Probamos el nuevo Tom Tom GPS Cardio

La principal novedad del producto de la firma holandesa es la medición de la frecuencia cardiaca sin necesidad de banda de pecho.
Alberto Hernández -
Probamos el nuevo Tom Tom GPS Cardio
De todo Corazón

Tom Tom, Tom Tom, Tom Tom... Con ese nombre no tener un pulsómetro en el catálogo era una incoherencia semántica demasiado grande para una compañía acostumbrada a la excelencia. Lo han solucionado de lujo, incorporando a su conocido cronómetro-GPS (resumiendo, que la lista de prestaciones es larga) un medidor de frecuencia cardiaca que no necesita banda de pecho para decirte si estás hecho un tiro o precisas pasar más tiempo embutido en tus mallas de correr. Otra vez la sencillez por bandera –ADN de los holandeses–  a la hora de salir de apuros: con un pequeño chip incorporado bajo la carcasa basta. Los que hace tiempo preferimos no saber los designios de nuestro corazón antes que enfrascarnos en la parafernalia que suponía colocarse el aparato de marras hemos recibido la solución como agua de abril, pues el nuevo Tom Tom GPS Runner Cardio se presentó en Londres el 3 de abril.

Y el lector se preguntará: ¿Por qué tanto tiempo en ofrecernos unas líneas sobre el tema si hace casi más de un mes que lo sabíais? Razón no le falta, como a nosotros excusas: la ‘capi’ british mola bastante, supongo que vosotros tampoco os pondríais a machacar teclado si en su lugar pudieseis dar un garbeo por la zona. Luego estaba la Semana Santa a la vuelta de la esquina, y hay que centrarse en lo que hay que centrarse, porque si no empiezas a relajarte antes, llegas a la playa con esa cara de ejecutivo estresado que no aporta nada a la hora de lucirse al mus o a las palas. Después Puente de Mayo, San Isidro… Trabajar dignifica, pero las vacaciones también, y además molan más. Por último, las cosas hay que probarlas con corrección, rigurosamente, en el mayor espectro de circunstancias posibles, porque si no uno acaba sucumbiendo a los dictados de las notas de prensa enviadas por las marcas, e imaginamos que vosotros para eso os ahorráis los 3,80€ que cuesta la revista. La tercera excusa es la más aburrida, que lástima que a la vez sea la más precisa... Se la vie.

El caso es que a cuatro cuadras de Oxford Circus los de Tom Tom nos colocaron su criatura y planearon un recorrido salpicado de sorpresas para ver que tal respondían nuestras 'patatas': un grupo de ‘indignados’ nos cortaron el paso invitándonos a unirnos a la rebelión (qué ganas madre, qué ganas...), tratando de seguir nuestro camino los amantes locales del nordic walking nos dieron un curso acelerado en plena calle, a continuación partida de bolos, discusión con el responsable de una empresa de taxis y fin de fiesta en un pasaje del terror que concluía en una clase de spinning dirigida de incógnito por la campeona olímpica y mundial, Victoria Peddelton, una de las mejores pistard de todos los tiempos.

Publicidad

El objetivo de tanto trajín era comprobar como el novedoso dispositivo registraba el ritmo cardiaco en todo momento, sin interrupciones (quizás también mofarse de nuestras lágrimas al ver como los dígitos subían sin parar ante una simple escalera… Maldito sea quien inventó lo de “el lunes me pongo”). Fue cachondo, pero se supone que una revista seria (mucho suponer, ya) tiene que testar las cosas con un punto más de exigencia… Así que el firmante, después de trastear y echarse un par de carreritas con el aparato, hizo lo más sensato que se le ocurrió: pasárselo a Javi Moro, Jefe del Área de Material Deportivo de Runner´s World, que además de experto en estas lides viene a ser el que más corre de la redacción. Las conclusiones fueron: “Ha mejorado pequeños detalles respecto a la primera versión. Una grata noticia es que ahora conecta más rápido con los satélites y te ahorra ese tiempo de espera antes de comenzar a correr. El pulso también lo coge rápido, pero tiene que estar colocado en el lugar correcto (justo antes de la apófisis de Cúbito; en cristiano, pelín antes del hueso de la muñeca) y entrar luz entre tu piel y el reloj. En las pruebas realizadas no hemos apreciado que el movimiento del brazo afecte al correcto funcionamiento del pulsómetro. Su cómodo joystick permite cambiar rápidamente la información de la pantalla mientras corres para conocer todos los datos de tu carrera in situ, puedes compararte con entrenamientos anteriores, saber si estás en la zona correcta de entrenamiento o tener más información del recorrido con su nueva función brújula. La carcasa es intercambiable y además se sincroniza por Bluetooth”.

Cuando ya pensábamos que el artículo estaba cerrado nos llevó una pista de por qué Tom Tom es una de las compañías tecnológicas más avezadas; el reloj no había sufrido aún su primer rasguño y el software tenía ya una actualización (hablamos del primero de mayo, día del trabajo, mira que son…): ahora se puede ver el ritmo real de una vuelta mientras se realiza, la frecuencia cardiaca en las pantallas ‘ir’ y ‘pausa’, se ha mejorado la precisión del seguimiento en la cinta de correr y aumentado la duración de la batería del reloj cuando se utiliza la App MySports para dispositivos móviles.

Ahora la pregunta que os estáis haciendo después del plomo que os hemos soltado: ¿Por cuánto me va a salir la broma? Pues lo que vienen siendo 269,95€ (299,95€ si optases por la versión Multisport Cardio, pero esa dejamos que la testen nuestros hermanos de Triatlón, que aquí todos tenemos que comer). ¿Eso es caro o barato? Otra cuestión recurrente formulada por compañeros de kilómetro que sabían que nos traíamos esto entre manos. La respuesta tiene tantas caras como corredores, y nada más lejos de nuestra intención, con la que está cayendo, decirle a nadie si tal cantidad es mucho o poco dinero, pero lo cierto es que comparado con otros dispositivos de prestaciones similares el coste es muy competitivo, incluso bajo si decidimos invocar a la tantas veces nombrada en vano relación calidad-precio. En términos generales que os vamos a contar, el chóped tiene un valor y el Jabugo otro. Con ninguno te mueres de hambre, pero con el segundo el ‘regustito’ es…

Publicidad
Te recomendamos

Participa en nuevo sorteo de Deus ex Machina y puedes ganar este conjunto de tres pre...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Con mejoras en el upper pero manteniendo su tradicional personalidad de rodadora...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...