VÍDEO | Análisis de las New Balance Fresh Foam Vongo

Máxima estabilidad, agarre, ligereza y amortiguación para tus entrenamientos diarios.
Hunter S. y Javier Moro -
VÍDEO | Análisis de las New Balance Fresh Foam Vongo
VÍDEO | Análisis de las New Balance Fresh Foam Vongo

Correr con la New Balance Fresh Foam Vongo se convierte en otro concepto de lo que normalmente conocías o creías de una zapatilla de estabilidad. 

En un gran ejercicio de diseño de la media suela, New Balance ha conseguido mediante sus geometrías inteligentes y más anchura en su superficie, que el Fresh Foam (ocupa toda la media suela) sea más suave por la cara exterior y más denso por el interior, lo que ralentiza la velocidad rotación del pie y disminuye el grado de pronación. A esto también ayuda el profundo surco que va desde el talón hasta casi la zona de metatarsos. Y todo esto sin los clásicos añadidos más duros y pesados que suelen tener este tipo de zapatillas.

La densidad del Fresh Foam ha aumentado un poco (de 60 a 70) para ganar consistencia, pero no resulta dura cuando corres. De hecho, cuando quieres ir rápido esto ayuda a pasar menos tiempo con el pie pegado al suelo. Y al tener 4 milímetros de drop (la caida del talón a la punta) ayuda a que la pisada sea con la parte media con una frecuencia más alta. 

Es cómoda, es estable y todos los kilómetros que hemos hecho con ellas nos da que pensar que su amortiguación trabaja bien en largas distancias. También nos gusta su suela, agarra muy bien por los caminos debido a todos esos taquitos que sólo fallan por las aceras pulidas y mojadas.  

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...