Análisis / New Balance 860 v7

Estable y firme para correr a diario
Javi Moro -
Análisis / New Balance 860 v7
Análisis / New Balance 860 v7

Siete versiones avalan a esta New Balance de estabilidad, porque la 860 v7 es un modelo para las pisadas pronadoras.

La nueva versión presenta significativas novedades, y la más destacada para tu rendimiento es la nueva composición y diseño de su media suela. En esta séptima renovación la espuma es una mezcla de sus dos anteriores tecnologías, Abzorb y Acteva, denominándola Trufuse. Con esto consiguen buena firmeza en su densidad y buena amortiguación en toda la superficie bajo tus pies. Además, en la cara interna presenta una zona más dura (desde el talón hasta la mitad de la zapatilla) que es lo que da soporte a tu pie cuando rota hacia el suelo en pronación. A esta parte más dura le han mejorado el diseño con unos pequeños salientes a modo de contrafuerte, lo que hace que sea más amplio y seguro. Y para hacer que tu pie vuelque menos hacia el interior, en el la cara externa del talón crean una pequeña angulación, y asimetría, para favorecer un aterrizaje en el suelo más suave y minimizar el movimiento de pronación (siempre y cuando talones).

La parte superior está bien construida para sujetar suficientemente el pie y ayudar en el soporte para el exceso de movimiento y crear un espacio cómodo para poder recorrer muchos kilómetros. El talón es rígido pero no molesta. Y toda la malla ventila muy bien el pie. Si tiras bien de los cordones sentirás bien cómo envuelve tu empeine de manera segura, pero sin ningún punto que moleste.

La suela también es nueva, con diseño de óvalos y cinco grandes piezas bien separadas por profundas ranuras que mejoran su movilidad. Tiene un buen grosor en tu gomas para alargar la durabilidad y no impide el movimiento.

La mayor pega está en la poca flexibilidad de su parte delantera, pero esto favorece que sea más estable, y cuando corres con ella tampoco molesta. Pero si que es verdad que es una zapatilla a la que hay que acostumbrase un poco, ya que no la empiezas a coger el gusto hasta que llevas unos cuantos kilómetros con ellas. Tampoco es un problema, pero como la tendencia ahora es que todo resulte cómodo y blando desde el inicio, ya se hace raro que una zapatilla sea más dura, pero funciona bien, que es lo que se espera y buscas de ella.

El drop es de ocho milímetros, y ahora el pie se coloca un poco más cerca del suelo, ganando así más estabilidad también.

Pesa 326 g (H) y 272 g (M)

Es una buena opción para corredores de no mucho peso y con una pronación moderada.

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Asics celebra el 25° aniversario de la querida y muy conocida GEL-KAYANO con algunos...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...