ANÁLISIS I Reebok FloatRide Run Fast

Uno de los mejores modelos para competición
Javier Moro -
ANÁLISIS I Reebok FloatRide Run Fast
ANÁLISIS I Reebok FloatRide Fast

Una de las zapatillas más rápidas que puedes comprar en 2018 es una Reebok. En serio.

Sabemos también que hemos hablado y alabado mucho a las Vaporfly 4% de Nike que acaban de relanzarse, pero hay que tener suerte, en verdad, para encontrar un par y pagar los 250€ que cuestan. La Floatride Run Fast, sin embargo, no vaciará tu tarjeta (139€) y comparte algunos rasgos con la 4% para ayudarte.

Todo comienza con la espuma: Reebok está utilizando un compuesto basado en el Pebax, muy parecido al que se encuentra en la Vaporfly 4%, el cual es mucho más ligero que la EVA estándar usado en zapatillas durante décadas, pero también ofrece una amortiguación excelente y rebote (el famoso retorno de energía) que dispara los gráficos.

Análisis Reebok FloatRide Fast

El Pebax es toda la parte blanca de la media suela

Esa espuma es la respuesta a la tendencia actual para ofrecer un alto rendimiento energético (técnicamente, la espuma reduce la cantidad de energía que pierdes con cada paso). El Pebax que forma la versión de esta Reebok, Floatride, cuando se hincha como una espuma significa que el material se comprime más y vuelve a su estado inicial con más fuerza y rapidez que las espumas típicas de la media suela. Reebok utiliza un EVA más clásico en la parte alta para crear estabilizadores laterales y poder dirigir así un poco mejor el pie hacia delante, pero sin molestar.

Para los corredores es un modelo divertido (y muy rápido) porque tienes la sensación de que los pies se levantan del suelo antes, como saltando. Primero probamos esta espuma en la Reebok Floatride Run, una zapatilla de entrenamiento que ganó nuestro premio “Best Debut” en 2017 por su habilidad mágica para convertir un trote fácil en algo rápido. Nos dimos cuenta de que Reebok tenía algo especial con esta espuma, y ha seguido mejorando la fórmula con la Run Fast. Esta versión, se ha basado en la agresiva Run Fast Pro, es más ligera y delgada que la Floatride Run, pero más contundente y amortiguada que la Pro, cosa que muchos de nosotros buscamos cuando nos dirigimos a la pista o a buscar ritmos rápidos para ponernos en forma. Pero gracias a esa espuma, también es cómoda si quieres moverte a un ritmo más pausado. En definitiva, muy versátil.

También nos encanta su finísima y suave malla, lo que hace que sea aún más ligera que otras similares. Esta fue la zapatilla con la que el excampeón de Europa de 1.500m, Reyes Estévez (190 cm) debutó en los 42 kilómetros el mes pasado en Berlín, para acabar en 2:33.

Análisis Reebok FloatRide Fast

Reyes Estévez (54850) en Berlín 2018

Alturas: 24 mm (talón), 16 mm (punta) Drop: 8 mm Pesos: 195g (H) y 158g (M)

Análisis Reebok FloatRide Fast

Suela completa de caucho con múltiples taquitos ovalados
Te recomendamos

Participa en nuevo sorteo de Deus ex Machina y puedes ganar este conjunto de tres pre...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Con mejoras en el upper pero manteniendo su tradicional personalidad de rodadora...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...