Los calcetines perfectos

No dejes que unos malos calcetines echen a perder tus carreras. Sigue estos consejos para mantener los pies felices y sanos.
Andrew Dawson -
Los calcetines perfectos
Los calcetines son fundamentales en la indumentaria del corredor | iStock

Uno de mis calcetines está del revés. No, no es un error. Por las mañanas, lo último que me pongo son los calcetines y no porque sean la parte menos importante de mi equipo; de hecho, es justo al contrario. Agarro unos nuevos, me pongo uno del revés y el otro correctamente. Es una rareza que hago desde niño, cuando jugaba al fútbol. Justo antes de un partido, me di cuenta de que uno de mis calcetines estaba del revés, pero ya no tenía tiempo para ponérmelo bien. Salí al campo así, igualmente con confianza, e incluso metí un gol. Ganamos.

No soy una persona muy supersticiosa, pero en el fondo de mi mente ese calcetín puesto del revés fue la clave de la buena suerte durante mis jóvenes aspiraciones a una futura gloria futbolística. No salió bien, pero según me hacía mayor y la vida se endurecía, parecía que necesitara más suerte para apañármelas. Así nació mi hábito de ponerme los calcetines al revés. En el colegio, el trabajo, el atletismo y las grandes ocasiones me ponía un calcetín mal y dejaba que la diosa fortuna marcara el camino. Las reacciones que suscitaba mi rareza eran encontradas. Algún experto podría decir que no se trataba de suerte si siempre me ponía los calcetines de esta manera. Y puede que tenga razón. Pero la mayoría de la gente sólo preguntaba por qué lo hacía y luego me miraban con gesto confundido. Unos se reían, otros se burlaban.

En el fondo de mi mente ese calcetín puesto del revés fue la clave de la buena suerte durante mis jóvenes aspiraciones a una futura gloria futbolística.

Entiendo que esas personas no lo comprendiesen. ¡Qué narices! De hecho, yo tampoco. No habría muerto si no lo hubiera hecho. No me protege frente a mis miedos de un apocalipsis zombie. Simplemente, para mí tiene sentido. Mis calcetines del revés son como un arma secreta para sobrevivir a las tribulaciones de la vida. Desde mi primer beso hasta ese momento, vomité siete veces durante un maratón y aun así lo terminé, mi confianza aumentó al saber que llevaba los calcetines como a mí me gusta. Fuera del deporte, me aporta esa sensación de presteza para afrontar el día a día. Es como si este pequeño acto de rebeldía me diera un poco de control cuando en la vida hay de hecho muy pocas cosas sobre las que tenemos control.

Publicidad

Gracias a los años que pasé aprendiendo cómo dominar mi juego con los calcetines, he aprendido un montón sobre este accesorio que muchos corredores consideran una mera ocurrencia tardía. Naturalmente, la zapatilla sigue reinando. Pero la capa entre el calzado y tu pie es parte importante de toda buena carrera. Aquí tienes cómo mantener contentos a tus pies y dar la vuelta a tu juego de calcetines.

EL TEJIDO IMPORTA

Sabemos que tienes en casa unos calcetines blancos de algodón viejos y andrajosos. Es un artículo clásico y barato presente en la mayoría de los cajones. Pero no puede convenir a tus carreras.

El algodón, aunque cómodo para la ropa informal de diario, no casa bien con el rendimiento deportivo. Es un material que no evacúa la humedad, dejando a tus pies encharcados de sudor, lo cual puede causar ampollas, callos y rozaduras.

Esta es la razón de que por qué los mejores calcetines para correr no contienen la palabra ‘algodón’. Busca componentes sintéticos: nylon, polyester, Lycra, spandex o compression. Son materiales que mantienen tus pies secos porque son hidrofóbicos. Esto no signifi ca que tus calcetines tengan pánico al agua; es sólo una forma de decir que repelen la humedad de la piel.

No uses calcetines de algodón; no evacúan la humedad y dejan a tus pies encharcados de sudor, pudiendo causar ampollas y rozaduras.

Los materiales sintéticos no son lo único que debes buscar. También verás componentes como lana, coco, bambú y otros términos naturales en las etiquetas. Son materiales orgánicos y ofrecen varias ventajas. El bambú, por ejemplo, es transpirable y de un tacto similar a la seda o la cachemira. También goza de propiedades antimicrobianas, por lo que tus pies ya no sufrirán de pestilencia.

Publicidad

Se trata de que tus pies merecen algo mejor que unos calcetines de algodón. Ya te compras unas zapatillas de buena calidad, así que ya es hora de que te hagas también con unos buenos calcetines.

TÚ MISMO

Los calcetines han ganado popularidad en los últimos años, dado que son un modo fácil y barato de resaltar tu personalidad de corredor. Ahora puedes escoger entre una gran variedad de colores, longitudes, materiales y estilos. ¿Quieres fi bras naturales? ¿De compresión? ¿Ligeros? ¿Casi ocultos? ¿Tal vez algo más gruesos para una mayor amortiguación? ¿Te gustan esos con dedos para frikies? Tú mismo. Personalmente, no me va desembolsar un pastón por unos calcetines. Un económico pack de seis pares puede durar muchos kilómetros antes de que los tenga que tirar.

Quizá quieras un fogonazo de color para que atraigan las miradas en una carrera. A mí me ocurre lo mismo. Con tantas características para elegir, pensarás que es difícil escoger el calcetín que más te convenga, pero esto ya pertenece al pasado. Tener más opciones aumenta las posibilidades de hallar ese par para ti. ¿Quieres tejido de bambú con dibujitos de pandas? Pues hay un calcetín así.

La clave aquí es la comodidad. Y ésta varía con cada corredor. No puedo decirte exactamente qué puede ser lo mejor para ti, pero sí te digo que a mí me encantan las mezclas de polyester, pues es suave y se ajusta a mi pie. La buena noticia es que los calcetines no son caros, así que no harás saltar la banca eligiendo unos cuantos pares. Comprueba lo que funciona para tus rodajes y, por favor te lo pido, no oses correr con calcetines de algodón. Ni siquiera del revés.

Publicidad
Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...