¿Dopaje tecnológico?

¿Deberá tomar la IAAF tomar medidas ante las nuevas tecnologías?
Albert Caballero -
¿Dopaje tecnológico?
¿Dopaje tecnológico?

Se ha hablado mucho, del Breaking 2 de Nike, y Runner’s World tuvo en tan espectacular evento a un enviado especial de la talla de Javier Moro. No añadiré, pues, mucho más al respecto; simplemente afirmar que, para mí, las 2h00:25 de Eliud Kipchoge, aún con las ayudas antirreglamentarias, son la mayor “machada” de la historia del atletismo, por encima, incluso, de los 9.58 de Usain Bolt en los 100 m lisos, los 8,95 m de Mike Powell en salto de longitud, o los 6,15 m de Sergei Bubka en el salto con pértiga. Como, desde la firma de Oregón, les gusta hacer las cosas “On my way” (“A mi manera”, como en el título de la canción de Frank Sinatra), la cabalgada de Kipchoge en Monza no pasará a las tablas de récords de la historia. Para mí, es una lástima, porque si desde la organización del evento se hubieran avenido a “pulir cuatro detalles”, y tal envite a correr un maratón por debajo de 120 minutos se hubiera ceñido a la normativa de la IAAF, ahora muy posiblemente estaríamos hablando de un nuevo récord del mundo de maratón, no digo que establecido en 2:00, pero posiblemente sí en 2h01 ó 2h02.

Para la próxima tentativa, y viendo de lo que es capaz Kipchoge, propongo que el intento se realice en una constante línea recta, cuesta abajo, y con un fuerte viento a la espalda, y, si es preciso, que éste se cree artificialmente. Puestos a imponer “nuevas” reglas, yo propongo que se impongan las que le sean más favorables para el atleta, en aras de romper, “como sea”, la barrera de las dos horas en maratón. En cualquier caso, sí que es de justicia admitir que el Breaking 2 ha llenado páginas de periódicos como pocos eventos atléticos lo hacen, y que, si el dinero es de Nike, la firma deportiva es muy libre de gastarlo como mejor le parezca. Pero yo hubiera hecho las cosas más “legalmente”.

Se ha atribuido buena parte del éxito de Eliud Kipchoge el pasado 6 de marzo en Monza, a dos factores, reglamentariamente, irregulares: el de disponer de liebres “por tandas”, que entraban y salían de la carrera, y a que se le diera el avituallamiento en mano, sin que él tuviera que recogerlo de un punto estático. Ambos factores permitieron robar segundos al cronómetro, pero, en mi opinión se ha analizado poco, reglamentariamente, un tercer factor; las zapatillas que calzó Kipchoge, las Zoom Vaporfly Elite 4%, con el nuevo Zoom X como estrella del modelo de Nike. Se estima, según hemos publicado en éstas mismas páginas, que la mejora en la economía de carrera es de un 4%, respecto a otras dos zapatillas “estrella” de similar rango; las Nike Zoom Streak 6, y las Adidas Adios Boost 2. Lógicamente, Nike, y el resto de marcas, van a buscar la zapatilla que mejor rendimiento ofrezca al atleta, y es normal que indaguen cualquier mejora tecnológica que puedan hallar para tal fín; el I + D existe en todos los sectores, y gracias a él la humanidad disfruta de una mayor calidad de vida, a medida que pasan las generaciones.

Entiendo que la IAAF debería tomar cartas en el asunto, no respecto a Nike, sino respecto a todas las marcas, y establecer una normativa sobre que está permitido, y que no, a nivel tecnológico, a la hora de competir, como se hace, por ejemplo, en los deportes de motor. Hace unos años una firma de bañadores (Arena), puso en el mercado los famosos “Bañadores mágicos” fabricados con poliuretano, que revolucionaron la tabla de récords, batiéndose en los Mundiales de Roma’2009 43 récords mundiales en 31 pruebas, en tan sólo 8 días. La FINA decidió prohibir dichos bañadores, por entender que el material sintético del que estaban compuestos desvirtuaba enormemente la competición, al ofrecer un alto índice de flotabilidad. En mi opinión, hay que velar para que la tecnología avance, sí, pero sin que ésta “adultere” exageradamente el esfuerzo humano. Si no, al final, acabaremos corriendo todos con “zapatillas-muelle”.

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Asics celebra el 25° aniversario de la querida y muy conocida GEL-KAYANO con algunos...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...