¿Es bueno participar en carreras con cochecito?

Así fue nuestro test en la San Silvestre Vallecana.
Santos Alfonso | Fotografías de www.nunezimage.com -
¿Es bueno participar en carreras con cochecito?
¿Es bueno participar en carreras con cochecito?

Cada vez son más los padres y madres que se animan a participar en carreras con sus hijos, empujando el cochecito entre la multitud. Existen tantas opiniones como personas, pero lo que es obvio es que el debate está abierto y son muchas las dudas y preguntas: ¿Se disfruta con el carrito en pruebas multitudinarias? ¿Es una buena experiencia para los pequeños? ¿Es seguro para los niños y para el resto de participantes? ¿Es muy duro subir cuestas empujando un carrito?

En Runner’s World, fieles a nuestro espíritu de ofrecer opiniones basadas en la experiencia propia, decidimos enviar a nuestro colaborador José Antonio Jiménez a correr la San Silvestre Vallecana Popular con un Bugaboo Runner en el que viajaría su hijo, de apenas once meses. Esto es lo que sucedió, relatado por el propio José…

EL MONTAJE

“Cuando me lo entregaron, vi las instrucciones para montar el chasis, aunque en este caso ya venía montado. En lo referente al montaje, es muy sencillo. Es suficiente con realizar un giro sobre el eje del carro y ya tienes el chasis preparado. Lo siguiente son las ruedas, y todo es muy cómodo e intuitivo. La delantera es tan simple como la de una rueda delantera de una bicicleta, y aunque no hayas montado nunca alguna, basta con un vistazo rápido al manual y se tardan diez segundos. Las ruedas traseras son aún más sencillas de montar, ya que van con un simple click, así que… ¡Más fácil imposible!

Con el tema de la silla, más o menos como el chasis, ya venía montado, pero es obvio que resulta muy intuitivo, sencillo y cómodo. Dos salientes en el chasis sobre los que introducir la silla, empujas, haces click, y listo”.

Publicidad

LAS SENSACIONES

“Lo primero que me llamó la atención en los primeros entrenamientos fue su ligereza. A pesar de su tamaño no da ninguna sensación de peso. Es suficiente con ponerte a correr y se desplaza prácticamente solo, con el mínimo esfuerzo. Las ruedas tan grandes ayudan a que el carro coja inercia y sea casi un juego de niños.

Otro punto que me llamó la atención fue la amortiguación. Es independiente a cada rueda trasera, y eso hace que apenas notes las imperfecciones del terreno. Y a pesar de que la rueda delantera sea fija (imposible de otra manera, ya que de lo contrario iría "loca"), es posible realizar cambios de trayectoria de forma sencilla. Es obvio que si quieres un cambio brusco, debes levantar la rueda delantera y apoyar sobre las traseras, y de esa forma girar con más comodidad.

Otro punto a favor es que el freno no es una simple maneta, sino una barra a lo largo de todo el apoyo de las manos, lo que permite que puedas soltar una de las dos manos, y así bracear y aliviar la postura semiestática que debes llevar para sujetar el carro.

Cabe destacar también la cincha del manillar para agarrar a la muñeca. En caso de surja algún problema, el carro nunca se irá muy lejos”

LA EXPERIENCIA “CON DORSAL”

“Fue una experiencia maravillosa, la disfruté desde el primer hasta el último metro. El crío iba como un marqués en el carro. Fíjate si iba cómodo que en el kilómetro 7 se quedó dormido y hasta entonces fue completamente alucinado con el bullicio, las luces y la música de la carrera, aunque, como podéis imaginar, eso no fue suficiente para que no se durmiera.

Lo recomiendo absolutamente. Poder disfrutar de una carrera así, con tu hijo de 11 meses, es algo incomparable”.

Publicidad

¿ES AGOBIANTE O PELIGROSO?

"Lo cierto es que no agobia ni es peligroso si se actúa con responsabilidad. En general la gente es muy respetuosa cuando te ve con el carro, aunque siempre haya alguna excepción. Pero incluso se acercaban runners a felicitarme. Como te digo, fue algo estupendo.”

¿SON MUY DURAS LAS CUESTAS?

“Las cuestas abajo no, jaja. Las cuestas arriba, evidentemente, algo más. Al ir con el carrito, no puedes bracear, con lo que tienes que empujar más desde gemelos y los brazos se resienten un poquito. Aunque, como todo, eso con entrenamiento se soluciona. En cualquier caso, con el Bugaboo Runner se va fenomenal”.

¿TE ANIMAN MÁS CON CARRITO?

Sí, por supuesto. Tanto desde fuera como desde dentro de la carrera. A mucha gente le asombra que puedas hacer los 10 kilómetros empujando un carro…

UN CONSEJO

“Sobre todo, recomiendo entrenamiento para ir con el cochecito. Esa es la base de todo. Pero el carro es tan cómodo, que realmente no requiere ningún truco en especial, solo dejarte llevar y disfrutar de una experiencia fantástica, tanto para el padre o madre como para el pequeño” 

Publicidad
Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...