Categoría Máster

El editorial del número 187 de nuestro director.
Álex Calabuig -
Categoría Máster
Categoría Máster

Hace muchos años, cuando yo rondaba las catorce primaveras, se lo escuché a mi profesor de Educación Física, Antonio Postigo: “No entiendo por qué en España nos llaman veteranos, sería mucho mejor que a los corredores de más de 40 años nos incluyeran en una categoría llamada Máster, como hacen en Estados Unidos. Lo de veteranos suena algo despectivo”. Hoy, 30 años después, por fin se cumple su sueño.

Lo cierto es que la palabra máster proviene de magister, que en latín significa maestro y a muchos de los que hace años abandonamos la categoría sénior nos parece una decisión acertada que se nos cambie la denominación. Por cierto, el plural de máster es másteres, no masters, aunque tengo la sensación de que va a costar que se emplee correctamente.

Este cambio formal va unido a otro esencial, y es que el mundo ha cambiado mucho en las últimas décadas y un atleta máster ya no tiene nada que ver con lo que era hace cuarenta años. Para empezar, la categoría M35 desvirtuó el panorama. No hay que olvidar que el primer hombre que bajó de 2:04 en maratón fue Haile Gebrselassie, que con 35 años corrió en 2:03:58. ¿Era un atleta veterano? Estaba en su plenitud y aún lejos de su decadencia como corredor “sénior”.

Publicidad

Según escribo estas líneas el británico Anthony Whiteman, con 45 años, ha corrido los 800 metros en 1:49.86. ¡Alucinante! Y en las pruebas de velocidad conocemos casos asombrosos. El año pasado Kim Collins, con 40 años, recorrió los 100 metros en 9.93, mejor marca personal y un crono que este año le hubiera servido para lograr la medalla de plata en el Mundial de Londres, tras Justin Gatlin. Y la legendaria Merlene Ottey, con 40 “tacos” y viento en contra de -1.2 m/s asombró al mundo con su marca de 10.99 en el hectómetro. Con 50 años seguía corriendo en 11.67.

En España hay decenas de casos fascinantes, como los de Aurora Pérez, Manuel Rosales, Loles Vives, Sergio Fernández Infestas, etc. Actualmente me emociona ver competir a Manuel Alonso (81 años), logrando registros excepcionales en los 800 y 1.500 m, y estoy deseando ver la próxima aparición de Valentí Huch (97 años), un hombre que demuestra que una mente activa y llena de sueños puede llevarnos mucho más lejos de lo que nos imaginamos. Fijémonos en Ed Whitlock, fallecido este año, pocos días de cumplir los 86, que fue capaz de bajar de 3 horas en maratón (2:54:48) con 73 años y cinco meses antes de fallecer logró bajar de 4 horas (3:56:38) con 85.

Nunca pienses que estás mayor. No pongas excusas. No tienes la presión de realizar grandes marcas, pero sí la posibilidad de respetar a tu cuerpo y mantenerlo activo durante toda tu vida. Camina, corre, estira, trabaja la fuerza y cuida tu alimentación. Puede que ahí resida el secreto de la felicidad.

Publicidad
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...