¿Cómo funciona un GPS para corredores?

El gadget más usado por los runners.
runners.es -
¿Cómo funciona un GPS para corredores?
¿Cómo funciona un GPS para corredores?

Tenemos en nuestras manos, y en un formato muy compacto, un Sistema de Posicionamiento Global (GPS) desarrollado por el Departamento de Defensa de EE.UU. en los 60. En nuestro caso, es de gran ayuda para saber a qué ritmos corremos, qué distancia realizamos y por dónde... si tenemos la paciencia de observar los mapas que nos ofrecen los sitios web de las marcas. Esta herramienta nos tiene que servir de eso, de ayuda, porque no es un sistema totalmente preciso, ya que depende de distancias, tiempos y obstáculos entre los satélites que intervienen y nosotros desplazándonos por diferentes lugares. Te contamos cómo funcionan y lo último que hay en el mercado.

Cada vez son más los corredores que utilizan relojes con GPS para entrenar y competir. La cantidad de información que aporta al corredor le es de gran utilidad tanto en el momento de entrenar o competir como posteriormente para analizar el trabajo realizado. La incorporación de la tecnología GPS en los teléfonos móviles ha hecho que ésta se use con total normalidad en nuestra vida cotidiana. Pero no es menos cierto que, además de que se trata de un sistema que nos da nuestra posición vía satélite, poco más se sabe. Seguro que los usuarios de este tipo de reloj se han visto en la situación de terminar una carrera y comprobar que la distancia que marca el reloj no corresponde a la distancia de la carrera o, al entrenar con compañeros que también llevan relojes con GPS, comprobar que el ritmo que les marca a ellos es diferente al nuestro o que al acabar el mismo rodaje, la distancia que marcan los relojes es distinta. Estos sólo son algunos ejemplos en los que podemos ver que la precisión de nuestro GPS es limitada. El objetivo de este artículo no es explicar el funcionamiento del sistema GPS, sino explicar de la forma más sencilla posible los principales motivos que afectan a la precisión de los relojes con GPS y por qué los datos que obtenemos, aunque son muy buenos, no son exactos.

Son varias las causas por las que la precisión del GPS se ve afectada. Hay factores propios de la tecnología, así como factores externos a ésta. De todos ellos, nos centraremos en uno de cada uno de estos orígenes: propio y extermo a la tecnología. Para hablar del factor relativo a la tecnología es necesario referirnos al funcionamiento del sistema. Como indica el acrónimo GPS, éste es un sistema de posicionamiento por satélite. Los satélites transmiten 2 señales (los más nuevos, 3) que atraviesan la atmósfera y son rastreadas por los receptores GPS. Con estas señales, los GPS pueden calcular la distancia a los satélites y, como la posición de éstos es conocida, por triangulación se puede conocer la nuestra. Es importante resaltar que la diferencia entre dispositivos de mano (relojes GPS, teléfonos móviles, navegadores de mano, etc.) y los de alta  recisión estriba en la forma en que usan las señales para calcular la distancia a los satélites.

Publicidad

LA REGLA DE MEDIR

A diferencia de los GPS de alta precisión, los GPS de mano sólo utilizan una señal para calcular nuestra posición. Dentro de esta señal viaja un código binario que se repite cíclicamente y que nuestro GPS también reproduce al mismo tiempo. Es como si dentro de la señal emitida por el GPS viajase una canción que se repite y, en nuestro receptor GPS, al mismo tiempo, se repitiese la misma canción. Como la señal viaja atravesando la atmósfera, cuando nuestro GPS la captura, al comparar la canción (código) recibida con la que se reproduce en el GPS vemos que la sincronización no es exacta. Nuestro GPS calcula cuánto tiempo hay que desplazar la canción (código) recibida desde el satélite para que coincida con la misma canción reproducida en el receptor y, multiplicando por la velocidad de la luz, calcula a qué distancia está el satélite. Este código es la ‘regla’ de medir que utiliza nuestro GPS para calcular la distancia. La resolución de esta ‘regla’ es lo que limita la precisión de nuestra posición y, por lo tanto, los datos que nos da nuestro GPS. Un sencillo ejemplo nos ayudará a entenderlo:

Si para medir una cierta distancia utilizamos una regla con una resolución de 1 metro y la misma distancia la medimos con una regla con resolución de 1 centímetro, la distancia medida con la regla de 1 metro será bastante buena pero menos exacta que la distancia medida con la regla de 1 centímetro. Esto es lo que sucede con nuestros GPS de mano: nos dan una precisión muy buena, pero con la ‘regla’ que utilizan para medir la posición no podemos esperar que nos dé nuestra posición exacta. Es difícil determinar exactamente la precisión de nuestro GPS ya que también se ve afectado por más factores, pero en condiciones favorables está alrededor de los 15 metros. Para mejorar esta precisión, muchos GPS de mano tienen la capacidad de recibir unas correcciones vía satélite que les permite mejorar la precisión inicial hasta los 5-10 metros. Seguro que al configurar los dispositivos GPS te has encontrado con la posibilidad de activar una opción con el nombre EGNOS (para Europa) o WAAS (para EE.UU.) que son los sistemas que nos permiten mejorar la precisión.

REBOTE DE LA SEÑAL

Hay factores externos al propio sistema GPS que afectan a la precisión. Las condiciones de uso ideal del GPS las encontramos en sitios donde tengamos un horizonte despejado en todas direcciones, sin obstáculos que se interpongan en el camino de la señal del satélite hacia nuestro GPS. Pero esta situación idílica se da en pocas ocasiones y mucho menos cuando corremos por las calles de nuestra localidad o por bosques rodeados de árboles. Los edificios, los árboles y nuestro propio cuerpo son obstáculos en el camino de la señal contra los que rebotan, aumentado el recorrido real de la señal del satélite hacia el GPS.

La determinación de nuestra posición por nuestro GPS se ve afectada por estos dos factores fundamentales, pero hay otros. Es por ello que cuando nuestro GPS calcula la  distancia que recorremos, éste cálculo no es exacto, aunque sí muy bueno. Generalmente, la distancia que obtenemos de nuestro GPS es mayor a la real. Por ejemplo, en el último maratón de Barcelona celebrado muchos corredores comentaron que la distancia que marcaba su reloj era mayor a los 42,195 metros del maratón. Esto es debido a que, de las tres coordenadas que determinan nuestra posición, la altura es la que el GPS determina con menor precisión. En la imagen (izquierda) podemos ver que esta menor precisión en la altura, hace que la distancia final medida por nuestro GPS sea mayor.

Publicidad

A la hora de afrontar los entrenamientos, hay dos recomendaciones a tener en cuenta: una para cuando hagas series y otra para competiciones. Cuando realices series por distancia (de 200, de 500, de 1000 metros, etc.), intenta hacerlas en un circuito que sepas que está bien medido o en una pista de atletismo y utiliza el reloj como un cronómetro. Y en carreras, si éstas tienen la distancia homologada, procura guiarte por los puntos quilométricos marcados por la organización para calcular tu ritmo de carrera.

David Gómez es Ingeniero Superior en Geodesia, Cartografía y Topografía

ALTA FRECUENCIA

No toda la información que nos proporciona un GPS se queda en el aire. Bien utilizados, estos relojes nos deben ayudar a controlar nuestros días corriendo, para que te conozcas más, entrenes de forma más correcta y saludable o para pulir un poco más tus límites. La mayoría te ayuda a poner límites por encima o por debajo a los parámetros que ofrecen. Busca cuál es el que mejor encaja con tus necesidades o atrévete a empezar a correr con uno.

Publicidad
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Asics celebra el 25° aniversario de la querida y muy conocida GEL-KAYANO con algunos...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...