4-5 horas, pero otro cantar en poder mantener esta intensidad durante más de 12 horas, algo que sí que hizo Pablo. También hay que destacar que su consumo máximo de oxígeno es de 77 ml/kg/min –también dato sacado de esa prueba de esfuerzo-, una cifra bastante alta que le situó con potencial para conseguir el resultado que obtuvo. Si a esto le sumamos que su fisiólogo le dejó claro que también tenía la ventaja de poder mantener ese VO2 max durante bastante tiempo,  Pablo Villa reunía muchos de los parámetros de rendimiento óptimos para realizar una carrera de libro.

También sabemos –al igual que algún@s de vosotr@s- que no sólo del físico vive el corredor, también hay un plano mental que hay que entrenar y que al fin y al cabo es el más decisivo de todos. A este respecto, Pablo Villa tomó cartas en el asunto a raíz de no cuajar todavía en la larga distancia con un potencial como el suyo y de su abandono en la TDS del UTMB. A la vista está el gran resultado obtenido al trabajar también en un campo, que pese a que el 99% de los corredores digan que el aspecto mental es lo más importante en la larga distancia, siempre es el eterno olvidado.

Publicidad
Te recomendamos

La premiada Ride de Saucony, llega ahora con ISOFIT, mejora el ajuste y la amortiguac...

Vuelven las míticas 890v6 de New Balance, unas zapatillas versátiles y equilibradas q...

La práctica deportiva siempre se asocia a este tipo de dolores, pero has de saber que...

Cambia tu relación con la ciudad con la Yamaha NMax...