Cinco años de energía Boost

La tecnología Boost de adidas cumple cinco años
Javi Moro para adidas -
Cinco años de energía Boost
Quinto aniversario Boost

Una de las grandes historias que tiene adidas para este 2018 (porque llegarán unas cuantas más…) es la celebración del quinto aniversario de su exitosa tecnología BoostEl debut, a principios del 2013, llegó de la mano del modelo Energy, siendo una auténtica revolución tanto en la forma de hacer zapatillas en la casa alemana como en el mercado del running. Completamente negra, su malla semi-elástica con refuerzos externos envolvía el pie casi como un calcetín para dejar sentir todo el nuevo potencial que traía este compuesto creado conjuntamente con los laboratorios de Basf. Hace cinco años se empezó a hablar, además de la amortiguación de una zapatilla, de su retorno de energía (de ahí el nombre del primer modelo), porque Boost es tremendamente elástico y recupera rápidamente todas sus cualidades tras el impacto.

La nueva amortiguación era un solo bloque de bolitas unidas, y explotó en el mercado en 2015 gracias a la popularidad de la adidas Ultra Boost y la Yeezy en la moda más casual. La Ultra Boost era el primer modelo con toda su media suela de este compuesto, pero también con talón que dejaba el tendón de Aquiles libre, un upper de PrimeKnit muy transpirable y una suela elástica StrechWeb que trabaja junto con la amortiguación. Nuevas sensaciones bajo los pies. Para este aniversario adidas rinde homenaje a esa primera Energy toda negra con una edición especial de la versión Energy Boost OG, Energy Boost y Ultra Boost LTD que estarán disponibles a partir del 1 de febrero de este 2018.

¿Qué es Boost?

 

Desde el lanzamiento de esta tecnología en 2013, adidas ha estado modificando la cantidad de material que ponía en sus modelos, de manera que combinaban con EVA o aumentaban la cantidad de bolitas para darle más densidad y que sean más estables o tengan más amortiguación. 

Pero el compuesto básico sigue siendo el mismo después de todos estos años, es un material llamado poliuretano termoplástico (o TPU) con el que fabrican cada bolita. Al igual que otros materiales más tradicionales se comprime bajo presión para absorber los impactos, pero la gran diferencia de la tecnología adidas es la capacidad de recuperarse al instante. Al moldear un montón de pequeñas cápsulas y haber micro espacios entre ellas, actúan de manera individual y pueden volver a su forma original más rápido y fácilmente que si fuera una sola pieza. Además, mantiene sus propiedades casi intactas a lo largo del tiempo y apenas sufre variación con las temperaturas extremas. 

Correrás con seguridad y confianza con una zapatilla garantía de amortiguación, durabilidad e impulso.

Galería relacionada

5 años de tecnología Boost