48 horas y… ¡Behobia!

Fernando Ibarreta, uno de los miembros más reconocibles de la organización, nos cuenta cómo se viven las horas previas a la gran fiesta y nos adelanta algunas novedades de 2019.
Alberto Hernández -
48 horas y… ¡Behobia!
Fernando Ibarreta, miembro de la organización de la Behobia | Jaime de Diego

El Club Deportivo Fortuna es el artífice del milagro. Cada segundo domingo de noviembre regala a los amantes del coleccionismo de zancadas un oasis de inspiración, una carrera de culto, un reducto de sofisticada tradición en medio de la más absoluta modernidad. Behobia-San Sebastián extiende su encanto mucho más allá del tramo asfaltado que fusiona la frontera de Francia con el Boulevard donostiarra. Uno de las caras más conocidas en su enjambre de incansables currantes es Fernando Ibarreta, productor ejecutivo. En el trajín de reuniones y llamadas de teléfono a horas intempestivas, recibe una de Runner´s World.

Suponemos que a pierna suelta y muchas horas no estáis durmiendo…

Todo el bacalao está vendido, pero ahora es cuando debes poner todas las piezas en su sitio, y son miles de piezas. Con que una no encaje te crea un problema. La mayor complejidad es que la carrera empieza en un sitio y termina en otro (cortando una carretera nacional) y toda la apuesta en escena tenemos que llevarla a cabo en un plazo de doce horas, desde las cuatro de la mañana hasta las cuatro de la tarde.

A dos días del pistoletazo de salida, ¿cuáles son las preocupaciones del equipo organizador?

Que no falte nada, que ningún material vaya a un sitio equivocado… Los peligros del directo motivados de una puesta en escena tan corta. El montaje en sí son 5 horas a saco. Cuando voy a algunas carreras grandes siento envidia del margen que tienen, muchas hasta 48 horas… Eso debe dar bastante tranquilidad porque hay un cierto margen de maniobra. Nuestro margen de maniobra es cero.

¿Cuál sería vuestra Behobia soñada?

Que hubiese un tiempo fabuloso para correr, soleado y fresquito. Siempre se hace Behobia el segundo domingo de noviembre y eso en Guipúzcoa significa que generalmente sopla viento sur, que da lugar a temperaturas más altas de lo normal, lo que supone un peligro para el corredor… Aunque hemos tenido de todo, recuerda 2009, con la ciclogénesis explosiva… No pudimos montar ni el arco de meta.

De todos los socios y trabajadores del CD Fortuna, ¿cuántos están implicados en la Behobia-San Sebastián?

A nivel profesional, un equipo de cuatro personas todo el año, combinando también con otras tareas del club, pero esencialmente la carrera. A partir del 1 de septiembre se incorporan 6 personas al equipo de producción. El 1 de octubre se suman otras 20 personas. Desde el 1 de noviembre hasta el día de la carrera contamos también con los voluntarios: llegamos a tener 1.800.

Me gustaría que ganase Iraitz Arrospide, que es guipuzcoano y correrá con los colores de la Real Sociedad.

¿Qué tendría que suceder el domingo para que estéis 100% satisfechos?

Que no se produzca ningún percance desagradable y que haya pocas intervenciones sanitarias. A nivel deportivo me gustaría que ganase Iraitz Arrospide, que es guipuzcoano y correrá con los colores de la Real Sociedad.

Publicidad

¿Alguna recomendación especial de última hora para los más de 30.000 inscritos?

Se esperan máximas de 18 grados y nosotros, entre 15 y 20 grados, activamos la alerta naranja a nivel sanitario. Recomendamos más que nunca que no se mire el reloj, que se vaya a disfrutar la carrera y no a luchar contra el crono. Si pasáramos sobradamente de 20 grados se activaría la alerta roja, la máxima precaución, cuestionándonos incluso eliminar el cronometraje oficial para evitar la competitividad extrema. Hablamos de situaciones de 28-30 grados.

Tratando de ser objetivo (y sabiendo de antemano que es imposible), ¿qué es lo que tiene Behobia que la hace tan querida entre los parroquianos del pantalón corto y la camiseta de tirantes?

Después de tantos años se ha erigido como la reina de las populares. Es una fiesta del running. Nosotros la ‘fabricamos’ con ese pensamiento, que la gente disfrute. Por supuesto que está el tema élite, pero eso es para unos pocos elegidos. También la hace especial la cantidad de gente que anima a ambos lados de la carretera, más de 60.000 personas. Nosotros como organización echamos el resto, pues el 100% de lo recaudado se dedica a la producción, a que la gente esté a gusto.

Hablemos de las novedades más importantes de esta edición.

La gran diferencia con respeto a años anteriores es que la Feria del Corredor se traslada en FICOBA, en Irún, a menos de un kilómetro de la salida. Es un recinto espacioso (5.000 metros cuadrados) donde Behobia por fin va a tener la feria que merece. Una cosa curiosidad: adidas va a poner el stand más grande de su historia en España.

La cantera la cuidáis a tope…

El programa de actividades arranca el sábado con la Behobia Txiki, que lleva casi una década celebrándose. Corren chavales desde 0 años a 14 años, más de 3.000 niños y niñas. El domingo tenemos la Behobia Gazte (joven en euskera), para chavales de 14 a 16 años (a partir de esas edad ya pueden correr la carrera absoluta), de 4 km, los últimos del recorrido de la prueba grande, desde el barrio de La Herrera hasta el Boulevard.

Publicidad

Sabes que esto no para… Aun no se ha celebrado la prueba en 2018 y… ¿Qué tenéis en la cabeza para 2019 y ediciones venideras?

2019 es súper especial, se cumplen 100 años de la primera Behobia. Fue 1919. Luego se celebró con interrupciones hasta 1978. Desde entonces ya no hemos parado hasta hoy, es decir, cumplimos 40 años seguidos (aunque desde 1919 hemos hecho ediciones en todas las décadas; llegaremos a las 55 ediciones el año que viene).

¿Quiénes son los hombres y mujeres a seguir en la parte noble de la multitud?

En mujeres las dos claras favoritas son la canaria Aroa Merino, ganadora de las dos últimas ediciones, y Diana Martín, la que fuera medallista europea en 3.000 metros obstáculos (Zúrich 2014) que está apostando fuerte por la ruta. Entre los chicos está el trío formado por el claro favorito, Jaume Leiva, que viene de hacer un ‘marcón’ en el Medio Maratón de Valencia. Junto a él Iván Fernández, que debuta en la carrera, e Iraitz Arrospide, tercero el año pasado y que esta temporada tiene una ilusión enorme por mejorar aquella actuación. Luego siempre hay algún tapado. Aquí no se paga a nadie, el que viene es porque quiere: el premio de la Behobia es el honor de ganar la Behobia.

Es habitual ver rostros conocidos de otros ámbitos diferentes al atlético entre los miles de participantes, ¿Nos puedes chivar algunos de los que vayan a correr este año?

La gente del arte, la cultura, la música… son habituales. Tenemos una acción para fomentar la investigación del cáncer de pulmón y se han sumado a ella varios miembros de La Oreja de Van Gogh, Mikel Erentxun, los futbolistas Xabi y Mikel Alonso, y también el que fuera capitán de la Real Sociedad hasta la pasada temporada, Xabi Prieto.

Nada más recoger la última valla el domingo, ¿cuál es el primer paso que se da de cara a la siguiente edición?

Solemos retomar ideas que quedaron en el tintero, se analiza cómo ha ido la carrera y se estudian los puntos débiles para mejorar. En 2019, por lo que te he dicho antes, tendremos que pensar en algo muy especial.

Publicidad

Os hemos visto en muchas carreras españolas y extranjeras tomando notas para mejorar vuestro producto… ¿De cuáles habéis aprendido más?

Sin lugar a dudas de la Varvet, el Medio Maratón de Gotemburgo, la mayor prueba de 21,97 km del mundo, con 70.000 participantes. Para nosotros es la mejor organizada y además está producida por un club deportivo, por lo que tiene muchas afinidades con nuestra idiosincrasia.

¿Crees que el participante entiende el trabajo que hay tras una prueba como la vuestra?

Sí. A ver, como siempre hay un porcentaje que pensará que esto es coser y cantar, que todo es gratis, que hay que hacer cuatro cosas… Es gente sin mucho conocimiento de lo que es un evento deportivo. Todo cuesta dinero, y requiere de muchos esfuerzos para conseguirlo. El primero lo hace el corredor comprando el dorsal y luego hay que buscar patrocinadores para hacer rentable la carrera, que obviamente genera excedente; el 100 % del cual, como he dicho antes, se dedica a satisfacer al corredor y cumplir con la misión del CD Fortuna: que la gente haga deporte (que los chavales puedan viajar, que haya para comprar camisetas, balones, palas de pin pon, tablas de pádel surf).

Vuestro objetivo con el público femenino es ambicioso… ¿Estáis satisfechos de cómo van las cosas?

En estos momentos llegamos casi al 25% de participación femenina y, como objetivo a largo plazo nos hemos marcado la paridad total en el 2025. Creemos que vamos en el buen camino, hemos subido un puntito con respecto al año pasado… pero estamos a años luz del mundo anglosajón, donde hace ya tiempo que alcanzaron la paridad. Durante los siguientes años haremos acciones concretas para incrementar claramente nuestro números.

Para terminar, un tema que siempre está en los corrillos atléticos más selectos… y frikis. Que si 19,9 km, que si 20,5 km, que si… ¿Cuánto mide realmente la Behobia-San Sebastián?

20 kilómetros exactos. Cada año movemos la salida, según se hagan obras o haya intervenciones en el recorrido, para que salga esa distancia. Luego, claro, cada uno piensa que mide lo que dice su GPS…

Publicidad

Galería relacionada

Behobia San Sebastián 2017

Te recomendamos

Participa en nuevo sorteo de Deus ex Machina y puedes ganar este conjunto de tres pre...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Con mejoras en el upper pero manteniendo su tradicional personalidad de rodadora...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...