Artenara Trail: sufrimiento y diversión a partes iguales

“Dicen que si no sufres no lo disfrutas igual, pero mi recomendación es que no dejéis que os lo cuenten, nunca es lo mismo”, nos anima Claudia
Claudia Luengo -
Artenara Trail: sufrimiento y diversión a partes iguales
Forografía Artenara Trail 2018 / Carlos Díaz-Recio

El fin de semana los pueblos del centro de la isla de Gran Canaria se llenaban de runners de montaña, puesto que el sábado 16 de junio se celebrada la Copa y Campeonato de Gran Canaria durante la Artenara Trail.

Una carrera especial, con tres distancias, para todos los gustos, colores, formas físicas y demases, así que si te planteas correr por montaña, lo de no estar acostumbrado a los terrenos fuera de asfalto deja de ser excusa; Starter (10 km), Medium (16 km) y Trail (30 km).

Artenara Trail: sufrimiento y diversión a partes iguales

Artenara Trail: sufrimiento y diversión a partes iguales

A pesar del entrenamiento el último mes, en mi caso he tenido una base técnica esta temporada con Alvaro Sumozas que me ha ayudado a afrontar el trail con más confianza gracias a los consejos y salidas en grupos. Correr en condiciones de sol, altitud, humedad...después de una temporada con un invierno y una primavera muy fríos se aventuraba diferente y muy apetecible.

Publicidad

El calor empezaba a dejarse ver en la Península, y seguro que allí iba a ser más acusado, podía ser un desafío interesante. Llegué sin nervios, pero se diluyó porque impresiona el paisaje al entrar al pueblo; con el Pico de las Nieves a la izquierda del valle, el Roque Nublo, y la puesta de Sol desde el mirador del otro del pueblo se alcanza a ver el Teide.

Me acuesto con un poco de malas sensaciones porque creo que he pillado un resfriado durante el vuelo y los 9º de temperatura fuera no ayudan. 8:00 horas, suena el despertador: hay carrera, no hay sueño, no hay pereza. Desayuno rapidito y rumbo al pueblo de Artenara, ¡lo que aprovecho para calentar! Los parkings llenos antes de las 9,ya nos auguran que habrá gente, mucha gente, y será por la hora de diferencia pero no ha dolido mucho madrugar.

Se acercan las 9:20, toca ir cogiendo posiciones, y comienza la cuenta atrás puntualmente. Tras una salida rápida, desde el núcleo del pueblo, pasas por el primero de los tres tramos de carretera que habrá en todo en trail. La primera cuesta abajo es ligera y coges la carretera de salida del pueblo, cuesta arriba con lo que por suerte el grupo empieza a alargarse; hay algo de piedras pero el camino de tierra es pista forestal hasta llegar a la cima. A partir de ahí se estrecha y comienza la diversión, con lo que el grupo termina de dispersarse.

Artenara Trail: sufrimiento y diversión a partes iguales

Artenara Trail: sufrimiento y diversión a partes iguales

Primeras bajadas rápidas de caminos, las piedras no resbalan demasiado, pero la ligereza se acaba rápidamente, y dan paso a dos tramos un poco más técnicos con curvas cerradas, otro un poco más tranquilo entre matorrales, bajada por un canchal, que sigue estrechando el camino por el lindero de un bosque de pinos.

Con los tobillos ya algo reventados llegas a un segundo tramo de asfalto, con el primer avituallamiento en el kilómetro 4.5, coger un poco de aire, subir la velocidad y aprovechar un pelín a disfrutar de los espectaculares paisajes con vistas a casi todo el barranco de Tejeda. Da paso a otros dos tramos de bajada en los que el trazado va por la propia roca, un poco más calmados especialmente por el cuidado que había que tener con los piedras sueltas. Al cruzar un pueblo me pasan varias corredoras: "¡animo, que se acaban las piedras!", con lo que salimos a la carretera. Por ahora todo bajada y comienza la subida.

Publicidad

El punto de inflexión a la cuesta arriba parece tranquilo a pesar de la pendiente, pero tras el segundo avituallamiento en el kilómetro 7.5 y una decena de curvas, se acaba la tranquilidad. Te desvías de la carretera para coger un camino por rocas en el que vuelve a ser imposible adelantar, con algún repecho en los que las subidas son durillas pero que te permiten caminar rápido-trotar despacio.

Pasamos una presa con una zona un poco más complicada con 2 kilómetros de cresteo, pero de momento el tobillo sigue caliente y voy bien. Vamos un grupo de corredores bastante juntos: empiezo a perder el ritmo en el kilómetro 10 y los caminos cuesta arriba no dejan de serpentear, pareciendo que no van a acabarse, de vez en cuando hay algún repecho llano o incluso cuesta abajo, pero en ese punto, con el tobillo fastidiado me es más fácil seguir subiendo que volver a coger velocidad cuesta abajo o intentar controlar las piedras. Hay un tramo de toboganes, de sube baja-sube baja, así llegamos al kilómetro 12.2 con el último avituallamiento.

Ya sin botella, perdida en algún resbalón, los de la organización simpatiquísimos, me ayudan con el agua y la garrafa, fruta fresca… gente que estaba animándonos en ese punto, y cargamos las pilas.

Retomamos el camino adentrándonos otra vez en bosque pero mentalmente las pendientes intermitentes me hacen pensar que lo mismo la siguiente subida no tendrá tanta pendiente y obviamente...equivocación. Así que toca escoger bajar el ritmo para poder seguir porque el tobillo empieza a decir basta y el sol a pegar demasiado.

Continuamos y ya coronamos el techo de carrera (1.295m), logramos bajar, seguimos hasta salir del camino volviendo a la pista forestal y al tramo inicial de asfalto por el que habíamos salido del pueblo. Ya han pasado dos horas y la cabeza empieza a flaquear: aflojamos un poco, dándole un respiro a las piernas.

Ya se escuchan a lo lejos la gente en meta, con gritos de ánimo; lo que fué la primera cuesta se convierte en la última bajada, para subir por un lateral haciendo eses. Por los altavoces me entero que estoy entrando a la vez que el primer corredor de la distancia de Trail, el campeón de Canarias Efrén Segundo, por lo que ánimos en esos metros no me faltaron y al final llegamos a meta en 2:22.

Artenara Trail: sufrimiento y diversión a partes iguales

Artenara Trail: sufrimiento y diversión a partes iguales
Publicidad

Lo importante, haber logrado terminar, que sin la gente que tiró de mi no lo habría disfrutado ni la mitad. Sin duda pasaría por aquí otra vez…a lo mejor por eso que dicen que si no sufres no lo disfrutas igual, pero mi recomendación es que no dejéis que os lo cuenten, nunca es lo mismo.

Si quereis conocer zonas diferentes de Gran Canaria y sus montañas, y no el entorno de playa y costa, apuntaros a correr la ArtenaraTrail. Para mí, al menos 12 km de los 16.3 km fueron de agradecimiento a la calidez de los corredores canarios y a los ánimos de los compañeros de carrera.

Publicidad
Te recomendamos

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

El nuevo tubular de BUFF® se fabrica a partir de microfibras que se obtienen de botel...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...

Asics celebra el 25° aniversario de la querida y muy conocida GEL-KAYANO con algunos...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...